Porotos: resultados y perspectivas

Resultados 2001/02 Las siembras de porotos de la última temporada cubrieron un total de 28.190 ha, según cifras del INE. Esto significó una disminución de 21% respecto a la temporada anterior y se materializó así la menor área de cultivo de esta especie de los últimos setenta años.Como lo revela el gráfico 1, esta disminución se originó exclusivamente en una fuerte caída en la superficie destinada a variedades de consumo interno, las que antes de las siembras estuvieron afectadas por precios extremadamente bajos que comenzaron a observarse desde comienzos de 2001, en especial en el caso de los porotos Tórtolas, que son los de mayor volumen de comercialización en el país. Las cifras revelan que la siembra de este tipo de porotos tuvo una caída de 35,6% respecto al área cultivada en la temporada anterior, no obstante lo cual estas variedades de consumo interno todavía continuaron representando casi el 80% del total cultivado con la especie. En tanto, hubo una significativa alza de las siembras de porotos de exportación, los que llegaron a cubrir poco más de 6 mil ha, recuperándose del período fuertemente deprimido de 2000/01 y ubicándose en una situación similar a la de hace dos temporadas. Esto, aun cuando permanecieron bastante lejos de los niveles que alcanzaban a mediados de la década pasada, cuando las siembras de porotos de exportación en Chile cubrían siempre sobre 10 mil ha y muchas veces sobrepasaban las 20 mil ha. Sobre este último particular cabe recordar que el mercado externo para los frejoles de exportación chilenos evidenció una condición de abundancia de suministros en los últimos años, lo que incidió en una fuerte depresión de sus cotizaciones internacionales, especialmente hacia fines de los noventa y comienzos del 2000, en particular en el caso de los porotos negros. Esta condición deprimida del mercado de los porotos de exportación, que prácticamente se prolongó hasta marzo del año pasado, afectó fuertemente las siembras de la campaña 2000/01. Por ello, a pesar del aumento reciente de sus siembras, aún permanecen en un nivel relativamente bajo de actividad. Respecto a la evolución de los precios de algunas variedades significativas, la información disponible indica que durante el año 2001 hubo una situación más o menos generalizada de precios deprimidos, principalmente en el caso de los porotos para consumo interno. Los valores registrados para porotos Tórtola que se muestran en el gráfico 2 revelan que durante el año pasado bajaron a niveles de casi la mitad de los del año anterior, registrándose las cifras más bajas desde hace a lo menos diez años. Otras variedades de consumo interno en general también presentaron bajos precios durante el año pasado, como consecuencia de la abundancia de suministros prevaleciente en el mercado a raíz de la cosecha del año anterior, que fue relativamente voluminosa. No obstante, a comienzos del 2002 y particularmente después de la última cosecha, comenzó a notarse un repunte apreciable de estos valores, evidenciando esto una situación de mayor equilibrio en el mercado. La razón de tal comportamiento sería la menor oferta de este tipo de porotos que se prevé para el resto del año 2002, que redundará en una significativa reducción de las existencias acumuladas que perturbaban el comportamiento de los precios. Al respecto cabe resaltar que la baja cosecha de este año se atribuye no sólo a las menores áreas cultivadas ya señaladas, sino también a las abundantes lluvias que se registraron a fines de febrero en las zonas productoras, que afectaron tanto a la calidad como a los rendimientos de este cultivo. Por todo ello la condición de equilibrio actual es bastante más estrecha entre oferta y demanda y repercute, consecuentemente, en un mejoramiento de los precios, en especial respecto a los valores extremadamente bajos registrados en el año anterior. Respecto a las variedades de exportación, se advierte cierto repunte de sus precios durante el año 2001, observándose, además, que en este último tiempo sus valores promedios se han situado en torno a los $ 300 por kilo, cifra bastante atractiva para el rubro. Este comportamiento se explica principalmente porque, al igual que en el mercado doméstico, se ha apreciado una condición de mayor equilibrio en el mercado internacional, donde la situación de abundancia del año 2000 dio paso a una de mayor estrechez de oferta más recientemente. En el caso de los porotos negros que se consumen en varios países de América Latina, esto estaría ocasionado principalmente por una baja de suministros de importantes países productores, como Argentina y Brasil, el primero de los cuales es también el principal proveedor en esta parte del mundo.Conviene recordar que las exportaciones del último año fueron de sólo 8.978 toneladas, inferiores en 3% y 8,5% a los ya bajos niveles de los dos años precedentes, respectivamente. Esto, a pesar de que el precio medio de exportación se recuperó en un 37%, al pasar desde US$ 318 por tonelada en 2000 a US$ 436 por tonelada en 2001. Una razón importante de dicha disminución de exportaciones del año pasado fue la baja disponibilidad de producto que hubo para este fin, debido a las siembras fuertemente deprimidas de este tipo de porotos que se registraron en la temporada 2000/01, como se puede comprobar en el gráfico 1. Sobre este mismo particular cabe mencionar, además, que recientemente se han observado compradores de porotos de exportación a precios bastante atractivos que no han podido juntar los lotes requeridos por sus clientes, lo que indica la baja disponibilidad de producto no sólo en Chile, sino que también de otros proveedores, particularmente Argentina.Los pronósticos del mercado para el resto del año 2002 indican que los precios de los porotos de consumo interno deberían seguir mejorando, especialmente teniendo en cuenta el bajo nivel de abastecimiento que se obtendrá tras la caída de la cosecha de la reciente temporada y considerando, además, que las existencias acumuladas de temporadas anteriores estarían virtualmente agotadas. La recuperación de precios podría inducir un repunte de las siembras durante la temporada 2002/03, previéndose que, en la medida que no sobrepasen significativamente las 25 mil ha, el mercado podrá mantenerse relativamente equilibrado.En cuanto a los porotos de exportación, también se prevé un incremento de áreas de cultivo por los mayores precios observados recientemente. No obstante la expectativa de que estos continúen prevaleciendo por un tiempo relativamente prolongado es más incierta, teniendo en cuenta que sus valores dependen fuertemente de la situación productiva que se registre en Argentina y Brasil, sobre la cual, por ahora, prácticamente no hay información.

Related items

Informe de temporada del sector agropecuario y forestal. Resultados de 1998/99 y perspectivas para 1999/2000
Autor(es):
Gámez B., María Eugenia
Fecha de Publicación:
Primer Semestre 1999
Resultados y perspectivas de la temporada agrícola para leguminosas de grano seco
Autor(es):
Banfi P., Silvio
Fecha de Publicación:
Junio 2004
Informe de temporada del sector agrícola chileno: resultados del año agrícola 1998/99 y perspectivas para 1999/2000
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Segundo Semestre 1999