Informe mensual de la política agraria

Thumbnail
Issue Date:
2003-08-08
estudiosArtículos

Durante el mes de julio de 2003 el debate agrícola estuvo centrado en varios temas de carácter macrosectorial, entre los que destacan los impuestos específicos vinculados a la reforma tributaria, la postergación de los reavalúos agrícolas, y quizás el más importante, la aprobación por EE.UU. del TLC con Chile. También ingresó al Parlamento el proyecto de ley que modifica el sistema de bandas de precios, el que finalmente fue aprobado a principios del mes de agosto. Por otra parte, en el período se realizaron importantes seminarios orientados a precisar estrategias y los programas de trabajo público-privado en los rubros de arroz, leche y miel, a los que se suma un evento análogo realizado hacia fines de junio en el rubro de carne bovina. Exactamente con una semana de diferencia el Congreso de EE.UU. aprobó el TLC con Chile. En efecto, el pasado 24 de julio la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el TLC con Chile con 270 votos a favor y 156 en contra y el 31 de julio fue aprobado en el Senado por 66 votos a favor y 31 en contra. Terminado el proceso legislativo en EE.UU. sólo resta que el presidente George W. Bush firme el acuerdo, lo cual debería ocurrir dentro de la primera quincena de agosto. Este el TLC debe ser aprobado por el Congreso de Chile, lo cual se espera que se materialice en agosto en la Cámara de Diputados y en septiembre en el Senado. De este modo, el pacto comercial podría empezar a funcionar desde el 1 de enero de 2004. La firma de este TLC también debe entenderse como un desafío a las empresas privadas de nuestro país ya que para aprovechar las oportunidades que se abren, deberán lograr avances sustanciales en su capacidad de innovación, productividad y competitividad. Además, deberá mejorar la capacidad de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto en lo cual el gobierno tendrá la importante tarea de promover cambios de fondo que favorezcan el comercio exterior nacional, mantener la estabilidad macroeconómica, mejorar la eficiencia de las instituciones públicas e impulsar políticas de apoyo a los sectores que lo requieran para insertarse adecuadamente a esta nueva realidad. Este acuerdo con EE.UU. prevé la eliminación inmediata de aranceles del 87% de los productos nacionales que se exportan a ese país mientras que el 13% restante se desgravará en un plazo de 12 años y le permitirá a nuestro país acceder a un mercado de 280 millones de personas de alto poder adquisitivo. Se estima que cuando el TLC esté en pleno funcionamiento podría generar un aumento del PIB nacional entre un 0,5% y un 0,7%. El evento sobre el arroz, organizado por la Fundación Chile, se realizó en Quinamávida, VIII Región, el día 24 de Julio y asistieron alrededor de 60 participantes, entre productores, representantes de empresas comercializadoras, molineros y funcionarios públicos. En esta ocasión se realizaron diversas exposiciones de expertos y los temas centrales fueron variedades, mercados, competitividad y posibilidades de exportación. Esta reunión sirvió para fortalecer la estrategia de desarrollo de la competitividad del arroz nacional, aprobada en la Comisión Nacional del Rubro (instancia de trabajo y coordinación entre el sector público y privado). Dicha estrategia se basa en un programa que tiene como puntos centrales el mejoramiento de variedades, una adecuada investigación y transferencia tecnológica (rice check) y un mejor aprovechamiento de instrumentos de fomento, tales como el Programa de Recuperación de Suelos Degradados y la Ley de Riego para alcanzar mejoras en los rendimientos y en la calidad de la producción. Es importante destacar que una de las principales actividades que ha permitido avanzar en un programa de desarrollo del rubro fue la gira realizada en marzo de este año a Australia, país de similares condiciones agroecológicas al nuestro y donde fue posible observar la tecnología, la estructura de la industria arrocera y las variedades cultivadas. En síntesis, los elementos que han contribuido al éxito del sector en el país oceánico. Las mejoras en la coordinación entre productores y molineros se han reflejado en los acuerdos alcanzados respecto a la modificación del decreto 297, referente a origen, y en la modificación a la norma INN sobre rotulaciones; es lo que ha permitido plantearse importantes desafíos en la producción e incluso en la exportación del producto. En el marco del trabajo desarrollado por los integrantes de la Mesa Apícola, instancia de coordinación constituida por el Ministerio de Agricultura y compuesta por los diferentes actores del rubro apícola, se organizó el Primer Simposium Apícola Nacional, que se realizó en Puerto Varas los días 20, 21 y 22 de julio del presente año. Paralelamente también se llevó a cabo la Feria APIEXPO 2003 que contempló la exposición de stands de productos y servicios apícolas, paneles temáticos y degustaciones. Este evento contó con la participación de más de 900 personas, lo que refleja el interés de todos los actores relacionados con este rubro, tales como pequeños, medianos y grandes apicultores, empresas exportadoras, y representantes de universidades e instituciones públicas y privadas relacionadas con el rubro. Los objetivos del encuentro fueron actualizar conocimientos científicos y tecnológicos, difundir experiencias innovadoras, intercambiar información y promover productos y servicios apícolas, todo ello con el propósito de avanzar en el desarrollo productivo y en la aplicación de políticas públicas. Los principales temas abordados fueron calidad, sanidad, desarrollo de mercados y contexto nacional de la producción apícola, los cuales fueron tratados por expertos nacionales e internacionales. Entre las principales conclusiones se deben señalar: la importancia de mantener adecuados controles sanitarios, que aseguren una producción de calidad libre de residuos para aprovechar así las ventajas que se pueden generar con los tratados comerciales y nichos de exportación específicos; la necesidad de mejorar la tecnificación del rubro para optimizar los costos de producción y lograr mejoras en la competitividad, y buscar valor agregado en la producción orgánica. Este evento, que se realizó los días 24 y 25 de julio en Punta de Tralca, tuvo el gran mérito de reunir por primera vez a productores e industriales de productos lácteos, lo que es un gran avance entre estos dos actores claves del rubro y que hasta hace poco tiempo atrás tenían posturas irreconciliables en cuanto a la comercialización y precios del producto. En esta reunión se lograron importantes acuerdos, entre los que se destacan los siguientes: Constituir un grupo de trabajo (productores, industria, gobierno) para definir las principales variables que inciden en el precio a productor. Este procedimiento no pretende fijar los precios a productor, sino que entregar referencias sobre la evolución de los mercados y otras variables que sirvan para anticipar los cambios de precio de la leche entre productores e industriales. Adicionalmente se aprobó la propuesta de formar un grupo de trabajo orientado a simplificar y homologar (en forma relativa) las pautas de pago. Apoyar al Programa de Fomento de Exportaciones, incluida la Asociación de Exportadores de Productos Lácteos. Mantener el apoyo a PROMOLAC. Apoyar al Centro de Transferencia Tecnológica que actualmente ejecuta COOPRINSEM con el apoyo de CORFO.