Situación del Mercado de Maíz

Thumbnail
Issue Date:
2002-07-08
Subjects:
Maíz - Antonio Ochagavía Iñiguez
estudiosArtículos

Situación nacional Los niveles de precios registrados por el maíz, a partir del segundo semestre del 2001, provocaron gran interés entre los productores por cultivar este cereal, produciéndose una recuperación del área de siembra, la que había venido disminuyendo paulatinamente en los años anteriores como consecuencia del deterioro de los precios tanto nacionales como internacionales.Es así como, durante el año agrícola 2001/02 se produjo un significativo aumento de la superficie sembrada con maíz para grano, aun cuando no ocurrió lo mismo con la superficie dedicada a maíz para semilla.Según la encuesta del INE, se sembraron en total 87.270 ha, con maíz (grano y semilla). De éstas, unas 11.000 ha corresponderían a semilleros (según información de ANPROS), con lo que la superficie cultivada con maíz para grano sería de 76.270 ha. Los antecedentes obtenidos por Odepa, tanto de venta de semillas como de volumen recepcionado por los principales acopiadores, indican que hubo más hectáreas cultivadas con maíz para grano, especialmente en la Séptima Región. Según estos antecedentes, se estima que la superficie dedicada a maíz para grano durante la temporada que finaliza sería de aproximadamente 85.000 hectáreas. Estas cifras coinciden con los resultados obtenidos por las principales plantas acopiadoras, algunas de las cuales han aumentado su recepción en un 20% en comparación con el año anterior.En el ámbito productivo, la temporada agrícola se desarrolló en forma absolutamente normal: las siembras se hicieron en forma oportuna; no se presentaron, durante toda la temporada, problemas de agua para el regadío, y los rendimientos estuvieron dentro de los niveles esperados. De este modo, se estima una producción del orden de 867.000 toneladas de grano, más 46.000 toneladas de semillas. El rendimiento ponderado de grano y semillas sería del orden de 95 qq/ha. El rendimiento promedio nacional de las 85.000 ha cultivadas para grano sería del orden de 102 qq/ha, y el rendimiento de los semilleros en promedio alcanzaría a 41,8 qq/ha.En base a estos antecedentes e incorporando las importaciones que se efectúan del cereal, la disponibilidad de maíz para el año 2002 alcanzaría a 2.100.000 toneladas.La disponibilidad de 2.100.000 toneladas constituiría un récord de consumo nacional, no obstante, la posibilidad de que se alcance este nivel de consumo está condicionada a la pronta normalización de los problemas sanitarios de la avicultura nacional.En relación a los precios, los primeros maíces cosechados se vendieron a un precio similar al costo de importación de ese momento, es decir, a $ 80/kg. Este precio se mantuvo hasta la salida de los principales poderes compradores (Super Pollo, Ariztía, etc), los que fijaron los precios de acuerdo con el costo de importación negociado por ellos con Argentina, el que fue de $ 71/Kg puesto VI Región. En Curicó, Talca y Linares los precios se han ajustado en base al nivel pagado en la VI Región y han fluctuado entre 68 y 70/Kg. A partir de junio los precios empezaron a mostrar una tendencia al alza, y es así como a fines del mes los precios relevantes han sido de $ 75 - $76/ kg, cifra comparable con el costo de importación desde la Argentina en la penúltima semana del mes, que llegaba a unos $ 77/kg. Se estima que el precio continuará subiendo hasta llegar a unos $ 80/kg.En el período 2000/01 a 2002/031 se están produciendo cambios importantes que pueden ser favorables desde el punto de vista de la estabilidad del mercado del cereal. En efecto, al analizar las cifras del Balance de Oferta y Demanda Mundiales, lo primero que llama la atención es que en cada uno de los tres años incorporados al análisis la demanda supera la oferta. Es así como para el año 2000/01 la diferencia es de 19,63 millones de toneladas; para el 2001/02 la diferencia es de 28,96 millones de toneladas y para el año 2002/03 se proyecta una oferta inferior en 19,87 millones de toneladas.Este hecho ha significado que, en el mundo, los stocks de maíz, que al inicio del trienio eran de 171,11 millones de toneladas, hayan venido disminuyendo, para llegar en el año 2002/03 (que termina en junio de 2003) a un nivel de 102,66 millones de toneladas; es decir, en el trienio se produciría un 40% de reducción en las existencias. Esto ha provocado un cambio radical en la relación stock/consumo, la que ha disminuido desde un 25% en el año 2000/01 a un 20% en el año 2001/02 y se espera que baje nuevamente en el año 2002/03, a un 16%. Esto significa que, por más que aún predomine en las economías mundiales un cierto ambiente recesivo, los precios del maíz permanecerán firmes en los actuales niveles y se estima que, al menor asomo de reactivación económica, éstos tenderán a subir.El comercio de exportación ha estado débil en los años 2000, 2001 y 2002. Recién para el período 2002/03 se proyecta un moderado crecimiento, sin lograr aún los niveles que tenía en el año 2000/01.Resulta además interesante hacer un análisis de la situación del maíz en EE.UU., el principal productor y exportador del mundo y en cuyas bolsas de comercio se determinan los precios que rigen los mercados mundiales.En primer lugar puede destacarse que la producción de maíz en EE.UU. en el mismo trienio 2000/01 a 2002/03 muestra una disminución de 2,7%, mientras la demanda (consumo interno más exportaciones) aumentaría en un 1,3%. El comercio de exportación se muestra débil y recién para el año 2002/03 se prevé un aumento de cierta significación.Los stocks finales muestran una significativa caída desde 48,2 millones de toneladas en el año 2000/01 a 41,2 millones de toneladas en el año 2001/02, con una proyección para el año 2002/03 de 33,1 millones de toneladas. Por otra parte, la relación stock/consumo tiende a asimilarse con la existente a nivel mundial: en el año 2000/01 alcanza a 24% y en el año 2001/02 baja a 20,59%, mientras para el año 2002/03 se proyecta solamente un 16%. Esto ratifica lo expresado anteriormente, en el sentido de que los precios internacionales del maíz se observan firmes, y se estima que a la menor señal de reactivación del comercio de exportación tenderán a subir.Como se señaló anteriormente, los precios internacionales durante la segunda mitad del año 2002 y en el 2003 a lo menos permanecerán firmes en los niveles actuales y ante la más leve reactivación del comercio empezarán a subir.Internamente, desde la apertura de la economía al exterior (a fines de la década de los 70) los precios internos guardan relación con los precios internacionales; en otras palabras, con el costo de importación del grano. De este modo, en los períodos de cosecha los precios internos descienden a un nivel inferior al costo de importación, pues los agentes y usuarios del mercado interno descuentan algunos costos financieros y de acopio. En la medida que avanza la temporada y desaparece la mayor presión de venta, los precios internos tienden a acercarse al costo de importación. Por otro lado, los últimos antecedentes de precios internacionales señalan una constante alza, que ha hecho llegar el costo de importación a más de $ 80/Kg, precio al cual debería acercarse el precio interno en los próximos meses.La demanda para el año 2002 se ha estimado en 2.100.000 toneladas y la producción nacional, según estimación de Odepa, ascendería a 867.000 toneladas, o sea, la producción nacional alcanzaría para cubrir aproximadamente el 41% de la demanda. Esto significa que deberían importarse más de 1,2 millones de toneladas, probablemente en su mayor parte desde la Argentina, país con el cual rige una preferencia arancelaria de 60%.Está claro que la producción nacional tiene espacio para crecer considerablemente, y las expectativas de niveles de precios como el previsto hacen pensar que efectivamente podría subir en el próximo año. No obstante, sólo podrían sacar una buena ventaja de esta situación aquellos que puedan retener su producción durante algunos meses, porque la venta inmediata en la cosecha les significaría una fuerte reducción del precio.1 Proyección realizada por el Departamento de Agricultura de EE.UU., a través de su "World Agricultural Supply and Demand Estimates" (WASDE) del mes de junio de 2002.

Related items

Situación de mercado del maíz
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Septiembre 2000
Situación del mercado de maíz
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Julio 2002
El mercado del maíz: situación actual y perspectivas
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Octubre 2000