Coyuntura macrosectorial, agosto 2005.

El suave ajuste que China introdujo en su política monetaria al revaluar su moneda, luego de diez años de sostener un tipo de cambio fijo, tuvo repercusiones en todo el planeta. Aún no pueden predecirse las consecuencias de la medida que, más que el concreto 2% de incremento del yuan, implica que la potencia asiática comenzó a cotizar su unidad monetaria en función de una canasta de monedas. Ello representa una buena noticia para Chile, que se encuentra negociando un Tratado de Libre Comercio con China. En la última ronda bilateral se alcanzaron importantes acuerdos en torno a las modalidades de negociación de la oferta arancelaria y avances en los grupos de reglas de origen, procedimientos aduaneros, barreras técnicas al comercio, normas sanitarias y fitosanitarias y defensa comercial.La liberalización del tipo de cambio en China contribuyó a la baja que ha experimentado el dólar a nivel mundial. En Chile, la divisa se cotizó a un promedio de $576 en julio, cifra 9% menor que la del mismo mes del año anterior, y se estima que cerrará por debajo de los $550 en agosto. Influyeron, asimismo, el alto precio del cobre, el diferencial de tasas de interés y la solidez de las cifras macroeconómicas nacionales. El Presidente Lagos acogió a las directivas empresariales, que le plantearon su inquietud frente a la evolución del tipo de cambio y sugirieron medidas como el incremento del margen de inversión externa de las AFP, continuar con la política de prepago de deuda externa fiscal y que Codelco invierta sus excedentes fuera del país. El mandatario manifestó posteriormente que es el éxito de nuestras exportaciones lo que hace que el dólar tienda a bajar y eso tiene aspectos positivos para muchos consumidores.Menos sutil que los movimientos chinos, pero no por ello menos impactante para la economía mundial, la lucha entre Estados Unidos y la Unión Europea por los subsidios agrícolas amenaza con hacer naufragar la Ronda de Doha. Los representantes del comercio y la agricultura de más de 30 naciones se reunieron en Dalian, China, para perfilar un acuerdo tendiente a eliminar los subsidios a la agricultura, en la última de las conversaciones previas a la cumbre que la Organización Mundial de Comercio realizará en diciembre próximo en Hong Kong. El interés se ha centrado en el recorte de aranceles a los productos con gravámenes más altos, como los lácteos.En el primer semestre de 2005, la economía chilena exhibió un crecimiento de 6,3%, en relación con igual período del año previo, impulsado por los sectores Comercio, Industria y Construcción. La actividad agropecuaria y forestal registró un alza de 4,5%, resultado que se explica, en lo fundamental, por el buen desempeño de los subsectores frutícola y pecuario. En este último caso, el dinamismo provino de la producción de ganado bovino y porcino y de leche, en tanto que, en el primero, el motor estuvo en las exportaciones frutícolas. Por su parte, los subsectores agrícola y forestal anotaron incrementos inferiores al promedio.El PIB del sector industrial mostró un alza de 5,8% durante el primer semestre, en relación con igual período de 2004. La industria productora de alimentos, bebidas y tabacos, que representa cerca de un tercio del valor agregado de la industria manufacturera, creció 4,8% y la rama maderas y muebles se expandió 10,5 por ciento. En la industria de alimentos, bebidas y tabacos destacaron los significativos aumentos en la elaboración de conservas, bebidas y cervezas, productos de carne y productos lácteos. El crecimiento de la industria de maderas y muebles estuvo impulsado, fundamentalmente, por la producción de muebles.La demanda interna se incrementó 11,2%, respecto de la primera mitad del año 2004. El principal determinante de este resultado fue la formación bruta de capital fijo (inversión), con una expansión anual de 26% en el semestre, lo que se explica por el crecimiento del componente maquinaria y equipos, el que, a su vez, subió 42,6% en relación con igual período del año anterior.Las exportaciones de bienes y servicios registraron un alza anual de 7,5% en los primeros seis meses de 2005, impulsadas por las exportaciones de bienes industriales y agrícolas y de servicios, en tanto que los envíos mineros cayeron, debido a menores exportaciones de cobre. Las importaciones de bienes y servicios se elevaron 21,8%, con respecto al primer semestre del año anterior. Todos los tipos de bienes (de capital, intermedios y de consumo) mostraron incrementos en sus importaciones. Como consecuencia de la favorable evolución de los términos de intercambio, generada por el aumento de precio de los productos mineros, que más que compensó el alza en el precio del petróleo, el ingreso nacional bruto disponible real tuvo un crecimiento de 8,7% anual.Sin duda el Banco Central de Chile tuvo a la vista todos estos antecedentes cuando decidió, en su reunión mensual de política monetaria, aumentar la tasa de interés en 25 puntos base, hasta 3,75% anual.Los índices de producción y ventas físicas de la industria manufacturera, que calcula el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), muestran un comportamiento coherente con los indicadores de actividad económica sectorial. En el período enero - junio la producción industrial se expandió 5,9%, en relación con igual semestre de 2004. La industria elaboradora de productos silvoagropecuarios mostró un comportamiento menos dinámico, creciendo a una tasa de 3,3 por ciento.Idéntica situación se presenta en el caso de las exportaciones de productos silvoagropecuarios. Éstas crecieron 5,0% durante el primer semestre, significativamente menos que el 23,7% de incremento de las exportaciones nacionales. De los 4.226 millones de dólares que acumulan las exportaciones silvoagropecuarias en los primeros seis meses del año, US$ 1.602 millones corresponden a productos primarios y el 62% restante son envíos de la industria agroprocesadora. Mientras las exportaciones de productos primarios registran una caída de 9,6%, las de la industria manufacturera de productos del sector silvoagropecuario se elevan a una tasa superior a los dos dígitos: 16,6 por ciento. 

Gumucio A., María Amalia (2005-08-25) Coyuntura macrosectorial, agosto 2005. [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata

Related items

Coyuntura macrosectorial, marzo 2003.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2003-04-01
Coyuntura macrosectorial, julio 2006.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2006-07-19
Coyuntura macrosectorial, diciembre 2005.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2005-12-29