Producción de carne de cerdo.

Introducción Según la FAO y el USDA, hay expectativas de que en este año la producción mundial de carne de cerdo continúe aumentando. Este tipo de carne tiene la mayor participación en la oferta total y representa el 40% de la carne producida a nivel mundial. Respecto al comportamiento de los mercados internacionales el USDA espera que en este año las exportaciones de este tipo de carne crecerán cerca de 11% y el próximo año en 2,8%. En Chile, la producción de cerdos ha crecido tanto como en el año anterior, debido principalmente a un fortalecimiento de la demanda para exportar y a su consolidación en el mercado interno. A su vez, esta mayor oferta en el mercado interno ha llevado a que los precios de la carne de cerdo a consumidor sean los que menos han variado en el transcurso de este año, manteniéndose en un nivel similar a los precios observados durante el año pasado. Oferta nacional El beneficio de porcinos en el país hasta septiembre de este año alcanzó a cerca de 2,8 millones de cabezas, lo que representó un incremento de alrededor de 15 % respecto de igual período del año anterior. Por su parte, la producción de carne de cerdo en vara a nivel nacional alcanzó a cerca de 261 mil toneladas, con un 18,5% de incremento, aunque se espera que este ritmo se atenúe en los últimos meses de este año. Con esto se mantiene el crecimiento ininterrumpido que se registra desde mediados de la década pasada, cuando las plantas faenadoras procesaban menos de un millón de cerdos anualmente. En lo que va de este año se obtuvo un rendimiento promedio de 92 kilos de carne en vara por unidad procesada. Dicho rendimiento ha venido aumentando, ya que hace cinco años, en 1997, el peso promedio era de 80,9 kilos por animal en vara. Entre las causas que se pueden citar para este efecto está el mejoramiento genético en la población porcina nacional, y el que se está respondiendo a un requerimiento de los países que importan carne de cerdo, especialmente Japón. La expectativa para este año es que la expansión de la producción se mantendrá durante el presente año. Se prevé que en este año se producirán más de 320 mil toneladas, lo que representaría un crecimiento cercano a 7%. Este obedece al incremento en el número de vientres en los planteles de gran tamaño, cuyas economías de escala les permitirían disminuir costos y alcanzar colocaciones en los mercados externos. A su vez, al ser empresas integradas verticalmente, pueden transferir su mayor eficiencia al precio final del producto y estimular el consumo de cortes a precios competitivos. La carne de cerdo, de todas las carnes que se producen en el país, es la única que aumenta su producción hasta septiembre de este año, siendo su producción un 18,5% mayor que la de igual período del año pasado. Consumo El consumo de carne de cerdo en el país ha crecido en cerca de 100% en los últimos diez años, pasando de 9,1kg. per cápita en 1991 a 18 kg. per cápita en 2001. Con dicho crecimiento este producto tiene una participación cercana al 26% en el total de carnes consumidas en el país. Para este año se estima que el consumo de carne de cerdo per cápita alcanzará a 19,5 kilos, ya que la producción alcanzaría cerca de 330 mil toneladas y las exportaciones alrededor de 40 mil toneladas. Precios Durante la última década se observó una fuerte caída en los precios del cerdo en pie, con una tasa anual de 5%, a pesar de que el precio promedio del año 1997 fue ligeramente superior al de los años precedentes. A partir del año 2000 se observa un repunte del precio, el cual se mantiene, hasta este año, con alzas de 2,5% en 2000 y 0,5% en 2001. Sin embargo, el precio del maíz, que es uno de los principales insumos utilizados en la alimentación de los cerdos, ha estado aumentando en el último año. De hecho, en el año pasado su valor promedio fue un 9% más alto que el año anterior y, en lo que va de este año, hasta setiembre, el precio es un 14% más alto que en igual período de 2001. Esta situación ha estrechado los márgenes de utilidad de los productores. Éste puede ser uno de los motivos por los que el número de planteles operativos se ha ido reduciendo significativamente en los últimos años. Según información del INE, el número de planteles ha disminuido de 322 existentes en el año 1990 a menos de la mitad: 160 en el año 2001. La actividad porcina está cada día más concentrada, ya que además de disminuir el número de planteles en funcionamiento, una sola empresa posee el 62% de las hembras en reproducción. Este grado de concentración e integración vertical permite a esta industria aprovechar las economías de escala y llegar con precios competitivos, tanto en el mercado nacional como a los mercados externos. Comercio internacional Según datos elaborados por la FAO, la producción mundial de carne de cerdo crecerá de 91 millones de toneladas en el año 2001 a cerca de 93 millones en el año 2002. Los altos retornos a los productores en el año 2001 incentivaron a aumentar fuertemente los inventarios de hembras en reproducción en las áreas productoras de Europa y de América del Norte, resultando en un aumento de la producción en este año, con una proyección de aumento de 2,5% y un volumen total de 93 millones de toneladas. En este crecimiento hay una recuperación de los países desarrollados después de las bajas de los últimos años, y una disminución en el crecimiento de los países en desarrollo, que lo bajaron de 3,5% a 2,5%. Los bajos precios del cerdo en China y los temas de inocuidad relacionados con la carne de cerdo, influyeron para que estos países crecieran en 2,5% y no en el 5% que se venía observando desde el año 1995. El principal productor de carne de cerdo es China, con un 51% de participación en el total mundial, destacando también la Unión Europea y EE.UU. En un lugar bastante más abajo se ubica Brasil. Tal tendencia en la producción mundial ha provocado un descenso en los precios, en un mercado internacional donde el producto chileno debe competir con carne de cerdo proveniente de países cuyos productores cuentan con subsidios a la producción y a la exportación. Los principales países exportadores son la Unión Europea, EE.UU., Canadá, Brasil, China y Hungría. Los principales importadores son Japón, Rusia, México y Corea del Sur. Principales países productores de carne de cerdos. Año 2002 Países Producción Miles de ton Participación % China 43.000 50,3 Unión Europea 17.800 20,8 EE.UU. 8.973 10,5 Brasil 2.356 2,8 Chile* 342 0,4 Otros 12.950 15,2 Total 85.421 100,0 Fuente: elaborado por Odepa con información del USDA. * Estimación Odepa. El desarrollo del comercio exterior de carne de cerdo en Chile ha tenido una fuerte expansión en los últimos años. Las exportaciones de este tipo de carne en el año 1990 alcanzaron a 1.515 toneladas por un valor de US$ 1,65 millones y en el año 2001 llegaron a 31.301 toneladas, por un valor cercano a 73 millones de dólares. En lo que va de este año hasta agosto, se han exportado cerca de 33 mil toneladas por un valor cercano a los 74,5 millones de dólares. Chile llega a una gran diversidad de países con sus productos, actualmente a cerca de 30, Los principales destinos son Japón, México y la UE. Exportaciones de productos porcinos (carnes y conservas) Enero – agosto Países Valor (US$ FOB) % Variación % Participación 2001 2002 Japón 34.007.278 52.069.285 53,1 >64 México 5.259.266 10.458.603 98,9 13 UE 9.620.953 8.919.960 -7,3 11 Corea del Sur 0 3.285.936 – 4 Ecuador 1.332.366 1.834.730 37,7 2 Otros 10.353.520 4.673.760 -54,9 6 Total 60.573.520 81.242.274 34,1 100 Los acuerdos comerciales han otorgado a nuestro país la oportunidad de entrar con sus productos a diferentes mercados, como el mexicano. La firma de nuevos acuerdos nos permitirá acceder a otros mercados. Es así como la firma del TLC con la Unión Europea otorgará una cuota anual libre de aranceles de 3.500 toneladas, con un aumento de 350 toneladas por año, la que se revisará cada tres años. La firma del TLC con Corea del Sur otorga a nuestro país una desgravación paulatina de la carne de cerdo en un período de diez años. Con este acuerdo se podrá ingresar a un mercado que importa anualmente un volumen superior a 120 mil toneladas. Por otra parte, se está a la espera de la autorización sanitaria por parte de Canadá para poder ingresar a ese interesante mercado, ya que aunque Canadá es un exportador neto, realiza importaciones de algunos cortes. Las exportaciones chilenas de carne porcina están constituidas casi en su totalidad por carne refrigerada y congelada y, en menor proporción, por productos elaborados y conservas de porcino. Por ello, ésta es una alternativa especialmente interesante para las empresas faenadoras y con capacidad de almacenamiento refrigerado y/o congelado de los productos. Sin embargo, una de las principales fortalezas de nuestro país es el alto estándar zoosanitario, ya que está libre de fiebre aftosa sin vacunación y de peste porcina clásica, enfermedades del cerdo que están en la lista A de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE). Este estado nos permite entrar a mercados con mayores exigencias, como son Japón y México. Importaciones Respecto a las importaciones de carne de cerdo, puede afirmarse que históricamente éstas han sido poco relevantes, siendo las fábricas de cecinas las principales importadoras. Hasta agosto de este año, las importaciones de carne de cerdo han alcanzado a 695 toneladas, un 50% más que en igual período del año pasado. En general, el balance del comercio exterior sigue siendo favorable a las exportaciones, pero su evolución futura estará estrechamente asociada a la competitividad de la producción nacional frente a ofertas de mercado internacional, en particular desde Brasil, país cuyos precios del cerdo en pie son significativamente menores a los del precio en Chile. Proyecciones para el año 2003 Las proyecciones que hace el USDA respecto al comercio internacional de carne de cerdos en 2003, señalan una continuación de la tendencia a crecer que viene presentando en los últimos años. Se espera llegar a 3,9 millones de toneladas de carne transada, un 2% más alto que en 2002. Los países que podrían crecer más en sus exportaciones son EE.UU y la UE. Por otra parte se espera que crezcan a un ritmo un poco menor las exportaciones de Brasil y Canadá. A su vez, también se estima que los precios de los insumos usados en la alimentación de los cerdos aumenten, ya que se espera para el próximo año una menor oferta mundial de maíz y de soya, con el consiguiente efecto en los precios. Dado que la carne de cerdo chilena entra a países que en general pagan precios interesantes, como son Japón y Corea del Sur, hay expectativas de que los precios se mantengan o incluso aumenten. En el mercado interno, es posible que los precios deban evolucionar de acuerdo con los costos de los insumos, por lo que el sector productor deberá evaluar si mantiene un margen estrecho de rentabilidad o traspasa los costos de producción a los precios a consumidor. De haber un aumento de los precios a consumidor, es altamente probable que la demanda interna de carne de cerdo se restrinja, por lo que cabría esperar una detención del ritmo de crecimiento que ha estado presentando la producción del sector en los últimos años.

Moya S., Juan Enrique (2002-11-19) Producción de carne de cerdo. [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata

Related items

Producción de carne: situación actual y perspectivas para 2002.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2002-07-01
Producción de carne: situación actual y perspectivas para 2003.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2003-06
Producción de carne: situación actual y perspectivas para 2003.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2003-04-15