Recepción, elaboración y comercio exterior de leche y productos lácteos. Enero - diciembre 2001.

Recepción. Al concluir el año 2001, la cantidad de leche recibida por las plantas industriales ascendió a cerca de 1.637 millones de litros, 13,1% más que la acopiada durante 2000, porcentaje de crecimiento récord en los últimos diez años y el mayor volumen recibido hasta el momento en el país. La expansión tan significativa en la recepción de leche en 2001 se radicó mayoritariamente en las plantas de las regiones IX y X. La recepción en la VIII, a pesar de ser positiva durante todo el año, disminuyó significativamente sus porcentajes de aumento en el último trimestre, en tanto que en la Metropolitana la recepción cayó en mayo, junio y el último trimestre. Este comportamiento alteró la participación de las regiones en el total en 2001 respecto de 2000, disminuyendo en la Metropolitana y la VIII y aumentando de manera importante en la IX y levemente en la X, la que continuó captando el 66% del volumen total entregado a las plantas. La expansión de la recepción de leche en 2001 sin duda estuvo influida por la situación meteorológica favorable para la producción de forraje, especialmente en las regiones IX y X, donde la base alimentaria del ganado proviene de las praderas. Sin embargo, fue también una respuesta directa al estímulo que significaron los incrementos ocurridos en los precios reales pagados a productor, especialmente entre enero y septiembre de 2001, período en el que crecieron en promedio 13,7%, comparados con similar período del año anterior. Cabe consignar que los precios mensuales recibidos durante 2001 son los mayores de los últimos cuatro años en todos los meses. El precio promedio del año 2001 (115,32 pesos por litro) fue superior en 6,9%, confirmando la recuperación ya ocurrida en 2000, año en que se quebró una tendencia de caídas sucesivas que se arrastraba desde 1992. El año 2002 se inició con una significativa disminución en el crecimiento de la recepción respecto de lo acontecido en enero de 2001. Mientras en enero de 2001 la recepción creció 14,2% respecto de enero de 2000, en enero de 2002 sólo lo hizo en 2,8% respecto de enero de 2001. Aunque no hay todavía cifras definitivas, antecedentes preliminares señalan para febrero una baja en la recepción. En esta situación deben haber influido las diferencias en el comportamiento meteorológico ocurridas en los mencionados meses. Algo similar ocurrió con los precios por litro pagados a productor. En enero de 2001 crecieron 21,9% respecto de igual mes de 2000, en tanto que en enero de 2002 cayeron 8,7% en relación a enero de 2001, registrando un nivel de 105,43 pesos, el menor precio desde mayo de 2000. La situación respecto de lo que resta del año aparece aún poco transparente. Los productores se encuentran expectantes respecto de las pautas de precio para la estacionalidad de invierno, las que se conocerán a fines de marzo. Los precios internacionales de leche entera en polvo mostraron un crecimiento promedio de 19,4% en 2001 respecto de 2000, pero las cotizaciones mensuales señalan una tendencia a la baja. No parece probable que las plantas aseguren precios similares a los cancelados en 2001. Tres elementos se agregan para certificar la duda mencionada anteriormente. En primer lugar, los precios internacionales de la leche en polvo, como se mencionó, vienen bajando de manera sostenida desde septiembre de 2001, hasta alcanzar en febrero de 2002 un registro casi similar al de junio del año 2000. En doce meses, por ejemplo, el precio por tonelada de las leches en polvo en el mercado de referencia de Nueva Zelanda disminuyó 23,4%, llegando en febrero de 2002 a un precio cercano a 1.550 dólares por tonelada. Con posterioridad ha seguido bajando. En segundo lugar está el problema argentino. Los productores nacionales tienen la cierta preocupación de que puedan generarse importaciones directas de leche desde el país vecino a precios muy bajos, tanto por parte de los supermercados de Chile como por las propias industrias. Estos bajos precios serían posibles por la fuerte devaluación, aminorada en sus efectos por el derecho impuesto a las exportaciones. En tercer lugar, se debe mencionar la estrategia exportadora de las industrias nacionales, la que, como veremos más adelante, obtuvo resultados muy positivos en el año 2001. Para mantener dicho dinamismo y colocar la leche y los lácteos a nivel internacional en términos competitivos, el costo del insumo principal, provisto por los productores nacionales, debe ubicarse en un nivel compatible con los precios de la competencia. Recepción de leche en plantas por región Período 2000 – 2001. En millones de litros Región 2000 2001 Variación% Metropolitana 176,2 180,0 2,2 VIII 133,8 149,0 11,4 IX 186,2 231,4 24,3 X 951,0 1.076,4 13,2 Total país 1.447,2 1.636,8 13,1 Fuente: Odepa con antecedentes de las Plantas Lecheras Elaboración Industrial El significativo incremento de la recepción ocurrido en todos los meses de 2001 respecto de 2000, se tradujo en resultados positivos en los volúmenes de producción de los principales lácteos. La elaboración de leche fluida aumentó 5,8%, incremento derivado en especial de la importante subida de 10,4% en la elaboración de leche larga vida (UHT), que compensó la caída de 31,7% en la elaboración de leche pasteurizada. Actualmente la leche larga vida representa el 94% de la elaboración de leche fluida total. El volumen elaborado de leche fluida en 2001 es el mayor que se ha registrado. Por su parte, la leche en polvo, principal producto lácteo que se procesa en el país, expandió su volumen elaborado en un elevado 19,8% en relación a lo procesado en 2000, alcanzando a 71,5 millones de kilos, también la mayor producción alcanzada. En 2001, la leche en polvo entera creció 20%, en tanto que la descremada lo hizo en 14,2%. Cabe consignar respecto de la leche en polvo un hecho significativo: en 2000, las importaciones de la entera representaron el 13,5% de la producción nacional, mientras en 2001 esa proporción disminuyó a 7,1%. En la descremada, las importaciones en 2000 representaron 13% más que el total producido internamente, mientras que en 2001 las importaciones fueron sólo el 63% de la producción nacional. Todo lo anterior se produjo con una fuerte reducción en el segundo semestre del año 2001. Respecto de la elaboración industrial de quesos a nivel nacional, ésta se expandió de manera importante en 2001 (12,7%), estimulada por una recepción estable y sostenida a lo largo del año. Influyeron también en este comportamiento positivo, la reducción en las importaciones y la expansión de las exportaciones (ambas medidas en volumen), lo que incentivó el mercado de este producto. Aunque parezca redundante decirlo, las 50.416 toneladas de queso producidas en 2001 fueron el mayor volumen registrado para la industria en el país. La elaboración de mantequilla aumentó de manera importante en 2001 (20,1%), incremento también asociado al positivo comportamiento de la recepción. Los mayores aumentos en la elaboración de este producto se generaron en invierno (junio – agosto), en tanto que se observaron caídas en la producción en el último bimestre del año, en especial en diciembre, mes en que la reducción alcanzó a 30,6%. Otros productos, como cremas de leche y leche condensada, mostraron aumentos en su elaboración (8,8% y 4,2%, respectivamente), respecto de 2000. Estos mismos productos habían crecido 23% y 55% en 2000 respecto de 1999. La leche condensada, de cuya producción se exporta un 68%, mantuvo una dinámica que le permitió continuar respondiendo a la demanda externa. En tanto, se redujo la elaboración de yogur (-10,7%) y de quesillos (-0,2%), posiblemente como consecuencia de una reorientación en el gasto de los grupos que los consumen de manera masiva en el mercado interno. En el año 2000, el yogur había aumentado su elaboración en 6,4%. La demanda por este producto no mostró signos de reactivación, a pesar de que el precio a consumidor cayó. La elaboración de manjar, en tanto, creció 9,9%. Comercio Exterior En 2001, los resultados del comercio exterior de lácteos muestran resultados muy positivos, tanto en términos de volumen como en valor. En volumen, la balanza comercial de lácteos arrojó por primera vez un saldo favorable expresado en litros de leche equivalentes. En efecto, las importaciones se redujeron 42,1%, en tanto que las exportaciones aumentaron 85,6%, con un saldo positivo de 9,6 millones de litros equivalentes, saldo que en 2000 fue negativo en 158 millones de litros. En valor sucedió algo similar: la balanza comercial arrojó un saldo a favor de 9,5 millones de dólares, resultado de exportaciones por 44,5 millones e importaciones por 35 millones de dólares. Las exportaciones crecieron en valor 66,5% respecto de 2000, en tanto que las importaciones se redujeron en 34,6%. Exportaciones El 95% del valor exportado de productos lácteos se concentró en 2001 en cinco productos: leche condensada (39,5%), leche en polvo entera (31,2%), quesos (16,8%), lactosuero en polvo (4,1%) y cremas de leche (3,1%). El aumento más significativo de las exportaciones en términos de volumen se produjo en la leche en polvo entera (189%), la que, además, abrió o reconquistó los mercados de Venezuela, Honduras, Cuba y El Salvador, países de los cuales provino el 51% de los cerca de 14 millones de dólares por concepto de retornos. Sin embargo, los principales mercados para este producto son Colombia y Bolivia, con el 46,6% del valor de las compras. El segundo producto con mayor aumento de volumen exportado fueron los quesos (98,3%), que reportaron divisas por cerca de 7,5 millones de dólares, 111,6% más que lo exportado en 2000. Las exportaciones de queso se concentraron en un 96% en el mercado mexicano, tanto en volumen como en valor. El tercer producto de mayor crecimiento fue el suero de leche o lactosuero en polvo (54%), que reportó divisas por 1,8 millones de dólares, 44% más que el valor retornado en 2000. Los principales compradores o mercados de destino de lactosuero son Venezuela (57%) y Perú (30%), siendo la diferencia captada por nuevos mercados que se incorporaron en 2001, como son Brasil, Ecuador y Costa Rica. Las cremas de leche son el cuarto producto de mayor crecimiento en las exportaciones (50% en volumen), con retornos cercanos a 1,4 millones de dólares, 50,6% mayores que los obtenidos en 2000. El mercado de las cremas es más diversificado que el de los rubros anteriores, destacando la presencia de Bolivia, México, Colombia y Perú, así como la incorporación de Brasil en 2001. Finalmente, la leche condensada, principal producto lácteo de exportación, también expandió su volumen de ventas al exterior entre 2000 y 2001 (17,7%), con retornos que ascendieron a 17,6 millones de dólares, 23,2% mayores que en 2000. La leche condensada posee un amplio conjunto de mercados de destino, siendo ellos en orden de magnitud: México (40,4% de participación en el valor), Estados Unidos (34,2%), Perú (10,2%), Bolivia (6,8%) y Ecuador (4,8%). Entre los mencionados, el que más se expandió en 2001 fue el mercado peruano, con 134% de aumento en el volumen de compras. Importaciones El 96% del valor importado de productos lácteos se concentró en 2001 en cinco productos: leche en polvo descremada (35,5%), leche en polvo entera (25,9%), quesos (22,7%), lactosuero (7,5%) y mantequilla (4,4%). En todos ellos se registraron disminuciones, tanto en volumen como en valor de las importaciones. La reducción más significativa en términos de volumen se generó en los quesos de diversos tipos (-56%), cuyas compras bajaron de 14,9 millones de dólares a 7,9 millones entre 2000 y 2001, con una caída cercana al 47%. Los principales mercados de origen del queso importado reportaron disminuciones, especialmente Nueva Zelanda, cuyas ventas cayeron 74% en volumen y 72% en valor. El mencionado país pasó de representar el 69,4% del total del queso importado en 2000 a 41,2% en 2001. Argentina y Estados Unidos también reportaron menores ventas en volumen, de 40% y 50%, respectivamente. El segundo producto con mayor reducción de volumen importado fue la mantequilla (-53%), lo que se tradujo en menor salida de divisas desde 2,9 millones de dólares a 1,5 millones, con 47% menos. Al igual que en el caso de los quesos, el principal mercado de origen, Nueva Zelanda, redujo sus envíos en 72% (63% en valor). En tanto, el segundo proveedor, Uruguay, incrementó sus ventas de mantequilla a Chile en 171,4%, por lo que el gasto en divisas hacia ese país pasó de 230 mil dólares a 623 mil. La leche en polvo entera redujo sus internaciones en 36,2% en volumen y en 32,4% en valor. En este producto se generó una situación especial, en que la Argentina desplazó a los demás oferentes (Nueva Zelanda y Uruguay), convirtiéndose prácticamente en el único proveedor (99,6%). La leche en polvo descremada, principal producto lácteo de importación, redujo sus volúmenes de internación en 35,8%, lo que significó bajar el valor de importación desde 16,7 millones a 12,4 millones de dólares, esto es, 25,6%. Al igual que lo sucedido con la leche en polvo entera, en la descremada todos los principales mercados proveedores, con excepción de la Argentina, redujeron significativamente sus envíos a Chile, especialmente Uruguay (-46,2%) y Nueva Zelanda (-95,8%), así como dejaron de figurar Australia, Bélgica, Canadá y Francia. Argentina, en tanto, se posicionó como el principal proveedor de leche en polvo descremada, copando cerca de 80% del abastecimiento y aumentando en 39% el volumen de sus envíos respecto de 2000. Finalmente, se redujeron en 19,4% los volúmenes importados de suero de leche o lactosuero, aunque este producto prácticamente mantuvo similar valor de importación en 2001 respecto de 2000, dado que sus precios medios aumentaron 23%, anulando el efecto en la caída del volumen. El comportamiento de los mercados proveedores fue disímil en el caso del lactosuero, ya que mientras se registraron disminuciones significativas, como en el caso de Holanda (-76%), país que aportaba el 60% del abastecimiento en el 2000, y Francia (-88%), se produjeron aumentos de importancia en los casos de Canadá, que pasó a convertirse en el principal proveedor, con 196% de aumento en volumen, y de Finlandia, que de 18 toneladas ingresadas en 2000 pasó a enviar 358 toneladas en 2001. Los gráficos siguientes muestran la participación de los diferentes productos en el valor total de las exportaciones y las importaciones de lácteos efectuadas por nuestro país en 2001:

Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) (2002-03-22) Recepción, elaboración y comercio exterior de leche y productos lácteos. Enero - diciembre 2001. [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata

Related items

Recepción, elaboración y comercio exterior de leche y productos lácteos año 2000.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2001-10-10
Boletín de la leche: avance de recepción y elaboración de la industria láctea, Febrero 2022 (información a Diciembre de 2021)
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2022-02-01
Boletín de la leche: avance de recepción y elaboración de la industria láctea, enero 2021 (información a diciembre 2020).
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2021-01-29