Dinámica productiva y comercial

Carnes a inicios de 2008 En el primer bimestre de 2008, la oferta de animales mostró un crecimiento de 17% en cabezas, lo que significó contar con un 13,0% más en volumen de carne (en total 42.900 toneladas) respecto de igual período del año 2007.La producción se retrasó por efecto de heladas que impidieron el crecimiento de las praderas a salidas del invierno de 2007. Por ello, muchos animales que podrían haber aparecido en el mercado a fines de ese año se comercializaron a principios de 2008.La sequía que afectó a la actividad ganadera bovina en parte de la zona sur provocó un importante aumento de oferta de vacas y de ganado en general, con el fin de descargar los campos. Ello incidió en el comportamiento de los precios de todas las carnes: las vacas en pie bajaron su precio casi 10% en el primer trimestre, debido a un incremento de casi 17% en su oferta en cabezas. Los novillos registraron un alza leve (0,5%).Durante el primer trimestre del año en curso (2008) la importación de carnes rojas, en forma coherente con la mayor disponibilidad nacional, mostró una baja, por primera vez en los últimos 24 meses, reduciendo 3,8% sus volúmenes totales respecto del primer trimestre de 2007. En el caso de la carne congelada esta disminución fue de 56%. Por su parte, las exportaciones continuaron flojas: apenas 1.060 toneladas, casi 54% menos que en el mismo período de 2007.Terminado un período de descarga excepcionalmente alto, debería producirse una escasez de novillos, agudizada por las dificultades de rentabilidad que viene presentando el negocio de la crianza: debido al alto precio de la leche, gran cantidad de terneros provenientes de lecherías resultaron sacrificados durante su primera semana de vida. Por otro lado, el alza de insumos como maíz hace menos atractiva la engorda en feedlots, determinando en este caso menos producción de carnes. De producirse lo anterior, la importación debería ser la vía lógica de solución, esperándose que Brasil pueda suplir las dificultades de la oferta argentina, actualmente con fuertes restricciones a la exportación. Ya se ha producido un aumento importante en el precio del ganado en pie, principalmente como consecuencia de la prohibición de exportación de carne desde la Argentina.Una opción es que se siga dando la sustitución de carnes rojas, tanto por cerdos como por pollos. Estos últimos, si bien a un precio superior, pueden ser abastecidos por la Argentina, luego que en Chile se rechazara la medida de 20% de arancel adicional a sus importaciones. Se especula también que podría empezar a llegar carne de pollo procedente de los EE.UU., luego de autorizarse el comercio recíproco con Chile.Los precios del cerdo vivo y de su carne en vara durante enero-febrero de 2008 registraron una baja en torno a 8%, continuando con la caída de precios que ocurrió a partir de agosto de 2007.Datos del rubro avícola de enero de 2008 muestran un aumento leve (1,7%) de la oferta global, apoyada en forma importante por el mayor aporte de pavos, que crecieron en enero casi 22% respecto de igual mes del año anterior. Los pollos mantuvieron una baja, aunque sólo de 2,7%.Los precios de los pollos vivos y faenados al por mayor registraron un alza superior a 23% en los dos primeros meses de 2008. En tanto, en el primer bimestre del año se produjo un aumento de 15% en las importaciones, superándose las 4.500 toneladas, mientras las exportaciones cambiaron de signo y se incrementaron fuertemente, llegando a 11.300 toneladas (+60%), con precios fuertemente al alza.Con respecto a cecinas, existen datos parciales (muestra de diez empresas del INE) que indican para el año 2007 un aumento de 6,5% en la producción, que llegó a 200.000 toneladas. El dato global del INE está disponible para el primer semestre de 2007, siendo coincidente en cuanto a la expansión del sector: en casi 100 empresas encuestadas, la producción aumenta cerca de 4%.Por su parte, en 2007 las exportaciones de cecinas, que incluyen las glosas de embutidos, jamones y demás preparaciones, se aproximan a 6.000 toneladas, con un 9% de incremento sobre el año 2006. Asimismo, las importaciones registraron un leve incremento, alcanzando a sólo 107,5 toneladas.Considerando el aumento del número de vacas en producción, la recepción de leche en plantas (indicador de la producción) en el primer bimestre de 2008 en la principal zona lechera del país (regiones de Los Ríos y Los Lagos) subió 4% en relación a iguales meses del año anterior. Al mismo tiempo, en la Región del Bío Bío, cuya producción se realiza en zonas regadas, se observó un alza muy importante (superior a 30%).Durante el verano reciente, las praderas de secano en la zona sur, especialmente en las regiones de la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, bajaron la producción y la calidad del pasto a causa de la ausencia casi total de lluvias y particularmente las altas temperaturas. Sin embargo, esto fue contrarrestado, principalmente por los medianos y grandes agricultores, mediante el uso parcial de los ensilajes de pradera, elaborados durante la primavera, y con suplementación de concentrados. Estos mismos agricultores han realizado también una masiva siembra de cultivos suplementarios, como avena, y praderas de ballicas anuales o bienales, y han complementado la alimentación de sus vacas mediante la adquisición de importantes volúmenes de concentrados. Las siembras suplementarias podrían resolver el abastecimiento de forraje a finales de invierno y comienzos de primavera, cuando debería consumirse el alimento que se conservó para ser usado en esa época y que ya fue utilizado.En los meses de marzo y abril han caído algunas lluvias en el sur, las que han contribuido a mejorar la situación de las praderas. De esta forma, datos completos de la recepción de leche a escala nacional para el primer trimestre de 2008 muestran un incremento de 6,4%, lo que representa una mayor disponibilidad de 30,0 millones de litros en relación con la temporada anterior, alcanzándose un total de casi 500,0 millones de litros procesados por las industrias entre enero y marzo de 2008.El impacto de la sequía ha afectado de diferente manera a los productores, según su tamaño: es grave en pequeños productores lecheros y de carácter leve en grandes productores. La antigua X Región registra en marzo una disminución de 5,8 % en la recepción de leche, lo que, si bien refleja el efecto de la sequía, se explica por el traslado de un volumen importante de leche de productores desde esta zona. Lo anterior es el resultado de una negociación por la cual algunos productores, en calidad de socios, decidieron entregar su leche a la planta Surlat, en la IX Región de la Araucanía. Ello contribuye a que esta región muestre una mayor compra de leche en lo que va de 2008 (18% respecto de la temporada anterior).De esta manera, si las condiciones de clima, continúan en forma relativamente normal, el impacto sobre la producción debería ser menor. En el hecho, después de que en el mes de marzo la producción acumulada a nivel nacional subió más de 6% por sobre el primer trimestre de 2007, en las primeras tres semanas de abril del presente año se observa un aumento importante en relación al año pasado, que en promedio podría llegar a 8%. En los sectores de riego la producción seguirá aumentando normalmente. Esto no se ha visto en los pequeños productores, donde parece haber bajado en forma significativa. No obstante, el impacto de esta baja en la producción nacional no es muy grande, porque, si bien ellos representan alrededor del 85% de los productores, su producción no alcanza el 20% de la producción total. Las exportaciones chilenas entre enero y marzo de 2008 totalizaron 2.861 toneladas, por un valor de US$ 7,29 millones FOB, lo que representa un crecimiento de 62,3% en valor y 8,1% en volumen respecto a la misma fecha de 2007. Lo anterior se traduce en un precio unitario de US$ 2,55 por kilo, que muestra un crecimiento ostensible respecto al promedio de 2007, que bordeaba los US$ 1,75 por kg. El principal destino ha sido Alemania, con un 75% de participación de mercado. En segundo lugar se posiciona el Reino Unido, con 11,3%, y Francia se ubica en tercer lugar, con 7,8%.Dentro de Chile, la apicultura está siendo apoyada con una batería de instrumentos que ha dispuesto el Ministerio de Agricultura para enfrentar un invierno para el cual hay una escasa reserva de alimento. En términos concretos, se amplió el bono de emergencia de INDAP para la compra de fructosa, con una dotación máxima de 10 kg de suplemento por colmena. Este beneficio está focalizado tanto en usuarios INDAP como en aquellos campesinos que cumplan con este perfil. La canalización de las demandas por estos apoyos debe hacerse en la agencia de área de INDAP más cercana.

Barrera Pedraza, Daniel (2008-04-30) Dinámica productiva y comercial [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata

Related items

Dinámica productiva y comercial
Autor(es):
Banfi Piazza, Silvio
Fecha de Publicación:
2008-03-31
Informe mensual de la dinámica productiva y comercial
Fecha de Publicación:
2003-02-25
Informe mensual de la dinámica productiva y comercial
Fecha de Publicación:
2003-01-27