Cambio Climático

El sector silvoagropecuario chileno, por su configuración territorial, social y productiva, es particularmente vulnerable a los efectos de la variabilidad climática y del cambio climático, lo que sumado a su inserción en los mercados internacionales como exportador de alimentos, configura el enorme desafío de conciliar un aumento en la productividad del sector, para satisfacer una creciente demanda mundial por sus productos, y el uso sustentable de los recursos naturales. El sector agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra (AFOLU) es el único sector que consistentemente absorbe CO2 en el país, lo que lo convierte en el más relevante por su potencial de mitigación. Si bien es cierto, la agricultura tiene oportunidades para reducir directa o indirectamente sus emisiones de GEI, es claro en la comparación de resultados por sector económico, que la relación costo/beneficio asociado a las medidas de mitigación para el sector agropecuario es mucho mayor que la obtenida para otros sectores de la economía. Lo anteriormente descrito ha permito el desarrollo de una gobernanza acorde a los desafíos y oportunidades que el cambio climático impone. En este marco Odepa contribuye al accionar del Ministerio de Agricultura en esta materia, coordinando a las instituciones ministeriales a través del Comité técnico intraministerial de cambio climático (CTICC), generando información para el diseño de medidas de adaptación, mitigación y para el inventario sectorial; como contraparte técnica para implementación de planes y proyectos y como punto focal MINAGRI e integrando la delegación chilena ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Más información AQUÍ