Directora de Odepa participó en seminario en que Inapi otorgó la Denominación de Origen al Aceite de Oliva del Huasco

La directora de Odepa, María Emilia Undurraga, participó en la inauguración del Seminario Nacional de Indicaciones geográficas y Denominaciones de Origen que se realizó en la FAO. En dicha oportunidad, Inapi entregó la Dominación de Origen al Aceite de Oliva del Huasco.En la ceremonia inaugural hablaron el subsecretario de Economía, Ignacio Guerrero, la representante de FAO en Chile y Representante Regional Adjunta para América Latina y El Caribe, Eve Crowley, el director de Inapi, Maximiliano Santa Cruz, y la jefa de la sección de Políticas y Asesoramiento Legislativo, Departamento de Marcas, Diseños e Indicaciones Geográficas (OMPI), Marie Paule Rizo.Para la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) ser parte de la organización de este seminario es clave, ya que el diálogo en torno a los sellos origen implica una conversación sobre la protección de nuestro patrimonio agroalimentario y de artículos típicos. Esta protección es fundamental para fomentar un desarrollo rural sostenible en nuestro país, sostuvo la directora de Odepa, María Emilia Undurraga.Este seminario estuvo dirigido especialmente a productores, artesanos y pescadores de productos con Denominación de Origen e Indicaciones Geográficas de Chile o que cuenten con Sello de Origen. La finalidad fue poder discutir acerca de las principales problemáticas y dificultades asociadas a los productos de origen protegidos, compartir experiencias y buenas prácticas, así como también conocer cómo estos problemas se resuelven en otros países o sistemas de protección.En esta jornada, organizada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), con la colaboración de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) y el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), se trataron diversos temas relacionados con la propiedad industrial.Se abordó la importancia de la protección de los productos de origen en el desarrollo de las economías locales. Ya que el reconocimiento y protección de un producto, con una calidad específica vinculada al origen es una oportunidad para el desarrollo de las economías locales y su relevancia en un mundo globalizado. Sin embargo, el reconocimiento es solo un punto de partida, pues para su éxito se requiere contar con modelos de gestión o administración, pues la sola protección no garantiza el éxito comercial ni incrementa la valoración por parte de los consumidoresTambién se debatió sobre la titularidad de los derechos asociados a productos de origen, ya que la naturaleza colectiva de las Indicaciones geográficas, denominaciones de origen, marcas colectivas y de certificación vinculadas a productos de origen plantean una serie de desafíos, ¿quiénes pueden utilizarlas? ¿qué rol tiene el titular? ¿se pueden transferir, grabar? ¿Condiciones para licenciar? ¿quiénes son los beneficiarios?Otro aspecto que se discutió fue el rol del sector público en la gestión de las indicaciones geográficas y denominaciones de origen. La gestión exitosa y posicionamiento de los productos de origen protegidos requiere de políticas públicas sólidas y del trabajo mancomunado de diversas agencias gubernamentales. Además, se abordaron las claves para el éxito en la gestión de productos de origen.Este seminario también trabajó en una revisión de las distintas alternativas de protección de productos vinculados al origen: conceptos, protección sui generis, competencia desleal y sistema de marcas. Se dieron a conocer en detalle el proceso para la obtención del reconocimiento como indicación geográfica, denominación de origen, marcas colectivas o de certificación en Chile, desde la preparación de antecedentes, tramitación ante Inapi.También se debatió sobre la normativa en Chile en materia de zonas vitícolas y denominaciones de origen de vinos y destilados, su alcance y rol del Servicio Agrícola y Ganadero. Esto es porque en Chile los productos vitícolas poseen un estatuto de reconocimiento especial conforme su origen, regulado por el Decreto 464. Por su parte la producción, elaboración y comercialización de alcoholes etílicos, bebidas alcohólicas y vinagres, se regula por la Ley 18.455, en la cual, además se protege a las indicaciones geográficas, denominaciones de origen, expresiones tradicionales, menciones complementarias de calidad o denominaciones extranjeras que hayan sido reconocidas como tales en virtud de los tratados internacionales ratificados por Chile en materia de vinos, vinos aromatizados y bebidas espirituosas.Finalmente se discutió sobre la protección de productos de origen extranjeros en Chile y de los productos chilenos en el exterior, con la finalidad de dar a conocer las alternativas de protección de productos de origen extranjeros en Chile. Tratados internacionales. Procedimiento y exigencias. Problemática de los nombres genéricos.