El fracaso de la Ronda de Negociaciones de la OMC en Cancún

Thumbnail
Issue Date:
2003-10-03
Subjects:
Asuntos internacionales
estudiosArtículos

La Organización Mundial del Comercio (OMC), instancia continuadora del GATT (Acuerdo General sobre Tarifas Aduaneras y Comercio) bajo cuyo ámbito se desarrollaron las Rondas de Tokio y Uruguay, ha realizado varias reuniones desde su creación en 1994, las que han tenido por objeto liberalizar el comercio entre los países. La Reunión Cumbre Ministerial en Cancún (México), que se llevó a cabo entre los días 10 y 14 de septiembre de 2003, es una cita intermedia de la Ronda de Desarrollo lanzada en Doha (Qatar) en noviembre de 2001 y que debería concluir el 1 de enero de 2005. El objetivo en la reunión de Cancún era evaluar avances y acordar nuevos impulsos a esta última fase de negociación. El Gobierno de Chile, a través de sus principales autoridades, había manifestado previamente la importancia de esta reunión en términos de lograr avances significativos en el tema agrícola. Este interés por la agricultura nace del hecho de que este sector productivo en nuestro país, por tener una de las economías más abiertas, es muy sensible a las distorsiones del comercio mundial. Por ello, Chile se había fijado los siguientes objetivos específicos para esta reunión:En el primer tópico, el interés es la eliminación de los subsidios en el menor plazo posible, ya que provocan disminución e inestabilidad en los precios de los productos agrícolas, lo que en el caso de nuestro país afecta especialmente a productos como granos, carne y leche. En el segundo caso, se trata de que exista una relación más justa entre los países desarrollados y los en vías de desarrollo en cuanto a los apoyos que se otorgan a los agricultores, de forma que no tengan efectos distorsionadores sobre el comercio. En cuanto al acceso a los mercados, la posición de Chile es de un acceso completo y libre de bienes y servicios a todos los mercados. Como ya es de público conocimiento, esta reunión fracasó por el profundo desacuerdo entre las delegaciones de los países menos desarrollados y los países industrializados. Estos últimos finalmente hicieron una oferta insuficiente en materias agrícolas, mientras que los países con economías más pequeñas se negaron a admitir la inclusión de los llamados "temas de Singapur", que apuntan a materias relacionadas con las inversiones, políticas de competencia, transparencia en la contratación y facilitación del comercio. Esta es la segunda ocasión en la historia de la OMC en que una conferencia ministerial -el máximo órgano de decisión de este organismo- concluye sus trabajos sin haber alcanzado un acuerdo. La anterior fue en Seattle, Estados Unidos, en 1999. Desde el punto de vista de los objetivos fijados por Chile, indudablemente que los resultados fueron insatisfactorios; pero también debe entenderse que éstos no tienen un impacto en nuestra agricultura. La razón de esta aparente contradicción es que, mientras los demás países no avanzan en el acceso a los mercados ni en los subsidios a las exportaciones, Chile mantiene las ventajas obtenidas gracias a los acuerdos de libre comercio que ha firmado con Estados Unidos, la Unión Europea, Corea del Sur, entre otros, ventajas que tienden a mantenerse en el tiempo, lo cual demuestra con claridad que la política comercial que el país ha impulsado en los últimos años ha sido correcta. El tema de los subsidios internos que aplican los países desarrollados a su agricultura sigue pendiente y en él también nuestro país tenía mucho interés en alcanzar un acuerdo, porque objetivamente dichos subsidios distorsionan los mercados. El fracaso de Cancún podría alimentar la idea de muchos países de iniciar caminos bilaterales para avanzar en cuanto al comercio mundial, lo que no parece ser lo más conveniente para los países más pobres. En este caso podría estar Chile, que está a mitad de camino entre los países pobres y los desarrollados y, por lo mismo, dispuesto también a discutir los temas que interesan a los países desarrollados (inversiones, compras estatales y otras). Sin embargo, las autoridades nacionales han expresado su voluntad de continuar trabajando para avanzar en la OMC. Esta nueva situación plantea grandes desafíos tanto para las naciones desarrolladas como para los países del Tercer Mundo, en cuanto a trabajar para cumplir con el mandato de la Ronda de Doha. Para avanzar en este sentido, altos funcionarios se reunirán en diciembre de 2003 en Ginebra, Suiza, para explorar posibles caminos que permitan lograr los acuerdos que en Cancún no fue posible alcanzar, los que sin duda impulsarían un mayor crecimiento económico mundial y beneficiarían, principalmente, a las naciones con menos recursos. Una importante lección que se desprende de esta reunión es el establecimiento de un referente de los países en desarrollo (el grupo de los G-21, del cual Chile forma parte), que tuvieron la capacidad de coordinarse en función de intereses comunes para enfrentar las negociaciones con los países desarrollados, logrando constituirse en un grupo con capacidades técnicas y poder real de negociación, lo que sin duda es importante y deberá ser considerado en las futuras conversaciones. El grupo de los G-21, países en desarrollo que representan a más del 50% de la población mundial, que aportan el 60% de la producción agrícola del mundo y que tienen el objetivo común de buscar un cambio en la política agrícola de los países industrializados, en especial la eliminación de subsidios, disciplina en los apoyos internos y apertura de mercados, tiene razones poderosas que explican su posición en las negociaciones de Cancún, siendo una de ellas la expresada por el presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, quien advirtió en septiembre pasado que "las subvenciones de los países desarrollados para proteger su agricultura han ido minando la base de sustento de los campesinos pobres de los países en desarrollo", agregando que dichos subsidios favorecen principalmente a las grandes empresas agro-comerciales.

Related items

Rusia se convierte en el 156º miembro de la OMC tras 18 años de negociaciones (RIANRU)
Autor(es):
Aguilar Gorodecki, Alejandra
Fecha de Publicación:
2012-08-22
La agricultura en la OMC: ¿qué pasa con la Ronda de Doha?.
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Julio 2006
Futuro de los acuerdos comerciales preferenciales para los países en desarrollo y la actual ronda de negociaciones de la OMC sobre la agricultura
Autor(es):
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Fecha de Publicación:
2002