Situación del mercado de trigo en el mundo

A nivel mundial, la producción de cereales en conjunto subiría más de 4% en el año de comercialización 2007/2008. Sin embargo, esta alza no será suficiente para compensar el aumento en el consumo, por lo que las existencias mundiales al final del período volverán a bajar, llegando a niveles históricamente bajos, en particular en los principales países exportadores. En la Unión Europea, la producción de cereales cayó fuertemente en la temporada 2006/2007, llegando a 266 millones de toneladas, principalmente a causa de las reducciones previstas en la Política Comunitaria y las malas condiciones meteorológicas durante la cosecha. En esta temporada se espera que la cosecha de cereales sea nuevamente inferior, lo que significaría una reducción adicional en las existencias finales. En tanto, en los Estados Unidos subirán las producciónes de todos los granos. No obstante, el aumento en el consumo interno y en las exportaciones hace que se reduzca el stock final a niveles en algunos casos muy bajos. Por su parte, la Argentina mantiene sus altos niveles de producción de cereales y soya, lo que compensa en parte la caída en otros países productores. Numerosos organismos de prestigio internacional, como el Banco Mundial1, FAO-OECD2 y el USDA3, han realizado proyecciones para el precio de los cereales, con el fin de prever los escenarios futuros para este grupo de productos, importante para la alimentación mundial. Las principales observaciones contenidas en estos informes intentan explicar el incremento del precio de los principales cereales y las proyecciones de mediano y largo plazo, de las cuales las más relevantes son: La percepción de que la producción mundial de alimentos está fuertemente afectada por las condiciones climáticas, las cuales estarían incorporando en cada temporada altos grados de incertidumbre y volatilidad en la disponibilidad de cada uno de ellos. La mayor presencia de nuevos inversores financieros en los mercados mundiales de futuros de cereales, que otorgan una mayor dinámica a la comercialización tradicional, operada anteriormente casi exclusivamente por empresas tradicionales. Una demanda creciente, por los aumentos en el nivel de ingreso de la población en China y la India, junto con el mejoramiento económico de otras economías emergentes (Brasil, Rusia, los países del este europeo, Vietnam, etc.). El incremento de la demanda de maíz en Estados Unidos, para la producción de bioetanol. La reducción de los stocks mundiales de cereales hasta mínimos históricos, lo que crea incertidumbre en las principales potencias, no acostumbradas a ese tipo de situaciones. El aumento del costo del transporte, tanto terrestre como marítimo, por el alto precio del petróleo. Las alzas en el precio del petróleo y la caída récord del dólar frente al euro, que impulsan el incremento de los valores de los futuros en las distintas bolsas del mundo. Algunas de las consecuencias de esta situación histórica de reducción de existencias, en el mediano y posiblemente en el largo plazo, son: Se ha valorado y fundamentado la necesidad de asegurar el abastecimiento de granos, lo cual requiere de mayor transparencia en los mercados dentro de la OMC (Organización Mundial del Comercio). Actualmente, países proteccionistas y predispuestos a los subsidios comienzan a identificar el costo y los efectos para la economía mundial que provocan las permanentes y profundas distorsiones en los mercados ocasionadas por ellos mismos. Adicionalmente, el 26 de septiembre de 2007, en Bruselas, los ministros de agricultura de la Unión Europea aprobaron la propuesta de la Comisión Europea de fijar en 0% el porcentaje obligatorio de retiro de tierras para las siembras de otoño de 20074 y la primavera de 2008. Esta modificación obedece a la situación cada vez más difícil del mercado de los cereales y se espera que haga aumentar el área de siembra entre 1,6 y 2,9 millones de hectáreas, con lo cual se obtendría en la próxima temporada una cosecha de cereales superior en, al menos, 10 millones de toneladas. La mantención de un nivel de precios altos de los cereales en el corto, mediano y largo plazo. En la última estimación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) se proyecta una producción mundial de trigo de 603 millones de toneladas en 2007/2008, superior en casi 10 millones de toneladas a la de la temporada anterior. Sin embargo, este mayor producto no es suficiente para igualar un consumo mucho más alto y superar un déficit de oferta que se observa desde hace algunos años. Esto da origen a que el nivel final de existencias para el año sea muy bajo, especialmente si se considera en relación a la demanda anual (tabla 1). Tabla 1. Balance mundial de oferta y demanda de trigo a enero 2008 (millones de toneladas) Años Stock inicial Producción Demanda Comercio Stock final Relación stock/consumo 2005/06 150,62 621,46 624,43 116,16 147,65 23,65 2006/07 147,65 593,66 616,93 110,69 124,38 20,16 2007/08 124,38 603,00 616,45 104,68 110,93 17,99 Fuente: USDA. World Agricultural Supply and Demand Estimates (WASDE). Enero, 2008. % calculado por ODEPA Según las proyecciones del USDA, los mayores incrementos en la producción se producirían en la India y en algunos de los principales países exportadores de trigo: EE.UU., Rusia, Kazakhstán y China, por las buenas condiciones meteorológicas durante el período de desarrollo, mayores rendimientos y el incremento de las áreas sembradas. También Australia repone parcialmente su producción (tabla 2). Tabla 2. Proyección de balance de oferta y demanda de trigo 2007/2008, a enero de 2008 Principales países exportadores (millones de toneladas) Países Stock inicial Producción Demanda Exportaciones Stock final 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 Var. % Argentina 0,5 0,3 15,2 15,0 4,9 4,9 10,5 10,0 0,3 0,4 32,3 EE. UU. 15,6 12,4 49,3 56,3 31,0 31,2 24,7 32,0 12,4 7,9 -36,0 Australia 9,6 3,5 9,9 13,0 7,4 5,9 8,7 8,0 3,5 2,5 -29,3 Canadá 9,6 6,9 25,3 20,1 8,7 8,11 19,6 14,0 6,9 5,1 -26,0 UE (27) 23,3 14,0 124,8 119,8 125,5 120,2 13,9 9,0 14,0 11,0 -21,0 China 34,9 36,0 104,5 106,0 101,0 100,5 2,8 2,5 36,0 39,1 8,8 Ex U. Sov. 12 13,7 9,6 86,0 92,6 73,6 76,1 22,4 21,7 9,6 9,8 1,6 Fuente: USDA. World Agricultural Supply and Demand Estimates (WASDE). Enero, 2008. Nota:variación de los stocks finales entre las temporadas 2006/2007 y 2007/2008, calculada por ODEPA. Esta situación se invierte en los casos de Canadá y la Unión Europea, cuya producción baja en 5 millones de toneladas cada uno. La producción de la Argentina, que hasta hace poco tiempo se pensaba que aumentaría, se cree que se reducirá levemente, como consecuencia de algunas heladas en noviembre. También en los países importadores se observan pequeños aumentos en la producción, con la sola excepción de los países de África del Norte (tabla 3). Tabla 3. Proyección de balance de oferta y demanda de trigo 2007/2008, a enero de 2008 Principales zonas y países importadores (millones de toneladas) Países Stock inicial Producción Demanda Importaciones Stock final 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 06/07 07/08 Var. % China 34,9 36,0 104,5 106,0 101,0 100,5 0,4 0,2 36,0 39,1 8,8 Brasil 1,3 0,8 2,2 3,4 10,5 10,5 7,8 7,0 0,8 0,7 -14,1 Medio Oriente 6,8 6,8 20,1 20,3 30,1 29,1 10,5 8,8 6,8 6,2 -8,4 África del N.  10,5 11,2 18,5 13,8 33,9 34,6 16,3 17,6 11,2 7,7 -30,9 S.E. Asiático 2,0 2,3 0,0 0,0 10,0 10,3 10,7 10,2 2,3 1,8 -21,9 Fuente: USDA. World Agricultural Supply and Demand Estimates (WASDE). Enero, 2008. Nota:variación de los stocks finales entre las temporadas 2006/2007 y 2007/2008, calculada por ODEPA En Estados Unidos, en una perspectiva de largo plazo, se ha proyectado que el uso del trigo para alimentación humana tendrá un crecimiento más lento que el aumento de la población, lo que refleja la sustitución de carbohidratos que están realizando los consumidores norteamericanos en su dieta. Sin embargo, igualmente el USDA proyecta que la superficie sembrada y la producción de trigo en ese país aumentarán hasta el año 2010, principalmente por la sustitución natural que se producirá con el maíz, a causa de su alto precio. En el futuro, cuando los precios relativos del maíz caigan, el consumo de trigo disminuirá y, según el USDA, esto se observaría después de 2010/2011. Aunque en la temporada 2007/2008 aumentará la producción de trigo en el mundo, el año se inició con existencias inferiores a las de la temporada anterior y aumentarán las demandas internas. Esto ocurre también a nivel de algunos de los principales países exportadores, entre los cuales sólo Estados Unidos aumentaría nuevamente sus exportaciones, en parte a costa de una nueva reducción en sus existencias finales. De esta manera, a nivel mundial, para la temporada 2007/2008 se proyecta una reducción de 5,6% en las exportaciones de trigo. Las últimas proyecciones entregadas por el USDA muestran bajas relativamente menores en las exportaciones de la Argentina, los países de la antigua Unión Soviética y Australia, pero las de Canadá y la Unión Europea (27) se reducirían en forma apreciable (29% y 35%, respectivamente). En el estudio prospectivo del USDA, se estimaba que las exportaciones de trigo desde EE.UU. se mantendrían estables entre los años 2007 y 2009 y que sólo se incrementarían después de 2009/2010. Sin embargo, en el informe de enero de 2008 se proyecta ya un aumento de 30% en los envíos para el año de comercialización 2007/2008, en respuesta a los altos precios mundiales, la mayor demanda de los países en desarrollo y la disminución de oferta en algunos países exportadores. En las tablas 2 y 3 se evidencia una disminución de las existencias finales entre las temporadas 2006/2007 y 2007/2008 en los principales países importadores y exportadores, con la sola excepción de la China (8,8%). Los stocks de la Argentina y de los países de la antigua Unión Soviética permanecen prácticamente estabilizados. El sostenido incremento del precio del petróleo, la devaluación del dólar frente al euro y otras monedas y las significativas demandas de trigo por parte de algunos países importadores, han impulsado los precios de los futuros del cereal a un aumento permanente en los últimos meses. Durante el mes de diciembre de 2007 se mostraron fuertes incrementos en los precios de los trigos que determinan el precio interno del grano en Chile (tabla 4). En EE.UU. el mayor aumento se observó en el precio FOB Golfo del trigo Soft Red Winter, con un 84% en relación al promedio del mismo mes en el año 2006, alcanzando alrededor de US$ 360 por tonelada. El valor de la tonelada de los trigos rojos fuertes (HRW) en el mismo mercado, superó la barrera de los US$ 300 a finales de agosto de 2007; a inicios de octubre alcanzó los US$ 390 y para mediados de diciembre ya se transó por sobre US$ 400 por tonelada. A partir de esa fecha descendieron levemente, llegando al 31 de diciembre a los US$ 365 por tonelada métrica, promediando en el último mes del año un incremento del 78% en relación al mismo mes de 2006. A principios de 2008 ha vuelto a subir, llegando nuevamente a US$ 400 por tonelada. También el precio del trigo Soft Red Winter ha subido. Para Chile es relevante observar qué sucede con el precio del trigo argentino, nuestro principal proveedor. Los precios en este mercado son siempre inferiores a los de EE.UU. y los incrementos también han sido inferiores. Sin embargo, los precios FOB en puerto argentino del último mes del año 2007 promediaron los US$ 295,56 por tonelada, lo que implica un incremento de 49%. Considerando un valor estimado de US$ 50 por tonelada para traer ese trigo a un molino en Chile, incluyendo fletes, seguros y costos de importación, el costo de importación se elevaría a unos US$ 345, equivalentes a $ 17.181 por quintal (US$ 1=$ 498). Con posterioridad, si bien ha bajado el nivel de tasa de cambio, ha subido el precio del trigo argentino, por lo que el costo de importación se mantiene aproximadamente estable. Tabla 4. Precios promedio diciembre 2006 y 2007 de trigo en EE.UU y Argentina Lugar de origen y tipo de trigo Precio promedio diciembre (US$/tonelada) Variación (%) 2006 2007 Trigo pan FOB puerto argentino 198,70 295,56 48 Trigo Soft Red Winter Nº 2,FOB Golfo EE.UU. () 196,37 360,43 84 Trigo Hard Red Winter Nº 2 FOB Golfo EE.UU. () 215,36 383,38 78 Fuente: elaborado por ODEPA con datos de los mercados de materias primas y de Reuters. () Cotizaciones para entrega diferida. Los precios de los futuros de HRW FOB Golfo, publicados en diciembre de 2007, se mantienen firmes en las próximas posiciones. Por lo tanto, no se espera una disminución de los precios en el próximo trimestre, lo que entrega una señal positiva para la comercialización de la cosecha de trigo nacional. Ninguno de los tres informes mencionados anteriormente, referidos a proyecciones de precios para diferentes cultivos y cereales del mundo, en este caso de trigo, fue capaz de prever el importante aumento del precio ocurrido en el último trimestre del año 2007 (figura 1). Las proyecciones en los distintos estudios contemplaban los precios promedio entre septiembre y agosto de cada año, y las más osadas estimaban un incremento del precio del trigo de un 4% para el período comprendido entre las temporadas 2005/06 y 2006/07. Sin embargo, el nivel de precios del trigo Hard Red Winter N° 2 FOB Golfo en la temporada 2006/07 superó en promedio los US$ 220 por tonelada, valor que es 9,3% superior a los observados en la temporada 2005/06. Más aún, la diferencia observada en el último trimestre de 2007 en relación a igual período del año anterior se amplificó a 61% (figura 2). Todavía mayor es la diferencia entre los precios correspondientes a los meses de diciembre de 2007 y 2006, que se acerca a 80%. Específicamente en relación a los precios para el productor norteamericano, en las proyecciones realizadas por el USDA se suponía que el precio promedio de US$ 159,84 por tonelada obtenido en la temporada 2006/07 se elevaría a US$ 163,51 en la temporada 2007/08 (3,4% de incremento) y de ahí declinaría levemente, para volver a subir a los mismos valores hasta el año 2017, alcanzando a US$ 167,19 por tonelada métrica. Es decir, para los próximos 10 años el USDA proyectaba una mantención del nivel de precios de la temporada 2006/07 y en ningún momento retornar a valores históricamente más bajos pagados en años anteriores. Sin embargo, no pudieron prever la variación que se observó en la realidad a fines del mismo año 2007, y todavía no se conocen estudios que incluyan esta variable. Es difícil proyectar lo que sucederá en los próximos meses y años. No obstante, los elementos con que se cuenta en la actualidad permiten suponer que los precios del trigo continuarán altos. Las bajas existencias mundiales previstas y, especialmente, su reducción en los Estados Unidos a niveles que son los menores de los últimos sesenta años, son indicadores en este sentido. Los mercados de futuros señalan también algo parecido: las posiciones para los meses de cosecha en el hemisferio norte se ub ican sólo 10% por debajo del valor actual y muestran un curso firme a partir de ese nivel en los primeros meses de 2009. En resumen, nadie cree que los precios bajen en forma importante en la próxima temporada. Es probable que, como respuesta a los altos precios actuales, se incrementen la superficie sembrada y la producción de trigo en el mundo. Igualmente debería mejorar la situación especial que ha afectado a Australia, gran país exportador, en los últimos años. No obstante, la competencia que significan para el trigo cultivos como el maíz y la soya, que también pasan por un momento económico excepcional, limitan las posibilidades de que experimente un aumento masivo que genere una gran reducción en los precios, al menos dentro de los próximos dos años. En todo caso, es muy poco probable que alguna vez se vuelva a los niveles de años pasados. 1 Proyecciones del Banco Mundial. Prospects for the Global Economy - Commodity Forecasts (nominal prices). 2 Las proyecciones OECD-FAO en Agricultural Outlook 2007-2016. 3 Informe de USDA en febrero de 2007: Agricultural Projections to 2016. 4 El retiro de tierras de la producción, introducido para limitar la producción de cereales en la Unión Europea, se aplicó de forma voluntaria a partir de la temporada 1988/89 y pasó a ser obli atorio en un 10% a partir del año 1999. Jeannette Danty Larraín

Related items

Situación mercado de la trufa en el mundo. Alimentos Procesados. Visión Internacional. Reporte de nuestros agregados agrícolas.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).
Fecha de Publicación:
2012-11-29
El rol indicador del valor del trigo candeal en el funcionamiento del mercado y coordinación de la cadena.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa). Departamento de Política Sectorial y Análisis de Mercado.
Fecha de Publicación:
2019-01-11