Estrategia de desarrollo y transferencia tecnológica para el cambio climático.

El reciente informe especial sobre 1,5°C del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés), reconoce la importancia de reducir entre 45 a 50 por ciento las emisiones de GEI a nivel mundial a más tardar en 2030 para evitar que la temperatura del planeta aumente por sobre los 1,5 grados Celsius (IPCC, 2018a). Sin cambios drásticos, los efectos en el clima que ya están afectando el planeta serán más rápidos, de largo alcance y sin precedentes en su impacto en los sistemas humanos, físicos y naturales. Este escenario plantea una serie de desafíos, tanto en términos de mitigación (y captura) de GEI, como de la adaptación a los impactos del cambio climático. En ese contexto, la propuesta de una estrategia para el desarrollo y transferencia tecnológica para el cambio climático que aquí se presenta entiende que estas son herramientas fundamentales para acelerar la transición hacia una sociedad baja en carbono, y para disminuir los riesgos asociados a los impactos del cambio climático. El desarrollo y la transferencia tecnológica son dos caras de la misma moneda, que cuando se aprovechan juntas, constituyen un medio efectivo para catalizar y apoyar los procesos de transformación que permitan transitar hacia una economía circular y alcanzar la meta de emisiones netas de carbono cero para 2050. De esta manera, se contribuye a construir una sociedad próspera, inclusiva y resiliente al clima, que aprovecha el conocimiento y lo integra a las comunidades y la industria, como condición clave para el desarrollo. Hacernos cargo de las causas y los impactos del cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad. Para responder a ellos necesitamos todas las herramientas y capacidades posibles. El desarrollo y transferencia de tecnología, en conjunto con otras herramientas como los cambios culturales y las soluciones basadas en naturaleza, son elementos críticos para lograr reducir las emisiones -y aumentar las capturas- de GEI, así como disminuir la vulnerabilidad y aumentar la resiliencia para hacernos cargo de los eventos climáticos que ya estángenerando impactos y que van a acentuarse en el futuro producto del cambio climático.

Related items

El cambio climático y el sector silvoagropecuario chileno.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2012-03-30
Cambio climático y sector silvoagropecuario: proyectos e instancias.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2014-04-02