Una evaluación del Programa de Recuperación de Suelos (SIRSD-S).

Los suelos constituyen la base para el desarrollo de la agricultura y del sector forestal, siendo la función central para este sector, la productividad primaria, entendiendo ésta como la capacidad del suelo para suministrar nutrientes y agua, para producir biomasa vegetal para uso humano y animal, proporcionando alimentos, forraje, fibra y combustible; todo esto dentro del marco de un ecosistema natural o administrado de manera artificial. Esta función es la base económica para los agricultores y todos los sectores relacionados a la producción de alimentos y productos forestales. Por otra parte, la función de los suelos va más allá de la productividad primaria, incluyendo además la regulación y purificación del agua, el secuestro de carbono y la regulación del clima, la provisión de hábitat y la biodiversidad del suelo, así como también el ciclo de nutrientes. Se estima que una cuarta parte de todos los suelos agrícolas en uso, continuarán su actual proceso de degradación; por lo tanto, su potencial futuro para la producción continuará su progresiva disminución, si es que no se implementa una adecuada intervención que mitigue o detenga estos efectos. Se puede decir, en resumen, que los suelos que no se manejen de manera sostenible pueden perder su función de productividad a largo plazo.

Cartes S., Gabriel (2021-03) Una evaluación del Programa de Recuperación de Suelos (SIRSD-S). [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata