Coyuntura macrosectorial, octubre 2006.

La propuesta de presupuesto fiscal para 2007 supone un incremento de 8,9% en el gasto del Gobierno, con énfasis en trabajo, educación, salud y obras públicas. Considera un crecimiento económico de 5,7%; una expansión de la demanda interna de 5,8%; un precio del cobre de 205 centavos de dólar por libra; un precio del dólar de 555 pesos; una variación del IPC de 3,5% y un superávit fiscal ascendente al 4,4% del PIB. Estos parámetros deberían orientar las expectativas de los agentes económicos en el horizonte de corto plazo; no obstante, la encuesta de expectativas económicas que realizó el Banco Central de Chile en el mes de octubre pone de manifiesto una visión menos optimista. En efecto, los valores medios proyectados para la variación del PIB y para el tipo de cambio en 2007 se situaron en 5,3% y 550 pesos, respectivamente. La señal que entregó el Consejo del Banco Central en su reunión mensual de política monetaria al acordar mantener la tasa de interés en 5,25% anual, es relevante, sobre todo por su declaración en el sentido de que estima que "por un tiempo prolongado, podrían no ser necesarios nuevos incrementos en la tasa de interés de política monetaria para mantener la inflación proyectada en torno a 3% anual." Basado en condiciones externas e internas ventajosas, como el elevado precio del cobre y el aumento del empleo asalariado, entre otros, concluye que los antecedentes disponibles son coherentes con el repunte de la actividad proyectado para el próximo año.  Indicador  Período  Valores  Var %    2005 2006  Indices industria agroprocesadora (base 2002)        Producción física        Ventas   ago 114 119 123 124 7,6 4,1  Fuerza trabajo ocupada en agricultura (miles pers.) jun-ago 674 716 6,1  Tasa de desocupación en la agricultura jun-ago 7,1 7,0    Exportaciones silvoagropecuarias (mill.US$ FOB)        Primarias        Industriales ene-ago  5.701 2.128 3.573 6.011 2.132 3.879 5,4 0,2 8,6  Imp. productos silvoagropecuarios (mill. US$ CIF) ene-ago 1.129 1.441 27,7  Imp. insumos y maquinaria agrícolas (mill.US$ CIF) ene-ago 863 573 -33,6    %  Cotización del dólar (pesos por dólar) sept 537 539 0,4  Indice de precios a consumidor (base 12-1998)        IPC general        IPC alimentación   sept 121 110   125 112 2,8 1,8  Indice de precios al por mayor (base 06-1992)        IPM general        IPM agropecuario   sept 224 210   240 215 7,1 2.2  Indice de precios al productor (base 04-2003)        IPP general        IPP agropecuario En agosto el desempeño de la industria manufacturera, medido por el índice de producción y el de ventas físicas (que excluye la fundición y refinación de cobre), fue decepcionante, al volver a mostrar niveles de crecimiento anual inferiores a 1,5%. La agroindustria logró distanciarse de dicho comportamiento y exhibió variaciones de 7,6% en el índice de producción física y 4,1% en el índice de ventas físicas, en el período. El indicador de ventas fue impulsado, primordialmente, por el alza de 15,2% que favoreció a las empresas elaboradoras de bebidas. Los rubros más dinámicos en producción de la industria agroprocesadora fueron: aserrado y cepilladura de madera (17%); producción, elaboración y conservación de carne, pescados, frutas y legumbres (16%); elaboración de productos de la molinería (14%); elaboración de bebidas (11%), y fabricación de productos de madera, corcho y paja (8,7%). Mientras la producción de la industria asociada al agro lideraba el crecimiento industrial, en materia de comercio exterior nada puede competir con la minería. En un escenario internacional que continúa siendo favorable, la bonanza del cobre siguió impulsando las exportaciones, las cuales acumulan a agosto un alza superior al 46 por ciento. Bastante más moderado, el sector agropecuario y silvícola muestra un crecimiento de 5,4% en sus exportaciones. La balanza comercial de productos silvoagropecuario acumuló un saldo positivo de 4.569 millones de dólares al octavo mes de 2006. Las exportaciones totalizaron 6.011 millones de dólares y las importaciones se elevaron a 1.441 millones de dólares, con un crecimiento de 27,7% en relación con los mismos meses de 2005. En línea con la tendencia que se ha observado durante los últimos años, los envíos de bienes procesados son los responsables de la mayor parte de la expansión del comercio agrícola. De hecho, las exportaciones industriales se incrementaron 8,6%, mientras los productos primarios registraron un modesto aumento de 0,2 por ciento. La situación del sector en términos de la generación de empleo es ambigua: por una parte hay un aumento de los ocupados (41.000 personas) y, a la vez, un incremento en el número de desocupados (2.310 personas). El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la tasa de desocupación nacional se situó en 8,5% en el trimestre junio-agosto, lo que representa un descenso en comparación con el mismo período de 2005. Sin embargo, este promedio envuelve realidades diferentes. Así, mientras la tasa de desempleo de los hombres varió significativamente en doce meses al pasar de 9,6% a 7,7%, el desempleo de las mujeres disminuyó levemente, desde 10,9% a 10,1%. La tasa de participación laboral femenina se ubicó en 38,1% y la masculina en 71,2 por ciento. A su vez, las cifras revelan que hubo caídas de las tasas de desempleo en once de las trece regiones del país. No obstante, las dos regiones donde la desocupación aumenta, y lo hace significativamente, corresponden a zonas donde la agricultura es una actividad muy relevante: la VI y la VII regiones. En la primera de ellas, donde la fuerza de trabajo agrícola es el 27% del total regional, la tasa de desocupación salta desde 4,4% a 8,1% al comparar el trimestre junio - agosto de 2005 y 2006. En la Región del Maule, donde los trabajadores agrícolas representan el 29% de la fuerza de trabajo de la región, el desempleo sube de 8,4% a 9,1% en los últimos doce meses, quedando por sobre el promedio nacional. La tasa de desocupación agrícola en esa región se empinó por sobre los dos dígitos, anotando un 10,9 por ciento. Los ocupados en agricultura, caza y pesca ascendieron a 716 mil personas, lo que, sumado a los 54 mil desocupados, totaliza una fuerza de trabajo sectorial de 769 mil trabajadores y trabajadoras. La tasa de desocupación en el agro se mantiene persistentemente por debajo del promedio de la economía, incluso en meses donde la marcada estacionalidad del empleo agrícola está en su fase depresiva. Los indicadores de evolución del nivel precios a consumidor (IPC), al por mayor (IPM), y al productor (IPP), muestran un sentido claro, con variaciones anuales de signo positivo y niveles decrecientes a lo largo de la cadena de distribución desde el productor al consumidor. Los precios a consumidor de los alimentos y los precios al por mayor agropecuarios registraron en septiembre alzas anuales de 1,8% y 2,2%, respectivamente. Los precios al productor agropecuario anotaron una caída cercana al 14% entre septiembre de 2005 y el mismo mes de 2006. Si a los menores precios agrícolas se añade el aumento en la tasa de interés y un valor del dólar que se mantiene en niveles bajos (a 539 pesos se cotizó el dólar en septiembre), se comprende la difícil situación por la que atraviesan los productores del sector agropecuario.

Ver más
Gumucio A., María Amalia (2006-10-17) Coyuntura macrosectorial, octubre 2006. [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica Copiar url persistente
See document
See technical metadata

Related items

Coyuntura macrosectorial, mayo 2006.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2006-05-31
Coyuntura macrosectorial, octubre 2008.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2008-11-06
Coyuntura macrosectorial, enero 2004.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2004-02-02