Las malas cosechas hacen preveer una escasez de mieles claras en el mercado internacional