Claudia Carbonell, directora de Odepa, expuso hoy en el seminario internacional “Agroecología y Sustentabilidad para la Agricultura Familiar Campesina”, organizado por Odepa e Indap. Este evento fue inaugurado por el ministro de Agricultura, Carlos Furche

Thumbnail
Issue Date:
2015-03-25
estudiosNoticias institucionales

 El ministro de Agricultura, Carlos Furche, inauguró el seminario Internacional “Agroecología y Sustentabilidad para la Agricultura Familiar Campesina” – que se desarrollará todo el día en el Centro Cultural GAM- . El evento fue organizado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) y  el Instituto de Desarrollo Agrooecuario (Indap).“La agroecología significa una nueva manera de hacer agricultura, no solo en la introducción de algunas tecnologías aisladas, sino una forma integral, nueva, de revincularnos con los recursos naturales y con sus potencialidades  productivas”, indicó el ministro Furche.La directora de Odepa, Claudia Carbonell, señaló que “este seminario tiene por objeto convertirse en una instancia de discusión y diálogo sobre la agroecología y la producción sustentable, con la finalidad que en el mediano plazo, esta forma de hacer agricultura pueda integrase y ampliar su práctica a la actividad agrícola tradicional”Octavio Sotomayor, director de Indap, comentó que “nuestra institución quiere reflexionar sobre el tipo de agricultura que estamos promoviendo. Queremos enviar una señal clara y contundente en el sentido de que en Indap queremos producir un cambio”.Este encuentro, en que el concepto central es la estabilidad alimentaria  y la protección del ecosistema, cuenta con la destacada exposición del Doctor en Entomología y profesor de la cátedra de Agroecología de la Universidad de California – Berkeley, el chileno Miguel Altieri.El mensaje de Altieri se concentra en el modo en que la independencia de los pequeños agricultores en la gestión de los recursos, los métodos de cultivo respetuosos del suelo y el agua, los abonos naturales y las tecnologías limpias, pueden hacer frente a la desertificación, la sobreexplotación, los agroquímicos y la escasez de mano de obra que afecta a los campos.