Los hitos más importantes de taller en tecnologías para la poscosecha de frutas en Costa Rica

Thumbnail
Issue Date:
2012-11-26
estudiosNoticias institucionales

Con la presencia del Sr. Embajador de Chile en Costa Rica, Sr. Miguel Ángel González, se realizó el primer taller en tecnologías de poscosecha de frutas organizado por la Agregaduría Agrícola y ProChile, el que contó con el apoyo del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) y la Cámara de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos (CEIPP). Este taller fue dirigido hacia los encargados de las áreas de control de calidad y procesos de las empresas importadoras de fruta chilena y los jefes del área de perecibles de las cadenas de supermercados costarricenses. También se invitó a funcionarios del SFE y de la Organización Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) quienes también forman parte de la cadena de comercialización. La exposición estuvo a cargo del Ing. Agr. Ph.D. Juan Pablo Zoffoli, profesor asociado de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quien previamente tuvo la oportunidad de visitar las instalaciones del SFE y los recintos fiscales en el puerto de Caldera, dos de las principales empresas importadoras y dos locales de las principales cadenas de supermercados, con la finalidad de conocer en terreno sus opiniones sobre los problemas que presentan las frutas importadas. Durante el taller, el profesional chileno enfocó su atención en los atributos que debe tener la fruta basado en la expectativa que tiene el consumidor, la cual es netamente sensorial y que busca la obtención de placer. En ese sentido, los defectos como oscurecimiento de la pulpa y la pérdida de textura y jugosidad en los duraznos, nectarines y ciruelas acaban con la ilusión del consumidor, el que termina evitando repetir la mala experiencia. También se analizó la situación de los kiwis, los que habitualmente demoran mucho en alcanzar la madurez de consumo y cuando lo hacen es irregular, la pulpa se pone cristalina y la columela permanece dura; en este caso el resultado es una reducción en la rotación del producto lo que genera pérdida de oportunidades de venta. Según el Dr. Zoffoli, los problemas de calidad asociados al desconocimiento de las técnicas adecuadas para la conservación de la fruta fresca y los procesos de maduración por parte de los importadores y la cadena de comercialización en destino se estaría convirtiendo en una de las principales limitantes para incrementar nuestras exportaciones y convertirnos en una real potencia agroalimentaria. Mencionó que se hace fundamental que toda la cadena involucrada en el proceso agroexportador (privado y público), hasta los puntos de venta, conozcan los avances que ha hecho Chile en tecnologías de poscosecha e hizo un reconocimiento a los organizadores del taller en este sentido. En su exposición, Zoffoli hizo hincapié en la responsabilidad que tienen las empresas exportadoras en usar las técnicas de cosecha y poscosecha correctas en función a la variedad y el mercado de destino, de modo de garantizar que, luego de un período de almacenaje prolongado, el producto exprese adecuadamente su potencial organoléptico. Además comentó sobre la estrecha relación que existe en Chile entre la academia y el sector privado en la búsqueda de soluciones a los problemas de poscosecha a través de la investigación. Como ejemplo mencionó que a través de esta relación, la industria chilena del kiwi contará con un nuevo protocolo que relaciona la materia seca con la presión de pulpa y los sólidos solubles para definir diferentes opciones de acondicionamiento según el tiempo de almacenaje y así obtener un producto de mejor calidad al momento de su consumo. También señaló que es fundamental que los importadores cuenten con la infraestructura necesaria y retroalimenten a sus proveedores correctamente sobre los problemas de calidad y/o condición que puede presentar la fruta. En este sentido recalcó que el personal a cargo de verificar la calidad en destino debe estar capacitado para identificar adecuadamente los defectos y sus causas, así como conocer la capacidad y susceptibilidad que tiene cada especie y variedad al almacenaje en frío. Indicó que la responsabilidad debe compartirse entre exportadores e importadores, en especial en lo que respecta a la difusión de las técnicas para mejorar la maduración en destino según sea el tipo de acondicionamiento efectuado a la fruta en origen y de esa forma llegar con una fruta sabrosa y confiable que seduzca al consumidor.

Related items

En Costa Rica, "Primer Taller en Tecnologías de Poscosecha"
Autor(es):
Aguilar Gorodecki, Alejandra
Fecha de Publicación:
2012-11-19