Seminario Internacional sobre Agroenergía y Biocombustibles

Thumbnail
Issue Date:
2006-08-08
estudiosNoticias institucionales

Los Ministerios de Agricultura y Minería y Energía, junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Colegio de Ingenieros Agrónomos, organizaron el primer seminario internacional sobre Agroenergía y Biocombustibles, que se realizó durante los días 27 y 28 de julio en la sede de la FAO en Santiago. Este seminario fue inaugurado por S.E. la Presidenta de la República Michelle Bachelet quien señaló que "el tema energético es un asunto estratégico del país y el objetivo del Gobierno es buscar consolidar una situación de seguridad energética". La Presidenta reiteró que el tema energía es un tema-país y que el Gobierno está trabajando para estimular el desarrollo de nuevas fuentes de generación. Mencionó la creación de un ambicioso Plan de Seguridad Energética y de una mesa de trabajo público-privada para formular una propuesta de política sobre los biocombustibles. Expresó su confianza en que en este seminario se esbozarán las primeras líneas para un potencial desarrollo de los biocombustibles en Chile, destacando la importancia del evento. Señaló que el Ministerio de Energía y el Ministerio de Agricultura deberán trabajar coordinadamente en las distintas instancias para una propuesta de desarrollo. La Presidenta Bachelet finalizó su intervención reiterando su llamado a abordar este tema con visión de Estado y como parte de la política estable de Gobierno, basada en tres ejes principales: seguridad en el abastecimiento; eficiencia económica y sustentabilidad del desarrollo. Por su parte, José Graziano da Silva, Representante de la FAO, manifestó su confianza en la producción de bioenergía en la región, reconociendo que hay varias ventajas para hacer de la agroenergía el pilar de un proyecto de futuro en Latinoamérica, en especial, para el espacio rural y sus habitantes. Enfatizó la recomendación de los países miembros de la FAO por favorecer la diversificación de fuentes energéticas, y reiteró que la FAO es, desde ya, un aliado atento a servir y sumar. El seminario internacional continuó con el desarrollo de diversos paneles. Acá se presentan las ideas y recomendaciones principales de cada uno de ellos. En la Mesa Ministerial, los Ministros de Agricultura y Minería y Energía informaron sobre la actual situación energética de Chile y las oportunidades para la producción de fuentes alternativas, en especial a partir de la biomasa. Reiteraron el mensaje de la Presidenta Bachelet y el énfasis en la búsqueda de alternativas capaces de rediseñar la matriz energética chilena. El Ministro de Agricultura anunció la creación de una unidad de agroenergía y biocombustibles radicada en la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa). El Ministro de Brasil y la representante del Secretario de Agricultura de Argentina expusieron las experiencias de sus respectivos países en el tema. Fueron mencionadas lecciones aprendidas durante las experiencias y fue manifestado el deseo de una mayor cooperación con Chile para el desarrollo de una estrategia nacional de desarrollo y fomento de los biocombustibles y la agroenergía. Fue presentada la Plataforma Internacional de Bioenergía, liderada por la FAO y una síntesis de la situación internacional de los biocombustibles. Se entregaron antecedentes de los mercados y las proyecciones futuras de combustibles fósiles y bioenergéticos, indicando que será inevitable una disminución de la oferta del petróleo a partir del año 2020. Se enfatizó la necesidad de que el sector agrícola se organice para atender la demanda que no podrá ser atendida por el petróleo. Se sugirió que los sectores público y privado pongan mayor atención a la producción de agroenergía a partir de materias primas lignocelulósicas, como alternativa más competitiva para Chile. Se enfatizó también la importancia de la investigación científica como elemento clave para la identificación de nuevas opciones bioenergéticas alternativas. Se revisaron experiencias internacionales, que muestran la existencia de lecciones aprendidas y elementos comunes, a pesar de venir de realidades distintas. Se identifican entre otros la necesidad imperiosa de diversificar y expandir la matriz energética, la búsqueda de soluciones para la reducción de emisiones y protección del medio ambiente y el reconocimiento de contar con potencial para generar fuentes energéticas alternativas y renovables. Se recomendó: Avanzar, en forma paralela, en la definición del marco legal y regulatorio. Establecer plazos, metas, tipo de combustible y mezclas para inicio de un programa. Asociar la producción con el mercado potencial y la demanda real, considerando los diversos agentes y normas de calidad, fiscalización, etc. Buscar una "manera chilena" para el desarrollo de la bioenergía, considerando experiencias previas en otros países (no hay receta única). El panel presentó modelos predictivos de producción y análisis de costos para etanol y biodiesel, que ratifican su factibilidad y alto potencial en el país, logrando ser aún más competitivos si se incorpora la rebaja del impuesto específico y se realiza aprovechamiento integral de las materias primas. La mesa concluyó que las materias primas con mayores perspectivas son biomasa, especialmente las de alto contenido celulósico, como también algunos cultivos productores de almidón. Estas alternativas equilibran la ecuación entre producción de alimentos y biocombustibles. El desarrollo de dichas fuentes alternativas permitiría además incorporar a la producción zonas sin desarrollo agrícola actual. Las ventajas ambientales son una de las principales fortalezas de estas fuentes renovables. La mesa recomendó: Desarrollar un marco regulatorio sobre la calidad de los biocombustibles. Establecer una línea de investigación conjunta en bioenergía entre sectores público y privado, considerando oportunidades y riesgos de inversión. Desarrollar líneas de investigación que incluyan aspectos productivos, análisis económicos y de costos. La mesa reconoce las ventajas de Chile, por su estabilidad política y económica, para el desarrollo de inversiones en oportunidades de negocios en la bioenergía. Destacó la importancia del fortalecimiento de la alianza público-privada. Demandó del sector público el establecimiento de reglas claras, marco regulatorio e incentivos que permita el desarrollo de la bioenergía. El sector privado debe ser el actor principal llamado a desarrollar las nuevas fuentes energéticas, realizando las inversiones y concretando las oportunidades de negocios. La mesa recomendó: Que el Estado establezca un marco regulatorio e incentivos tributarios. Mantener un seguimiento de la evolución del precio internacional del petróleo, ya que la competitividad de fuentes energéticas alternativas es muy sensible a su nivel de precio. Considerar a los consumidores, informándoles y educándoles. Desarrollar, en paralelo, la aplicación de biocombustibles en la industria automotriz. Fueron presentados los lineamentos generales de las políticas energética y silvoagropecuaria y forestal de Chile, con énfasis en la producción y utilización de biocombustibles. Los principales aspectos de importancia destacados en la política energética fueron la diversificación, reducción de emisiones, el fomento a la innovación y la generación de nuevas oportunidades de empleo. Fueron también presentadas propuestas de líneas de acción para un plan de desarrollo de los biocombustibles y la necesidad de definición de parámetros y normas reguladoras del sector. Se reiteró el compromiso del Gobierno con la cr eación de un Plan Nacional. La importancia y potencial de la agroenergía en Chile fue destacada, con referencias a la participación de los diferentes órganos del Gobierno en la definición del Plan de Seguridad Energética y del Grupo de Trabajo Público-Privado. El Ministerio de Agricultura presentó algunos supuestos base para posibles escenarios y los principales desafíos para una adaptación del sector para la identificación de materias primas y producción de biocarburantes. La Mesa reconoce la importancia de un trabajo interministerial e intersectorial en la definición del plan de trabajo. Se presentaron las fortalezas y debilidades técnicas de uso de biocombustibles; infraestructura y logística; problemas de escala de producción y normas para revisiones técnicas automotoras para adecuación a estandares de Estados Unidos y Europa. La mesa también discutió alternativas de financiamiento de propuestas en investigación y desarrollo. También fueron abordados aspectos relacionados con la evaluación del impacto ambiental que debe realizarse a lo largo de toda la cadena, de manera que no constituya una barrera. El consumo de etanol mezclado con gasolinas no es neutro ambientalmente hablando. En cambio, el biodiesel tiene ciertas ventajas. El sistema nacional de información territorial de terrenos fiscales que sirven para proyectos de investigación y desarrollo está disponible para comenzar los estudios. La mesa recomienda que se debe mejorar la consistencia de políticas públicas que involucran los siguientes puntos: Incentivos y subsidios Atención de ciertas debilidades que presentarían los biocombustibles, debido al rezago de la investigación y desarrollo, limitación de escala, dificultades logísticas e incertidumbre de precios. Estudios futuros deberán establecer las ventajas y desventajas económicas, ambientales y sociales de los biocombustibles dentro de una visión estratégica y no meramente economicista/financiera. Definición de normas de emisiones para biocombustibles, de ensayos por realizar y especificaciones de calidad, así como definiciones de técnicas de uso. Análisis de los incentivos a la industria considerando el "ciclo de vida", es decir, tener en cuenta los impactos desde el origen de la materia prima y su producción, al consumo. Promoción de una investigación aplicada y cooperación internacional para el desarrollo de cultivos de especies para generar biocombustibles. Finalmente, se evaluó el seminario como un gran éxito, con un total de 443 asistentes registrados, con un promedio de 180 asistentes por panel. Se cumplieron ampliamente los objetivos, de posicionar el tema en la agenda pública, reunir a los distintos actores relacionados con el tema e iniciar un trabajo que de aquí a fines de año pueda lograr propuestas de política nacional, plan de trabajo y marco regulatorio que permita el fomento y desarrollo de la bioenergía en el país.

Related items

Seminario nacional sobre agroenergía en Venezuela
Autor(es):
Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)
Fecha de Publicación:
Noviembre 1983
Seminario y feria internacional sobre biogás
Autor(es):
Aguilar Gorodecki, Alejandra
Fecha de Publicación:
2011-06-03