Sectores público y privado coordinan acciones para optimizar proceso exportador salmonero

Thumbnail
Issue Date:
2003-08-08
estudiosNoticias institucionales

El Director Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Carlos Parra Merino, y el Director Nacional del Servicio Nacional del Pesca (SERNAPESCA), Sergio Mujica Montes, se reunieron con representantes de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Veterinarios (ALAVET) y el directorio de la Asociación de Salmoneros, con el objeto de analizar las medidas de fiscalización y control de los medicamentos veterinarios utilizados en la producción de salmones del país. Los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, la Unión Europea, Corea y otros, fijan exigentes estándares en lo referente a residuos y buenas prácticas de uso de medicamentos y alimentos, así como buenas prácticas en los procesos de producción de los centros de cultivo, por lo que esta articulación público-privada busca apoyar en forma exitosa el proceso exportador nacional. En el año 2002, los productores nacionales exportaron cerca de 300 millones de dólares en filetes de salmones frescos o refrigerados. Es labor del SAG registrar todos los medicamentos veterinarios disponibles en el país. No está permitida la importación, fabricación y comercialización de medicamentos veterinarios que no estén previamente registrados en el Servicio. El registro de un medicamento veterinario es un procedimiento riguroso, destinado a estudiar las propiedades farmacológicas, toxicológicas, clínicas, terapéuticas y farmacéuticas de un producto, con el fin de determinar su eficacia, inocuidad y calidad para los animales, el ser humano y el medio ambiente. Debe afectuarse además su fiscalización en los locales de expendio y laboratorios de producción farmacéutica veterinaria y el control del 100% de los productos inmunológicos (vacunas) antes de su comercialización. Todos los esfuerzos que realiza el SAG para entregar al mercado productos registrados que cumplan los estándares internacionales, buscan que sólo sean utilizados estos productos, para tener la certeza de que se incorporan a los peces sustancias inocuas y seguras, tanto para ellos como para la salud humana.