Lista la propuesta para crear bolsa de productos agrícolas en Chile

Thumbnail
Issue Date:
2003-07-14
estudiosNoticias institucionales

Está listo el estudio de diseño, reglamentación y factibilidad económica de una Bolsa de Productos Agropecuarios para Chile, que se adjudicó la consultora argentina Agropuerto S.A. en marzo pasado, tras una licitación realizada por la Fundación Chile con recursos de la Subsecretaría de Agricultura. En las conclusiones del estudio se destacó que el ambiente en general para el desarrollo de este proyecto en Chile es favorable, debido a que la creciente apertura de nuestra economía está aumentando los requerimientos de competitividad, a través de administrar el riesgo de precios, ganar en seguridad (calidad y certificación) y reducir los costos de financiamiento e intermediación. Dentro de las principales conclusiones en materia de diseño, se menciona que, de acuerdo a la legislación de Chile, la Bolsa de Productos Agropecuarios se debe constituir bajo la forma jurídica de Sociedad Anónima Abierta, en la que las operaciones de compraventa e instrumentos financieros se realicen mediante plataforma electrónica a través de cable módem e internet por los corredores. Se sugiere que la Bolsa cuente con una Cámara de Compensación que operaría inicialmente dentro de la misma bolsa, y con una Comisión Arbitral, que se constituye en un tribunal arbitral de procedimiento propio. Asimismo se propone externalizar los servicios anexos a la Bolsa (logística, almacenamiento, transportes, etc). En materia de instrumentos, se sugiere el uso de contratos de compraventa de mercaderías físicas disponibles, forward y futuros con entrega, índices de precios a futuro, descuentos de forward y contratos de exportación, recompra de certificados de depósito, bonos securitizados de producción (cultivos, plantaciones y engorde), entre otros. Respecto a los criterios utilizados para seleccionar los productos que podrían ser transados en Bolsa, se tomaron en cuenta significación económica, volatilidad de precios, estandarización de productos, características comoditizables y grado de integración de la cadena de valor. De acuerdo a dichos criterios los productos serían: cereales (trigo, arroz, maíz); hortalizas (papa, tomate, cebolla y ajos); frutales (manzanas, uvas, kiwis, paltas); forestales (celulosa, madera pulpable y madera aserrable); salmones (salmón Coho, del Atlántico y truchas); harina de pescado, y carne (carne de bovino, como terneros, novillo de engorda y novillo gordo). El estudio contempla dos escenarios alternativos para la puesta en marcha de una bolsa de productos en Chile. El primero, considera establecer un convenio con alguna bolsa que opera en el Mercado de Valores (Bolsa Electrónica o Bolsa de Comercio de Santiago), utilizando sus sistemas de información y registro, y el segundo considera que la Bolsa compre los equipos y sistemas, pero ceda su administración a terceros. Barrera indicó que, dependiendo de estos escenarios, se prevé un capital inicial entre US$1 y US$1,5 millones, respectivamente. Estos recursos se destinarían a cubrir las garantías que establece la ley para constituirse (UF 30.000), inversiones iniciales y capital de trabajo. Respecto a los costos de operación, el estudio estima que éstos estarían en torno a US$ 470 mil y US$ 1,3 millones anuales, dependiendo de si se establece algún convenio con una bolsa de valores o si se compran los equipos y sistemas, respectivamente. De acuerdo a los análisis de factibilidad económica, se determinó que el proyecto sería rentable siempre y cuando la futura Bolsa Agrícola utilice las instalaciones y sistemas de registro de alguna de las Bolsas de Valores que operan en el país. Este trabajo contó con la colaboración de un amplio espectro del sector privado, en particular en el diseño y evaluación de los contratos propuestos. Se espera que este ejercicio se constituya como un insumo clave para el sector privado, para tomar la decisión de implementar en el corto plazo la Bolsa Agrícola.