Creció consumo aparente de carne bovina y porcina

Thumbnail
Issue Date:
2003-03-06
estudiosNoticias institucionales

En 2002 el consumo aparente de carne fue de 73 kilos por habitante. Esta cifra es 2,8% mayor que la anotada en 2001, cuando el consumo alcanzó a 71 kilos por habitante. El aumento del consumo estuvo liderado por las carnes de cerdo y bovina. Es destacable el consumo de carne bovina, que aumentó en 4,2%. En 2001 el consumo aparente de carne bovina fue de 22,3 kilos por habitante, en tanto en 2002 llegó a 23,2 kilos por habitante. Otro aumento considerable se registró en el consumo aparente de la carne porcina, que en 2002 fue de 20,3 kilos por habitante. Esta cifra es superior en 12,7% a la anotada en 2001, cuando el consumo llegó a 18 kilos por habitante. Es interesante hacer referencia al aumento de la producción de la carne de cerdo, que creció en 16%, totalizando 350.721 toneladas en 2002. La carne ovina se mantuvo tanto en 2002 como en 2001, con un consumo aparente de 0,4 kilos por habitante. La carne de ave, en cambio, disminuyó su consumo aparente en 4,2%: en 2002 fue de 28,3 kilos por habitante, que debe compararse con los 29,6 kilos por habitante consumidos en 2001. Esto se explicaría, entre otras razones, por los problemas sanitarios que afectaron al sector y que han sido felizmente superados.

Related items