Protección a trabajadoras temporeras

Thumbnail
Issue Date:
2002-01-03
estudiosNoticias institucionales

En 1999 FONASA accedió a que con sólo cuatro meses de cotizaciones las trabajadoras temporales de la agricultura pudieran acceder, junto a sus cargas familiares, a la cobertura de salud por el período de un año. Sin embargo, debido a que los contratos de la mayoría de ellas no superaban los tres meses, en la mitad de diciembre de 2001 el Presidente de la República anunció que dichos beneficios se harían extensivos a las trabajadoras que hubieren cotizado sólo por dos meses, percibiendo por un año, a partir de ese segundo mes, la atención de salud en la red pública de hospitales y consultorios como beneficiarias directas de dicho seguro.