INIA promueve producción integrada de vides en Vicuña

Thumbnail
Issue Date:
2002-10-23
estudiosNoticias institucionales

(Santiago, 23/10/2202, Agencia Minagri): Los productores de uva de mesa de exportación están conscientes de que los plazos terminan, ya que a más tardar en el año 2003 deberán tener incorporadas las Buenas Prácticas Agrícolas (BPAs) en sus predios, para así seguir exportando según las nuevas exigencias del Mercado Internacional. Qué estas Prácticas sean incorporadas a la brevedad, es un desafío que el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), dependiente del Ministerio de Agricultura, tiene como propósito a través del proyecto "Producción Integrada de Vides" ejecutado en el Centro Experimental de Vicuña. La aplicación de buenas Prácticas Agrícolas es el primer paso para llegar a tener una Producción Integrada de uva de mesa. La Producción Integrada busca reducir los impactos negativos de la producción agrícola en el medio ambiente y obtener así productos más sanos, haciendo de la agricultura una actividad sostenible en el tiempo. A su vez a través de las Buenas Prácticas Agrícolas se puede certificar que cada etapa del proceso productivo se efectuó correctamente de acuerdo a las normas higiénicas y de cuidado ambiental que exigen el destino de la fruta de la IV Región y del país. El Centro Experimental Vicuña es un laboratorio a campo abierto donde el INIA desarrolla paquetes tecnológicos y sus investigadores buscan la manera de optimizar la Producción Integrada en Uva de Mesa de exportación y la incorporación de las Buenas Prácticas Agrícolas para lograr un protocolo de procedimientos óptimo. Una vez terminado el proyecto se podrá entregar al agricultor la forma más eficiente de lograr Producción Integrada con incluidas Buenas Prácticas Agrícolas, los que desde ya comenzaron a capacitarse en estas nuevas exigencias. En cada ensayo que realiza el INIA sobre Producción Integrada los especialistas deben interactuar y por lo tanto, la investigación se hace mancomunada con equipos de trabajo multidisciplinarios. Para el Investigador del INIA y Doctor en entomología, Carlos Quiroz, "la Producción Integrada de uva de Mesa, apunta a un trabajo en conjunto, investigando temas relacionados con plagas, enfermedades, manejo del suelo, del agua y agronómico de las plantas. A pesar de que hay ensayos que son específicos, cada una de estas investigaciones mantiene una interacción con el grupo que está trabajando, entonces se está viendo cómo influye el resultado de un factor productivo en el resto de los factores". Como ejemplo de esto el encargado del Centro Experimental de Vicuña, Ingeniero Agrónomo Antonio Ibacache explica que la Producción Integrada significa por ejemplo que con los fertilizantes sólo se trabaje con aquellos productos autorizados, de preferencia de origen natural, "significa también ser muy eficiente en el manejo de los factores de producción, desde el punto de vista nutricional, aplicar lo estrictamente necesario y en el momento más apropiado para evitar contaminación del suelo y contaminación de aguas subterráneas" indicó. Para que sea una Producción Integrada, a los investigadores del INIA les interesa además cuidar el recurso suelo. El encargado de esta área, Ingeniero Agrónomo Carlos Sierra comentó al respecto que "para mantener la fertilidad de los sustratos que están muy desgastados estamos aplicando grandes cantidades de materia orgánica, de esa forma las características físicas del suelo se mejoran y se le dan mejores condiciones a las plantas para que crezcan y también se disminuyen los costos de aplicación de fertilizantes y agua". Competidores de la uva de mesa El Dr. Carlos Quiroz, encargado del manejo de plagas manifiesta, que dentro de la Producción Integrada, el manejo integrado de plagas y enfermedades es un aspecto fundamental, que todo lo que se haga como estrategia de control debe responder al comportamiento que está teniendo la plaga en el campo, lo que se hace a través de su monitoreo, dentro del parronal, "tenemos que tener identificadas cuáles son las plagas claves y eso, en el caso de la uva de mesa, lo sabemos muy bien. Son los chanchitos blancos y el trips. A través del monitoreo podemos saber qué está pasando con ellos a nivel de campo y en función de eso decidir si es necesario el uso de control químico". Por su parte el Ingeniero Agrónomo Antonio Ibacache aclara que los productores deben tomar conciencia con el tema de los fertilizantes "hoy simplemente se está pensando que hay que hacer crecer las plantas, pero pocos técnicos tienen conciencia del riesgo que existe de contaminación. Todo esto ha significado un programa intensivo de capacitación tanto del personal técnico como operarios de INIA. Capacitaciones en técnicas de aplicación de pesticidas, de monitoreo de plagas y enfermedades, toma de muestras foliares y riego entre los temas principales". Con respecto al riego, el agricultor hoy trabaja una línea de goteros, Antonio Ibacache comenta que en condiciones de suelos arenosos probablemente la incorporación de otra línea de gotero puede incrementar el volumen del suelo mojado y con ello "estimular un mayor crecimiento de raíces como consecuencia se tendría un mayor crecimiento de la vid y una mayor producción". En este ámbito trabaja también el profesional Leoncio Martínez y Fernando Riveros, este último ha investigado las enfermedades Botritis y oidio de la vid donde se busca a través de algunos ensayos disminuir las aplicaciones de pesticidas, disminuir costos y cuidar el medio ambiente, estas enfermedades son comunes de este fruto. Buenas prácticas Agrícolas Con respecto a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), el INIA ha comenzado a orientar a los productores de Uva de Mesa a través de charlas y Seminarios, unido a Empresas Privadas como la Exportadora Subsole S.A. El Doctor Carlos Quiroz explica una de las cosas que se hace junto con la exportadora es asesorar a grupos de productores en el sentido que estos se comprometan con un sistema de producción integrada y con la aplicación de buenas prácticas agrícolas "esto se está produciendo, aquí hay un cambio que es lento, paulatino en general, pero en este caso tenemos la ventaja que es acicateado por esta exportadora, que le entrega a ellos directrices técnicas y donde los productores han tenido la buena disposición de aceptar esto y están entusiasmado con esto porque es un factor de diferenciación para ellos". El Doctor Quiroz al igual que el Ingeniero Antonio Ibacache explican que la higiene es un punto importante dentro de las BPA, que la gente disponga de baño en los terrenos, que tengan agua potable, que el operador de pesticidas tengan el traje adecuado. Antonio Ibacache agrega que hay que asegurarse que esa fruta llegue sana a su destino, "aquí debemos meternos como productores, capacitando a la gente. Lo que se está haciendo en Vicuña es parte de un proceso de transformación que se quiere hacer de ese Centro Experimental, de tal manera que se transforme en un Centro de Producción Integrada de uva de Mesa, para ello se requiere que estas producciones estén en este marco de Buenas Prácticas Agrícolas. Las Buenas Prácticas Agrícolas implica que en todo lo que se haga en el predio se apliquen prácticas de higiene, medidas de seguridad para las personas que trabajan en la producción, tanto aplicadores como cosechadores, y que finalmente implica seguridad para los consumidores, ese es el marco". Respecto a algunas medidas de certificación como Europgap, que dan cuenta de Prácticas Agrícolas exigidas por algunos grupos de supermercadistas y distribuidores de alimentos en el año 2003, "tenemos que reconocer que en Chile la producción convencional de uva de mesa y frutas en alguna medida se aplican buenas prácticas agrícolas, por lo tanto no es un cambio tan violento, hay normas de sanidad e higiene, y hay utilización de los productos que están registrados en ese tipo de normas" Indica Quiroz. El investigador agrega que hay países como Sudáfrica y Nueva Zelandia, que van por delante de nosotros, "esto sign ifica una competencia muy fuerte, debemos posesionarnos en el mercado como un país que da garantías que lo que exporta es de calidad y una manera es a través de certificación, en una primera etapa de buenas Prácticas Agrícolas y en una etapa siguiente de Producción Integrada". El Instituto de Investigaciones Agropecuarias espera en un corto tiempo consolidar estas investigaciones entregando a los productores de Uva de Mesa de exportación las optimas condiciones para lograr un suelo fértil, un manejo adecuado de plagas y enfermedades y que no contamine el medio ambiente. Asimismo capacita al agricultor para que de a poco incorpore las Buenas Prácticas Agrícolas, "lo que ganará el agricultor es que su producto lleve un sello de garantía de calidad, lo que le otorgará mayor competitividad. Si no hacemos ese cambio como país, tenemos el riesgo de quedarnos en el camino. Chile en los últimos 20 años ha sido un país líder en exportación y es un importante desafío que siga jugando este rol. La certificación de la fruta no implica que los costos de producción sean menores por el contrario puede ser más caro, pero en el caso de la uva de mesa no hay alternativa. Si no entramos en este esquema simplemente no podremos exportar el día de mañana", enfatizó Quiroz. Instituto de Investigaciones Agropecuarias - INIA