Las buenas prácticas agrícolas deben ser parte de nuestra cultura productiva sectorial

Thumbnail
Issue Date:
2002-07-12
estudiosNoticias institucionales

1.- La Política de Estado para la Agricultura Chilena en el período 2000-2010, ha definido como uno de sus ejes estratégicos el desarrollo de una agricultura limpia y de calidad. ¿En este sentido, que papel juegan las Buenas Prácticas Agrícolas? Como usted señala, uno de los siete ejes estratégicos definidos en La Política de Estado para la Agricultura Chilena, 2000-2010, dice relación con el desarrollo de una agricultura limpia y de calidad orientada a todos los rubros de nuestra agricultura. Lo que nosotros entendemos por buenas prácticas agrícolas es el conjunto de acciones orientadas a ofrecer a los consumidores un producto inocuo, elaborado con un mínimo impacto ambiental y que, además, no haya representado un riesgo para la salud de los trabajadores que participaron en su elaboración. En este sentido, las buenas prácticas agrícolas representan la opción de la calidad para la agricultura convencional y a la cual pueden acceder todos los agricultores del país, independientemente de su tamaño. 2.- Cuáles son las acciones que el Ministerio de Agricultura y sus servicios están desarrollando en este ámbito? En primer lugar, se creó la Comisión Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas, que representa un punto de partida común en estas materias para el Ministerio y los servicios involucrados, representando, además, la instancia coordinadora del trabajo que se realiza en este ámbito. Ahora bien, sin perjuicio del trabajo que esta Comisión realiza, cada uno de los servicios vinculados al agro está desarrollando su propio programa de trabajo, respondiendo a los ámbitos específicos de su labor dentro del Ministerio. De esta forma, el INDAP ha iniciado la incorporación del tema calidad y buenas prácticas agrícolas en sus políticas, programas e instrumentos de fomento orientados a la agricultura familiar campesina. A su vez, el SAG también ha avanzado en el desarrollo del concepto, específicamente, en la adaptación de los programas de Planteles Animales Bajo Control Oficial (PABCO) acorde a los lineamientos que se establecen en las buenas prácticas ganaderas. De la misma forma instituciones como el FIA e INIA están desarrollando iniciativas tendientes a promover la innovación y la investigación en este ámbito. 3.- Específicamente, ¿cuál es la agenda de trabajo de la Comisión Nacional de Buenas Prácticas Agrícolas para el segundo semestre del año? La Comisión se ha propuesto las siguientes tareas para el segundo semestre de este año: a) contar con un marco normativo que permita el desarrollo de programas de Buenas Prácticas Agrícolas homogéneos entre los distintos rubros productivos, b) elaborar las especificaciones técnicas para programas de Buenas Prácticas Agrícolas en 13 rubros, tema en el cual se encuentra trabajando en un equipo interdisciplinario de la Universidad de Chile y el INIA, c) diseñar en conjunto con el FIA un concurso para apoyar a productores asociados en torno a un producto para lograr los estándares de calidad requeridos por los mercados y d) iniciar un trabajo conjunto con la cadena productora de carne bovina para lograr un acuerdo de producción limpia en buenas prácticas ganaderas. 4.- ¿Cuál es la importancia de la Firma del Acuerdo de Producción Limpia, suscrito por el sector hortofrutícola de exportación y el sector público involucrado? Este Acuerdo tiene gran importancia para nuestro Ministerio ya que se enmarca en uno de los ejes estratégicos de la Política de Estado para el sector. Este acuerdo representa la cristalización de un esfuerzo conjunto que realizó el sector productor de frutas y hortalizas y el sector público cuyo objetivo es apoyar al sector privado a alcanzar los estándares de calidad impuestos en forma creciente por los mercados, tanto nacionales como internacionales. Además, es importante esta experiencia ya que sirve de ejemplo para otros rubros del sector agropecuario interesados en acuerdos de este tipo que les permitan hacer uso de esta herramienta de competitividad. En particular, durante el segundo semestre de este año iniciaremos un acuerdo de producción limpia con la cadena de la carne bovina, tanto con los actores de la producción primaria como con los de la industria. 5.- ¿Cómo influyen en la institucionalidad del Ministerio de Agricultura estas nuevas orientaciones de la política agrícola? La actual administración del Ministerio se ha planteado el desafío de modernizar su institucionalidad de tal forma de responder mejor a los requerimientos de los escenarios actuales. En este escenario las alternativas de ordenamiento institucionales son múltiples y van desde el mejoramiento de las coordinaciones interministeriales, especialmente entre el Ministerio de Agricultura (SAG) y el Ministerio de Salud (Servicios Regionales de Salud); el fortalecimiento del SAG en los temas de inocuidad y calidad, en que entre otros aspectos se le amplíen las delegaciones en las áreas de la inspección como ha ocurrido recientemente con las carnes de ave; hasta la posibilidad de contar con una Agencia Pública única para abordar esta materia. También se analiza la posibilidad de una Corporación de la Calidad Agropecuaria cuyo objetivo sería establecer un sistema de normalización técnica para ciertos atributos básicos de calidad agropecuaria. Ministerio de Agricultura

Related items

Buenas prácticas agrícolas: eje estratégico de nuestra competitividad futura
Autor(es):
Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). Oficina del IICA en Chile
Fecha de Publicación:
Octubre 2002
FAO: las mujeres deben ser tenidas en cuenta en el diseño de políticas sociales
Autor(es):
Aguilar Gorodecki, Alejandra
Fecha de Publicación:
2016-03-09