Diálogos Rurales en La Moneda: Ministro de Agricultura conversará con Enrique Garcilazo e Ignacio Irarrázaval

En el marco de la implementación de la Política Nacional de Desarrollo Rural, impulsada por el Ministerios de Agricultura a través de la oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), se ha iniciado un ciclo de conversatorios denominado “Diálogos Rurales”. Estos encuentros buscan abordar los desafíos que enfrenta nuestro país para lograr un desarrollo integral de sus territorios rurales a través de la conversación de autoridades nacionales con expertos de Chile y el mundo. Para abrir este ciclo se ha invitado a José Enrique Garcilazo, jefe de la Unidad de Política Regional y Rural de la OCDE, quien conversará con el ministro de Agricultura, Antonio Walker, y el director del Centro de Políticas Públicas UC, Ignacio Irarrázaval. Este primer encuentro tendrá lugar el viernes 21 de junio a las 10hrs. en el Salón Prieto del Palacio de La Moneda, ubicado en Morandé 130, Santiago. La presencia de Garcilazo en Chile y la experiencia que puede compartir con nuestro país adquiere especial realce, ya que fue precisamente él uno de los directores del documento “Estudios de Política Rural de la OCDE – Chile”, encargado precisamente al órgano internacional con el fin de conocer sus recomendaciones para impulsar una Política Nacional de Desarrollo Rural en nuestro país. El documento hace tres recomendaciones fundamentales: cambiar la definición actual de “rural”, pues ya no refleja las realidades económicas de Chile; dice que nuestro país tiene un programa rural pero que carece de una política rural; y hace un llamado a dotar de mayor autoridad a los gobiernos subnacionales, para que las políticas no sean diseñadas únicamente desde el gobierno central. Las inscripciones se encuentran abiertas, y te puedes inscribir HACIENDO CLIC AQUÍ. Política Nacional de Desarrollo Rural Hoy, cerca del 30% de los chilenos vive en comunas rurales, habitando más del 80% de nuestro territorio. Sin embargo, las brechas respecto a las zonas urbanas son aún muy altas, especialmente en cuanto a infraestructura, calidad de la salud, educación y niveles de pobreza. Para abordar el desarrollo rural es necesario ir más allá de una política agrícola. Por eso el Gobierno se ha comprometido a implementar una Política Nacional de Desarrollo Rural, cuyo objetivo general es mejorar la calidad de vida y aumentar las oportunidades de la población que habita en territorios rurales, a través de la adopción gradual, planificada y sostenida del “Nuevo Paradigma Rural”, para lo cual se concibe un accionar público con enfoque territorial e integrado en distintos niveles, que propicie sinergias entre iniciativas públicas y público-privadas con el objeto de diversificar y potenciar el desarrollo de pueblos y ciudades de menor tamaño, resguardando el acervo natural y cultural esencial para su sostenibilidad territorial. Este objetivo se espera alcanzar a través del abordaje de los siguientes cuatro ámbitos: Bienestar Social, buscando acortar las brechas de acceso a servicios y bienes públicos, disminuyendo la pobreza rural. Oportunidades Económicas, mejorando el desempeño económico, activando y dinamizando las economías locales. Sustentabilidad Medioambiental, resaltando el valor ambiental de los territorios rurales para el desarrollo sostenible de Chile. Cultura e Identidad, poniendo de relieve la cultura y tradiciones de los territorios rurales. Finalmente, esta Política plantea una definición de gobernanza que pretende establecer una institucionalidad para lograr una coordinación multinivel, que potencie la descentralización y la colaboración entre el mundo público, privado y la sociedad civil.