El año cerró con reducida inflación

Hasta un día antes de que el INE diera a conocer la variación inflacionaria de diciembre de 2001, los analistas del mercado coincidían y anticipaban una inflación nula o de 0,1% para dicho mes. Sin embargo, lo que se produjo fue una variación negativa (-0,3%) que provocó como resultado que el aumento anual del IPC (variación promedio de precios del período diciembre 2000-diciembre 2001) fuera tan solo de 2,6%. La reducida inflación del 2001 podría mejorar el poder de compra de las familias, lo que derivaría en una mayor demanda efectiva. A su vez, dado el control de la variable inflación, el Banco Central es probable que cuente con más elementos para relajar su política monetaria mediante la reducción de la tasa de interés en aras de una mayor inversión, generación de empleo y reactivación de la economía. Sin embargo, la variación de diciembre y la reducida inflación con que concluyó el 2001, estarían reflejando que el nivel de actividad del país no asume aún los ritmos debidos, en especial lo referente a las decisiones de gasto. Si bien en la baja de diciembre influyeron las disminuciones ocurridas en el precio de los combustibles y en el pasaje del transporte público, así como también una oferta estacional mayor de alimentos, es necesario tomar en cuenta también la caída de precios que se produjo en los grupos vestuario y equipamiento de la vivienda, lo que reflejaría el aún bajo dinamismo de la demanda que hizo incluso adelantar el período de liquidaciones de temporada. Para el primer semestre de 2002, es probable que los niveles inflacionarios que se registren sean mayores que los actuales, debido a la esperada recuperación de la actividad económica así como al aumento de la liquidez que dado su crecimiento de dos dígitos durante la mayor parte del año pasado, en algún momento debiera traducirse en mayor demanda. En cuanto al grupo alimentación, éste tuvo una variación negativa de -0,5% en diciembre, lo que dio como resultado un IPC anual de alimentos de 2%. Los subgrupos frutas y verduras y productos lácteos y huevos fueron los que presentaron las bajas más significativas con -4,1% y -1,4%, respectivamente. Dentro del subgrupo frutas y verduras, los rubros que reportaron las bajas de precios más significativas fueron: porotos verdes frescos, zapallo italiano, pepino, duraznos, frutillas, ajos y pimentón, en tanto que se elevaron los precios de limones, lechugas, manzanas y peras. Por su parte, el Indice de Precios al por Mayor, IPM, registró en diciembre de 2001 una disminución promedio de 2,7%, por lo que los precios al por mayor acumularon en el año un aumento de 3,1%. Los precios mayoristas de los productos agropecuarios nacionales se redujeron en -1,7% en diciembre, en tanto que los precios de los importados para dicho sector cayeron aun más en -5,2%, reflejando, parcialmente, la disminución observada durante dicho mes en el tipo de cambio. Dentro de los productos nacionales cuyos precios al por mayor bajaron con mayor significación se encuentran: zanahorias (-24,2%), papas (-9,3%), beneficio de bovinos (-7,8%) y remolacha (-5,1%); en tanto que aumentaron los precios al por mayor de cebollas (47,3%), limones (17,1%) y beneficio de porcinos y broilers (6,4%).

Related items

El año cerró con reducida inflación
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias
Fecha de Publicación:
2002-01-09
El cerró con un nuevo incremento de la ocupación en la agricultura
Autor(es):
Polit Granja, Emilio
Fecha de Publicación:
2003-01-30
Con seminario de polinización el Consorcio Apícola cerró proyecto (AUSTRALVALDIVIA.CL)
Autor(es):
González Serrano, María
Fecha de Publicación:
2015-07-02