Funcionamiento y sostenibilidad del suelo

El suelo es un cuerpo natural que comprende a sólidos (minerales y materia orgánica), líquidos y gases que ocurren en la superficie de la tierra, que ocupa un espacio, y que se caracteriza por: tener horizontes o capas que se distinguen del material inicial como resultado de las adiciones, pérdidas, transferencias y  transformaciones de energía y materia o por la habilidad de soportar plantas enraizadas en un ambiente natural. La relación de manejo del suelo y sustentabilidad de la agricultura ha hecho que el Estado busque sistemas de manejo innovadores, capaces de balancear los requerimientos del suelo y de los cultivos agrícolas, con el objetivo de optimizar el uso del recurso y sustentar la productividad en un largo período.