Nueva normativa para la comercialización de productos orgánicos en los Estados Unidos

A partir de octubre de 2002, los productores estadounidenses que quieran vender, etiquetar o presentar sus productos como orgánicos en los Estados Unidos deberán estar certificados por agencias acreditadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Asimismo, cualquier producto importado vendido como orgánico deberá cumplir con las mismas normas que los productos producidos en el interior ese país. Los productores extranjeros tendrán que cumplir con la certificación y exigencias del etiquetado a través de una agencia certificada aprobada por el USDA o a través de un programa equivalente aprobado por ese Departamento. Las normas orgánicas del USDA proporcionan definiciones para el término "100 % Orgánico"; para el término "Orgánico" para aquellos productos donde el 95 por ciento de sus ingredientes son de origen orgánico; y "Hecho con Ingredientes Orgánicos" para productos con al menos el 70 por ciento de sus ingredientes de origen orgánico. Sólo los productos certificados como "100 % Orgánico" y "Orgánico" podrán usar el sello Orgánico del USDA. Se espera que este nuevo sello, sea una buena señal para los consumidores ya que le dará legitimidad al término orgánico. Anteriormente, tanto los productores como los consumidores tenían que afrontar una mezcla de normas establecidas por los gobiernos de los diferentes estados y las agencias de certificación privadas. La introducción de estas normas nacionales es un apoyo a un sector que, a pesar de haber crecido al menos 20 por ciento al año en la decada pasada, está todavía en sus inicios produciendo menos del 2% de los productos estadounidenses agrícolas. En el 2001 los consumidores americanos gastaron más de US$ 9 mil millones en productos orgánicos según la Organic Trade Association y se espera que esta cifra llegue a los 20 mil millones $ a 2005. Tanto la industria como el USDA esperan que la entrada en vigencia de la nueva normativa para la producción de alimentos orgánicos el 21 de octubre próximo, refuerce uno de los sectores de crecimiento más rápido de la agricultura norteamericana. Esta normativa nacional es el resultado de más de 10 años de negociaciones y discusiones entre productores orgánicos, distribuidores, certificadores y el gobierno federal. A fines de 2000 el programa publicó su regla final para las normas nacionales orgánicas después de estar estancada a final de los años 90 debido a la discusión sobre los organismos genéticamente modificados, el uso de la ionización y el uso de lodo de aguas residuales para la fertilización, quedando prohibidos en la regla final. El inmenso apoyo para esta decisión final de prohibición mostró que esta normativa no es sólo acerca de un control de la comercialización y el etiquetado de los productos orgánicos sino que apunta también a transparentar la información a los consumidores y permitir su libre elección.

Related items

Desafíos de la agricultura orgánica. Comercialización y certificación
Autor(es):
Gómez T., Laura
Fecha de Publicación:
Diciembre 1999
Una nueva visión para el sector triguero en Chile
Autor(es):
Urrutia S., Graciela
Fecha de Publicación:
Junio 2005
El Tratado de Libre Comercio entre Chile y Estados Unidos: sus impactos en la oferta exportable chilena y en el empleo (una perspectiva nacional y regional)
Autor(es):
Ministerio de Relaciones Exteriores. Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON)
Fecha de Publicación:
Diciembre 2002