Se modera el incremento de las exportaciones de vino

Thumbnail
Issue Date:
2002-10-11
Subjects:
Vinos - Silvio Banfi Piazza
estudiosArtículos

Un aumento desde US$ 381,4 a US$ 389,5 millones, equivalente a 2,1%, presentó el valor de las exportaciones de vinos entre enero y agosto de este año respecto a las de igual período del año anterior. Hasta el mes anterior el incremento había sido de 2,8%.En términos de cantidades la variación fue desde 197,6 a 227,4 millones de litros, lo que implica un aumento de 15,1%, exhibiendo una baja respecto al 16,2% que se había conseguido hasta julio pasado. En síntesis durante el último mes se ha apreciado una moderación del crecimiento de estas exportaciones, lo que hace difícil lograr la meta de crecimiento de 5% postulada para este año. En lo referente a las exportaciones de vinos envasados, que representan cerca del 90% del valor total y entre el 62% y el 65% del volumen total de las exportaciones de vinos, y que explican en gran parte el comportamiento general antes señalado, las cifras indican que hasta agosto último hubo un aumento de 4,7% en los montos exportados y de 10,9% en las cantidades exportadas, llegando respectivamente a US$ 348,8 millones y 15,7 millones de cajas de 9 litros (12 botellas). Hasta el mes anterior, las variaciones fueron de 5,8% y 12,2% en cuanto a valor y volumen, respectivamente, lo que ilustra la atenuación del crecimiento de estas transacciones.En materia de precios, sin embargo, se mantiene prácticamente el mismo nivel de US$ 22,2 por caja logrado hasta julio pasado, reflejando la estabilidad que se ha logrado en este aspecto.Los vinos a granel, por su parte, disminuyeron el valor total de sus operaciones desde US$ 47 a US$ 39,9 millones, lo que significa una baja de 15,2%. Esta cifra, en todo caso, es mejor que la del mes anterior, cuando alcanzaba hasta un 17,1%. En volumen se registra un aumento de 23%, desde 69,7 a 85,7 millones de litros. Esta variación es prácticamente igual a la del mes anterior, lo que indica que en esta categoría se mantuvo un ritmo de exportaciones más o menos constante de los volúmenes exportados.Por su parte, el precio medio de los vinos a granel experimentó una leve mejoría respecto al observado hasta el mes anterior al aumentar desde US$ 0,46 a US$ 0,47 por litro. No obstante todavía se mantiene la importante caída respecto al año pasado, cuando en el mismo lapso enero-agosto el promedio alcanzaba a US$ 0,67 por litro.En cuanto a los mercados de destino es interesante destacar el aumento de 6,2% que exhibe América del Norte, aunque bajó respecto al 7,7% que tenía hasta julio pasado. En este caso resalta la variación especialmente significativa, de 20,1% que presenta México.El comportamiento de Asia resulta aún más interesante si se considera que la variación de 9,4% que tenía hasta el mes pasado la aumentó a 10,5% hasta agosto último, presentando una aceleración de sus importaciones de vinos chilenos, comportamiento bastante diferente al de la mayoría de los mercados, que han atenuado su crecimiento durante el último mes. La variación de Asia se debe en gran parte a las adquisiciones de China que ha aumentado en un 86,3% sus compras respecto a las de igual período del año anterior.De todos modos sigue la preocupación por el caso europeo, que presenta un aumento de sólo 1,4%, (2,2% hasta julio) con caída de dos países claves como Inglaterra (-7,5%) y Alemania (-21,1%). Sin embargo, hay varios países que muestran tendencias contrarias a estos, lo que tiende a aliviar el nerviosismo generado. Entre ellos destacan Suecia, con un incremento de 40,2%, Irlanda, con un 36,1% de variación, Finlandia, que aumentó 45,6% sus importaciones de vinos chilenos, y Rusia, que lo hizo en un 36,5%. Según los comentarios dados a conocer por Chilevid, el balance de las cifras entregadas indica que transcurridos los dos primeros tercios del año nuestro nivel de exportaciones es ligeramente inferior a lo presupuestado y las proyecciones de lograr un incremento del orden del 5% en valor se podrían alcanzar siempre que se registre un repunte durante los cuatro próximos meses. Esto no se considera tan improbable, pues la cosecha europea, actualmente en desarrollo, está resultando bastante incierta en cantidad y calidad, dado los agudos problemas climáticos que afectaron al hemisferio norte durante su último verano.