Situación del mercado de las papas

Temporada 2001/2002 Durante el año 2001 el precio de la papa fue menor que el del año anterior, lo que provocó una disminución de la superficie sembrada para la temporada 2001/2002. A esto se sumó el déficit de precipitaciones que se produjo en el sur del país durante la primavera, lo que afectó los rendimientos de la cosecha de las regiones IX y X, las principales productoras de papa de guarda. Según las cifras de la Encuesta Agrícola del INE, la producción habría aumentado en un 7,7% respecto a la del año anterior, con un rendimiento de 21,2 toneladas por hectárea. Esta información se contrapone con los antecedentes obtenidos con agricultores y comercializadores y con la información sobre volúmenes arribados a los mercados mayoristas de Santiago, que señala una disminución de 14% entre enero y octubre. Sin embargo, lo más relevante es la información de precios durante este año, que habla de un aumento considerable: en marzo el precio promedio en los mercados mayoristas de Santiago fue 122% superior al del año anterior, tendencia que se mantuvo todo el año llegando a $16.122 por saco de 80 kilos en el mes de octubre, precio que es 128% superior al del mismo mes del año anterior. La cifra obtenida por la Encuesta Agrícola del INE se debe a que la encuesta se realizó en momentos en que no se había cosechado gran parte de la producción y los encuestados estimaron la futura cosecha, por lo que no se detectó la pérdida de productividad de los cultivos producto de la falta de precipitaciones. Según antecedentes de agricultores, estas pérdidas se acercaron hasta el 50% en algunos casos, especialmente en cultivos de secano. El alza de los precios se manifestó en los mercados mayoristas a partir del mes de febrero (Figura 1) y provocó una rápida liquidación de la producción, lo que hizo disminuir la oferta de guarda para el resto del año. En los volúmenes arribados a los mercados mayoristas de Santiago se observa una disminución a partir de mayo. La producción de papa temprana se vio afectada por las fuertes lluvias invernales, que, además de provocar algunos daños en la zona central, retrasaron el desarrollo y la cosecha de los cultivos. La baja oferta de papa de guarda y el atraso de la cosecha de la temprana han mantenido los precios altos hasta la fecha. Recién a mediados del mes de octubre se observa una leve disminución de los precios en los mercados mayoristas y un aumento de los volúmenes arribados. Se espera que los precios disminuyan hacia fin de año, a medida que la producción de papa temprana y de media estación arribe en mayor volumen a los mercados. Las exportaciones de papa también se han visto afectadas por la pérdida de productividad y los altos precios internos de los cultivos durante esta temporada. Entre enero y septiembre se observa una disminución de 51,9% en el valor de las exportaciones totales (Cuadro 2). La mayor parte de los agricultores vinculados a las exportaciones de papas frescas dieron prioridad al mercado interno, debido a los altos precios. Como se observa en el cuadro, el volumen de las exportaciones de papas frescas para consumo disminuyó 85,2%, mientras que el de papa semilla, 28%. Por otra parte, las importaciones disminuyeron en un 29% durante este período, como se muestra en el Cuadro 3. Los altos precios del mercado interno motivaron a comercializadores a realizar importaciones de papa de consumo desde Argentina. A septiembre del presente año se habían importado 2.220 toneladas por un valor de 247 mil dólares. Las importaciones de papa fresca son recurrentes en años en que la oferta interna es baja y los precios son altos; así, en el año 1998, cuando el precio en los mercados mayoristas de Santiago llegó a $14.128 por saco de 80 kilos en el mes de septiembre (precio en valor real a octubre de 2002), se importaron 11.288 toneladas. Desde entonces y hasta este año las importaciones de papas frescas para consumo son prácticamente nulas. Temporada 2002/2003 Los altos precios del año 2002 han provocado interés en los agricultores en expandir la superficie sembrada. Según el INE, la intención de siembra para la temporada 2002/2003 es de 62.810 hectáreas, lo que significa un crecimiento de 2,4%. Esta cifra es a junio de 2002 y considerando que los precios en el mercado interno continuaron subiendo en forma importante después de esa fecha, las intenciones de siembra debieron ser mayores. Sin embargo, la persistencia de precipitaciones en el sur del país han provocado el atraso de las siembras, lo que incluso puede causar que muchos agricultores vean frustradas sus intenciones. A esto se suma la escasez de semilla en el mercado, lo que limitará el crecimiento de la superficie sembrada. El panorama normal después de un año de precios altos sería el de expansión de la superficie y una mayor oferta de producto, que causaría una importante caída del precio. Sin embargo, el escenario actual, si bien hace prever un menor precio respecto al año 2002, éste debería mantenerse en niveles promedio (la media anual de los últimos 10 años es de $7.653 por saco de 80 kilos).

Related items

Situación del mercado de las papas
Autor(es):
Tapia Cruz, Bernabé
Fecha de Publicación:
2006-09-28
Situación del mercado de la papa
Autor(es):
Tapia Cruz, Bernabé
Fecha de Publicación:
2008-05-07
Situación del mercado de la papa
Autor(es):
Tapia Cruz, Bernabé
Fecha de Publicación:
2007-09-21