Negociaciones Comerciales de la OMC: primer informe parcial

Thumbnail
Issue Date:
2002-12-10
Subjects:
Acuerdo Comercial
estudiosArtículos

Las nuevas negociaciones sobre la agricultura comenzaron en el año 2000 según el acuerdo al que se llegó al final de las negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda Uruguay del período 1986-1994. Así quedó establecido en el artículo 20 del Acuerdo sobre la Agricultura de la OMC, que forma parte del conjunto de acuerdos de la citada Ronda. Para noviembre de 2001, antes de la Conferencia Ministerial de Doha (Qatar), 121 gobiernos habían presentado un gran número de propuestas de negociación.Estas negociaciones han continuado, pero ahora con arreglo al mandato de Doha, que también incluye una serie de plazos. La declaración toma como punto de partida la labor ya realizada, confirma y desarrolla los objetivos y establece un calendario. La agricultura forma parte de un todo en el que prácticamente todas las negociaciones conexas (servicios, acceso a los mercados para productos no agrícolas, aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio, relación entre comercio e inversiones, facilitación del comercio, etc.) han de finalizar para el 1 de enero de 2005.La declaración reconfirma el objetivo a largo plazo ya convenido en el actual Acuerdo sobre la OMC: establecer un sistema de comercio equitativo y orientado al mercado mediante un programa de reforma fundamental. El programa abarca normas reforzadas y compromisos específicos en materia de ayuda y protección oficiales a la agricultura. El objetivo es corregir y prevenir las restricciones y distorsiones en los mercados agropecuarios mundiales.Existe un compromiso de los gobiernos de los países miembros a celebrar negociaciones globales encaminadas a lograr lo siguiente:- Acceso a los mercados: mejoras sustanciales.- Subvenciones a la exportación: reducciones de todas las formas de subvención, con miras a su remoción progresiva.- Ayuda interna: reducciones sustanciales de las ayudas causantes de distorsión del comercio. En la Declaración de Doha se conviene además en la importancia del trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y también toman nota de las preocupaciones no comerciales (tales como la protección del medio ambiente, la seguridad alimentaria, el desarrollo rural, etc.) reflejadas en las propuestas de negociación ya presentadas, confirmando además que en las negociaciones se tendrán en cuenta esas preocupaciones, conforme a lo previsto en el Acuerdo sobre la Agricultura.Fechas clave:- Comienzo: principios de 2000.- Fórmulas y otras "modalidades" para los compromisos de los países: a más tardar el 31 de marzo de 2003.- Proyectos de compromisos globales de los países: a más tardar en la Quinta Conferencia Ministerial, 2003 (en México).- Balance: Quinta Conferencia Ministerial, 2003 (en México).- Fecha límite para la negociación: a más tardar el 1 de enero de 2005, como parte de un todo único.Para nuestro país la agricultura es el elemento central de la agenda del desarrollo emanada de Doha. Los resultados que se obtengan aquí son determinantes para avanzar en las otras áreas de negociación. Es importante considerar que estos dos años y medio de negociación permiten darse cuenta de la falta de compromiso real de los países más proteccionistas, los que no parecen muy dispuestos a efectuar mayores concesiones, ni recortar substancialmente o eliminar sus ayudas distorsionadoras, ni mejorar el acceso a los mercados.En estas circunstancias, el Grupo Cairns (Grupo de 17 países entre los cuales se encuentra Chile y que están unidos por el objetivo de eliminar los subsidios a la exportación de productos agrícolas), debe seguir ejerciendo su presión para romper la inercia del actual proceso de negociación.Chile es ambicioso y, por lo tanto, acompañará todas las propuestas, que en este sentido, surjan del Grupo.Durante el presente año, el Grupo Cairns entregó dos propuestas de negociación, correspondientes a Acceso a Mercados y Apoyo Doméstico. En materia de Subsidios a la Exportación, el Grupo sólo consensuó un documento con acuerdos generales entre los miembros, pero que no fue presentado como documento final.Los documentos presentados son simples, breves y de carácter ambicioso, ambas propuestas incorporan el concepto de Trato Especial y Diferenciado (TED), por lo que cada una de ellas establece compromisos diferentes para Países desarrollados (PD), Países en desarrollo (PED) y Países Menos Adelantados (PMA). - Competencia de las Exportaciones. En esta materia el Grupo Cairns preparó documentos de circulación interna. Aun cuando existen diferencias internas sobre aspectos puntuales de este tema (restricciones e impuestos a la exportación y empresas comerciales del Estado), existe un fuerte compromiso respecto a la eliminación de todos los subsidios a la exportación. Se propuso que los PD reduzcan a cero los subsidios a la exportación en tres años, el primero haciendo un pago inicial de 50%, con el objeto de recompensar los años en que no existieron compromisos de reducción, para luego en los siguientes años eliminarlos completamente. Para los PED la eliminación de los subsidios deberá ser realizada mediante reducciones anuales iguales en un período de seis años.Además se mencionó que deben crearse nueva disciplinas en materia de crédito a las exportaciones, seguros y garantías a las mismas y fortalecer las disciplinas en ayuda alimentaria y restricciones e impuestos a la exportación para prevenir el incumplimiento de los compromisos en materia de subsidios a la exportación.El principal objetivo de esta propuesta es realizar mejoras sustanciales en materia de acceso a los mercados. Se propone emplear una fórmula para reducir los aranceles consolidados ante la OMC, fijando un nivel arancelario máximo permitido de 25%, a ser alcanzado en 5 años, para países desarrollados. Por su parte, los países en desarrollo aplicaran rebajas arancelarias por rangos, dependiendo del arancel. Para aranceles hasta 50% se aplicará una fórmula con un determinado coeficiente, los aranceles entre 50% y 250% se deberán reducir a la mitad, y aranceles sobre 250% deberán ser reducidos a un máximo de 125%. Lo anterior debe ser alcanzado en un período de 9 años, y pretende que el techo arancelario para los PED sea de máximo 125%.El Grupo Cairns también hace propuestas respecto a las cuotas arancelarias, la salvaguardia especial agrícola y la transformación de aranceles específicos en ad-valorem. En materia de ayuda doméstica, se propone reducir toda la ayuda distorsionante, con excepción de aquella permitida para los países en desarrollo y revisar todas aquellas ayudas que en la actualidad son permitidas y que se considera que no distorsionan el comercio o lo hacen en un grado mínimo. Lo anterior con el fin de precisar y aclarar los criterios con vistas a disciplinar el fuerte aumento de las ayudas permitidas.

Related items

Negociaciones del TLC con Estados Unidos: primer informe parcial
Autor(es):
Campos González, Jorge
Fecha de Publicación:
2002-12-10
Futuro de los acuerdos comerciales preferenciales para los países en desarrollo y la actual ronda de negociaciones de la OMC sobre la agricultura
Autor(es):
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
Fecha de Publicación:
2002