Revisión de las exportaciones silvoagropecuarias al mercado de Japón

Thumbnail
Issue Date:
2003-02-13
Subjects:
Acuerdo Comercial
estudiosArtículos

La población de Japón asciende a más de 125 millones de habitantes que poseen una renta percápita promedio de 21.300 dólares anuales. En 2002, el valor de las exportaciones silvoagropecuarias de Chile a Japón representó el 8% de los históricos 5.111 millones de dólares del sector en el reciente año concluido, por lo que en cifras asciende a 414 millones de dólares.El comportamiento por subsector de las mencionadas exportaciones hacia el país asiático resulta parecido en términos tendenciales a lo ocurrido con el total exportado por el sector. En efecto, las de tipo agrícola se han mantenido con una participación de 29% entre 1998 y 2002; las pecuarias han dado un salto significativo pasando de 6% a 18% de participación y las forestales, en cambio, lo han reducido en 12 puntos al pasar desde 65% a 53%. Por clase de procesamiento, ésta se ha mantenido en el período en 45% para las de tipo primario y 55% para las de tipo industrial, pero su estructura es muy distinta como lo revela el cuadro que sigue.El crecimiento de las exportaciones primarias es de 5,6% entre 1998 y 2002 y el de las industriales de 7,9%. En términos de valor neto, el aumento de los envíos a Japón acumula 27 millones de dólares resultado de aumentos de 6 millones en las agrícolas, de 52 millones en las pecuarias y de una reducción de 31 millones en las forestales, baja esta última que en realidad se produjo recién en el bienio 2001 - 2002. A continuación se detallan los productos, primarios e industriales, de mayor significación exportados hacia el mercado japonés en el último quinquenio, discriminados por subsector.Otro 13% del valor exportado de agrícolas primarios en 2002, que equivale a cerca de 7 millones de dólares, está conformado por productos que no se enviaban en 1998 como: naranjas frescas o secas, arándanos rojos, bulbos y raíces, y cerezas. En este grupo también destacan las mejoras registradas en términos de volumen por los rubros los demás vinos y harina y pellets de alfalfa, así como la emergencia de productos que no constaban en 1998 como aceites vegetales refinados y mosto de uva fermentado.En pecuarios, a pesar de que las exportaciones a Japón de productos de éste subsector pasaron de 21 millones de dólares en 1998 a cerca de 73 millones en 2002 (244% de aumento), dicho monto se concentra en un 97% en un solo producto cual es la carne porcina congelada. El volumen incremental exportado entre 1998 y 2002 del mencionado producto asciende a 505% y en valor retornado a 384%, aumentos cuyos momentos de mayor intensidad se ubican entre 2000 y 2002.Al contrario de lo sucedido en los otros dos subsectores, los productos forestales de Chile exportados a Japón mostraron una crítica situación, especialmente en 2002 respecto de 2001 cuando cayeron en valor 19% y en volumen también en los tres principales productos: madera en plaquitas no coníferas, madera aserrada de pino, y celulosa blanqueada. Esto provocó que al calcular el período 1998 - 2002, la caída fuera de 12,3% ya que hasta 2001 los envíos de este subsector habían crecido 8,4%.El 60% del valor exportado de productos forestales a Japón corresponde a productos primarios, al contrario de lo que podría preverse. Dentro de ellos, el principal es la madera en plaquitas o partículas de no coníferas que copa el 89% del total de este tipo de exportaciones con ventas por 118 millones de dólares en 2002. Cabe mencionar la aparición de otros dos productos como la madera en plaquitas de pino y los troncos para aserrar, cuyos envíos eran muy reducidos en 1998.Al igual que el grupo de productos forestales primarios, se observa una escasa diversificación en la oferta forestal de productos industriales hacia Japón. Dos productos: madera aserrada de pino y celulosa blanqueada; copan el 80% del total exportado de este tipo con ventas por 70 millones de dólares en 2002. Se observa, sin embargo, diversos productos que han ido consolidándose en el transcurso del quinquenio aunque sin alcanzar aún presencia vigorosa en el valor exportado como es el caso de tableros de fibra (de densidad mayor a 0,5 y 0,8 g/cm3), madera contrachapada y maderas de coníferas perfiladas longitudinalmente.