Mercado del ajo

Introducción El ajo es un cultivo que tiene una gran tradición en la agricultura de la zona central. Llay-Llay, Catemu, Quinta de Tilcoco, Lampa y Melipilla son comunas donde la producción de ajos es parte de la cultura local.Importante es también el consumo en nuestro país y el producto tiene una relevante ponderación en la canasta utilizada por el INE para el cálculo del IPC.En el mundo, el principal productor es China, con el 71% de la producción en el año 2002. Muy de lejos la siguen la India, Corea y Estados Unidos. En Latinoamérica son importantes productores Argentina, Brasil, Perú y México.China es también el principal país exportador de ajos frescos, con una gigantesca oferta a precios bajos. En el año 2001 las exportaciones de China fueron el 63% del comercio internacional (fuente FAOSTAT). En Latinoamérica destacan las exportaciones de Argentina, cuyo principal mercado es Brasil (63% del volumen exportado por la Argentina en el año 2001), México y Chile.Indonesia es un gran importador de ajos frescos, abastecido fundamentalmente por China. Brasil, Estados Unidos y los países de la UE son también mercados muy importantes.Según cifras del VI Censo Nacional Agropecuario, en el año 1997 se dedicaron al cultivo del ajo 2.839 explotaciones, que sembraron 2.582 hectáreas. El 82% de la producción de ajos chilena se encuentra en las regiones V, Metropolitana y VI. Destacan también la producción de las regiones I y X, desarrollada por un gran número de pequeños agricultores.Según estimaciones de Odepa, en la temporada 1999-2000 se sembraron 3.235 hectáreas, lo que equivale a una producción de 23.000 toneladas, de las cuales el 45% fue destinado a la exportación en fresco. La superficie cultivada ha aumentado en forma importante en los últimos años, incentivada fundamentalmente por las crecientes exportaciones.Las principales variedades de ajo cultivadas en nuestro país son el Rosado, el Blanco y el sureño Elephant. Este último, de gran tamaño, también es llamado Chilote o Blandino, y en realidad corresponde a una especie diferente (Allium ampeloprasum). Si bien no existen estadísticas sobre la cobertura por variedades, el ajo blanco tipo chino, de alta demanda en el mercado internacional, ha tenido una fuerte expansión y en la actualidad se estima que representa cerca del 70% de la superficie sembrada. El cultivo de esta variedad se concentra en la zona central del país y sus características más sobresalientes son un tamaño considerablemente mayor y altos rendimientos, que pueden superar las 15 toneladas por hectárea. Posee una corta vida de poscosecha, lo que dificulta su guarda en condiciones normales.La cosecha en la zona central del país se realiza a partir de noviembre y se prolonga hasta fines de febrero. Como se observa en el siguiente gráfico las exportaciones se concentran entre noviembre y marzo, mientras que las importaciones, provenientes fundamentalmente de China, lo hacen entre julio y octubre, cuando la oferta interna es menor.En el mercado interno, el precio del ajo tiene un comportamiento estacional: el más alto suele presentarse al término del período de guarda, entre agosto y octubre, y los menores, entre diciembre y febrero. Sin embargo, se observan variaciones significativas de un año a otro, que están relacionadas principalmente con la oferta del mercado interno y la demanda externa. últimamente ha ejercido una influencia importante el ajo importado, marcando precios en el mercado interno debido a su buena calidad y la escasez de la oferta local en invierno y principios de primavera, que se ha agudizado con la expansión del ajo blanco tipo chino y el crecimiento de las exportaciones.La superficie de cultivo de la temporada no tuvo mayores variaciones, manteniéndose alrededor de las 3.000 hectáreas. Sin embargo, se ha hecho evidente, especialmente en los cultivos de pequeños agricultores, la necesidad de renovar la semilla con material de buena calidad libre de enfermedades, especialmente de virus que se transmiten por la semilla, afectando los rendimientos.El monocultivo y la sucesiva repetición en un mismo terreno también afecta negativamente en la incidencia de enfermedades y en la pérdida de productividad. En algunas localidades de la V Región, por ejemplo, se ha advertido una mayor presencia de roya en los cultivos.Así es como muchos agricultores observan que los rendimientos del ajo blanco tipo chino han disminuido bastante, desde las 12 e incluso 18 toneladas por hectárea que se obtenían cuatro o cinco temporadas atrás.Los resultados productivos insatisfactorios para muchos agricultores se vieron aliviados por los altos precios que hubo en el mercado interno entre enero y agosto de 2002, en promedio un 82% superiores a los del año anterior.El alto volumen exportado durante el año 2002 y la menor oferta de ajo de guarda provocó una disminución de la oferta de producto nacional durante el otoño e invierno. Como consecuencia el precio subió en este período, llegando al máximo valor en el mes de julio, y aumentaron las importaciones, lo que lo hizo disminuir a partir de agosto, antes que lo normal en otros años.En los mercados mayoristas de Santiago los ajos se comercializan en unidades (en rama o trenzas) y en kilos, en mallas de 20 o 30 kilos y cajas de 10 kilos. Este último formato corresponde al del producto importado, el cual normalmente es de buena calidad y presentación, por lo que suele determinar el precio en el mercado. Como se ve en el siguiente gráfico, las ventas por kilo aumentaron durante el invierno y la primavera del año 2002.Los primeros ajos de la temporada 2002/03, cosechados en octubre, obtuvieron buenos precios, pero, una vez que estos primeros productores comienzan a llegar a los mercados mayoristas, el precio baja rápidamente: en noviembre el precio disminuyó un 37% respecto al mes anterior.

Related items

Situación del mercado del ajo
Autor(es):
Eguillor R., Pilar
Fecha de Publicación:
Octubre 2008
Análisis de las estructuras de mercado y comercialización del sector agropecuario
Autor(es):
Agacino R., Rafael
Fecha de Publicación:
Enero 1991
Mercado del ajo
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Marzo 2003