Perspectivas para el cultivo de porotos

Evolución de la superficie sembrada Solamente a 25.870 hectáreas llegó la superficie de siembra de porotos para consumo seco en la última temporada, exhibiendo una nueva disminución, esta vez de 8,2% respecto a la de la temporada anterior.En el Gráfico 1 se aprecia que la reducción de superficie sembrada fue producto de una baja de 2,9% en el área de cultivo de porotos para consumo interno, de los cuales se sembraron 21.300 hectáreas, y de una caída de 27% que tuvieron las siembras de variedades de exportación, que, después de una recuperación en el año anterior, volvieron a disminuir en esta última temporada, situándose en 4.570 hectáreas. Naturalmente que en materia productiva estas variaciones de la superficie de siembra se han visto en gran parte reflejadas en el comportamiento de la producción, la que en el caso de las variedades para consumo interno ha alcanzado niveles de 33.300 y 37.600 toneladas en las dos últimas temporadas, mientras que en la temporada 2000/01, cuando el área de cultivo superó las 34 mil hectáreas, la producción fue de 56.330 toneladas.En cuanto a las variedades de exportación, principalmente representadas por los porotos negros, aparentemente el alza de precios registrada desde el segundo semestre del año 2001, que fue la que indujo la recuperación de la temporada pasada, no tuvo la magnitud necesaria como para seguir incentivando estas siembras. Por otra parte, influyó también la incertidumbre existente en este caso debido a la dependencia de Chile con respecto a las variaciones de oferta de otros proveedores latinoamericanos, particularmente Argentina.La producción de porotos negros se ha recuperado hasta poco más de 10 mil toneladas, después de haber caído a 4.100 toneladas en 2000/01, cuando su superficie sembrada fue sólo de 1.570 hectáreas.La evolución reciente de los precios reales de las tres principales variedades de porotos secos del mercado chileno puede observarse a través del Gráfico 2. Allí se puede apreciar que, después de la reciente cosecha, los precios de los porotos Tórtola han experimentado un importante incremento desde comienzos del año en curso, recuperándose de los bajos niveles que exhibieron durante el año 2001 y de cierta estabilidad relativa que mostraron durante el año 2002. Es así como se están ubicando entre $ 450 y $ 500 por kilo, nivel que incluso es algo superior al que exhibieron durante el primer semestre del año 2000, cuando también se registraron precios elevados.Tal comportamiento sin duda está reflejando una situación de mayor estrechez de oferta en el mercado, que puede seguir repercutiendo en una evolución ascendente de estos valores en el corto plazo. En el hecho hay informes de cotizaciones al por mayor registradas en zonas productoras (VII Región) que superan los $ 600 por kilo para esta variedad.Los porotos Hallados Alemanes, por su parte, después de un repunte a comienzos de año, tuvieron cierto deterioro de su valor durante marzo y abril últimos. Sin embargo, después han ido recuperándose, hasta situarse cerca de $ 300 por kilo. Al respecto cabe tener presente que este tipo de porotos está teniendo demanda internacional, particularmente en el mercado de Estados Unidos, de forma tal que este comportamiento algo inestable podría relacionarse con las variaciones de esta demanda.Los porotos negros se destinan mayoritariamente a la exportación, en particular a mercados latinoamericanos. Sus precios medios, que habían experimentado una atractiva recuperación durante el año 2002, logrando valores cercanos a los $ 300 por kilo, han disminuido notoriamente desde comienzos del año en curso, situándose actualmente entre $ 160 y $ 170 por kilo, como promedio, aunque apreciándose una leve tendencia al repunte durante los últimos meses. Este comportamiento se asocia con la evolución reciente del mercado internacional, donde las ofertas por anticipado y a bajos precios de porotos negros argentinos de la cosecha de la última campaña habrían jugado un rol fundamental, afectando la trayectoria de las exportaciones chilenas.Los antecedentes disponibles sobre comercio exterior de este producto indican que, luego del repunte de volúmenes y precios del año pasado, que se aprecia en el Cuadro 1, se ha verificado una importante caída de transacciones y de precios durante el primer semestre del año 2003 en relación a igual período del año anterior.Las exportaciones en los primeros seis meses de 2002 llegaron a un total 10.017 toneladas, que corresponden al 90% de todo lo exportado en ese año (11.151 toneladas). Su valor fue de US$ 6,1 millones, y estuvieron destinadas principalmente a los mercados de Venezuela, Estados Unidos, Ecuador, Colombia, Argentina y Haití. En el mismo lapso del año en curso se han exportado solamente 1.457 toneladas, por un monto de US$ 596 mil, las que estuvieron destinadas principalmente a Venezuela y, en un porcentaje mucho menor, a los mercados de Colombia, Eslovenia, Portugal y Uruguay. Adicionalmente, el valor unitario promedio de estas exportaciones ha bajado desde US$ 612,7 a US$ 409 por tonelada, lo que indudablemente es ilustrativo de la debilidad que está mostrando el mercado internacional a raíz de las ofertas a bajos precios mencionadas.En relación a estas transacciones, es interesante destacar que Venezuela básicamente es importador de porotos negros desde nuestro país (97% del volumen exportado a ese mercado en 2002 fue de estas variedades) y, dado que tuvo una fuerte caída de importaciones de porotos chilenos durante el primer semestre de 2003, con una importante baja de los precios promedios, probablemente porque se ha estado abasteciendo más desde Argentina. Su comportamiento sin duda ha repercutido en la evolución señalada de los precios de estos porotos en el mercado nacional. En los porotos Hallados Alemanes, que durante el año pasado tuvieron importantes incrementos de exportaciones al mercado de Estados Unidos (aproximadamente el 50% del volumen exportado a este mercado en el año 2002 fue de porotos Hallados Alemanes y otro 50% de porotos negros), se presenta una combinación de efectos, por cuanto se advierte una importante caída de exportaciones a Estados Unidos, afectando negativamente el comportamiento de sus precios, al mismo tiempo que se detecta un incremento de la demanda interna, debido a la escasez de otro tipo de porotos, lo que tiende a aumentar los precios del mercado nacional. Hasta ahora el balance ha sido positivo, por cuanto los precios se han mantenido dentro de rangos que tienden a aproximarse a los registrados a fines del año pasado.El precio del poroto Tórtola, que depende básicamente de la demanda interna, ha estado subiendo, estimulado por el déficit de oferta en relación a ésta. No se prevé que vaya a ocurrir un cambio significativo en este aspecto antes de la próxima cosecha, que indudablemente va a estar determinada por las siembras que se hagan en la próxima primavera.La situación comercial descrita hace suponer que durante el año 2003 seguirán evolucionando favorablemente los precios de las variedades de consumo interno, particularmente de los porotos Tórtola, lo que sin duda estimulará sus siembras en la próxima temporada.Es probable que también tengan incrementos las siembras de porotos Hallados Alemanes, lo que seguramente determinará que habrá una mayor disponibilidad para exportación. Por consiguiente, si no se reactiva el comercio internacional de esta variedad, en el próximo año podría experimentar los efectos de la abundancia, afectándose la trayectoria de sus precios.Los porotos de variedades negras, por su parte, debido a su evolución reciente de precios, probablemente disminuirán nuevamente sus siembras en la temporada 2003/04. Posiblemente esta caída será inferior al incremento de las variedades anteriores, de forma tal que, en conjunto, cabría esperar un aumento de la superficie sembrada con esta especie. En el hecho, el INE ha informado recientemente que las intenciones de siembra para la temporada 2003/04 alcanzarían a 30.120 hectáreas en total, lo que es un 16,4% mayor que lo registrado en la reciente temporada (2002/03). No obstante, no se tiene información respecto a cómo se distribuye esta superficie entre las siembras de variedades para consumo interno y variedades de exportación.En materia de exportaciones, la debilidad mostrada recientemente por el mercado internacional para las variedades exportadas por Chile determinará que al final del año se registrará una importante disminución de los volúmenes y los montos exportados, observándose también una caída del precio medio. Aún es prematuro para prever lo que puede ocurrir durante el próximo año en esta materia, aunque se tienen expectativas de mejoramiento del bajo comportamiento que se observó durante este año.

Related items

Informe de temporada del sector agropecuario y forestal. Resultados de 1998/99 y perspectivas para 1999/2000
Autor(es):
Gámez B., María Eugenia
Fecha de Publicación:
Primer Semestre 1999
Perspectivas para el cultivo del poroto
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Septiembre 2003