Mercado del arroz

Thumbnail
Issue Date:
2003-09-23
Subjects:
Cereales - arroz
estudiosArtículos

Situación Internacional En la cosecha del año 2001/02 el consumo superó a la producción mundial en 11.650.000 toneladas de arroz elaborado. Nunca antes se había producido un déficit anual de tal magnitud. Se tiene recuerdos de que en el año 1994/95 el consumo del mundo fue superior a la producción, pero solamente en 2,1 millones de toneladas de arroz elaborado. Para la cosecha 2002/03 el déficit proyectado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) alcanza a 29,89 millones de toneladas de arroz elaborado, superando en 2,56 veces al déficit del año anterior. Por otra parte las proyecciones para el año arrocero que recién se inicia (2003/04) indican que existen expectativas fundadas de que el mundo nuevamente tendrá un déficit del orden de 21,38 millones de toneladas de arroz elaborado. Vale decir, el mundo verá disminuir sus existencias remanentes en el trienio 2001/02 - 2003/04 en un volumen total de 62,92 millones de toneladas de cereal elaborado. En efecto, al inicio del año 2001/02 los stocks ascendían a 148.030.000 ton y al finalizar el año 2003/04 se está proyectando un saldo de stocks remanentes de 85.110.000 tons. Esta situación empieza a ser preocupante, pues a este ritmo no pasaría más de un trienio sin que se produjera el agotamiento de las existencias y el mundo quedaría enfrentado a serias dificultades ante cualquier contingencia climática o de otro tipo para satisfacer las necesidades alimenticias de vastos sectores de la población mundial. Esta fuerte disminución de las reservas internacionales de arroz ha provocado la importante alza de los precios que se está observando en el mercado de EE.UU., país en el cual el valor del arroz paddy se espera que tenga un incremento promedio de 60%, situándose en un rango entre US$ 143 y US$ 154 por tonelada paddy, que se compara con los US$ 93 por tonelada que fue el promedio en el período de comercialización de la cosecha en la temporada pasada. Se espera que el alza de los precios en EE.UU., en alguna medida pequeña al principio, se transmita al resto de los países exportadores, de manera que los precios internacionales del arroz paulatinamente van a ir tomando los niveles anteriores a la crisis asiática. En la actualidad se estima que los precios de exportación de Tailandia y Vietnam, principales exportadores de Asia, irán subiendo en forma mucho más moderada que lo que se está observando en EE.UU. Debe recordarse que históricamente los precios del arroz norteamericano siempre han presentado un nivel mayor que los precios de Asia, hecho que no ha ocurrido en el pasado reciente (año 2001/02). Las proyecciones del Departamento de Agricultura de EE.UU. indican que el área total de siembra de arroz en Estados Unidos (grano largo, medio y corto) es inferior en 6% a la superficie del año anterior: se estiman 1.229.448 ha sembradas frente a las 1.311.196 del año anterior.Se estima que la producción disminuirá en un porcentaje similar, lo que se traducirá en una menor oferta de 543.600 toneladas de arroz paddy. El consumo interno aumentaría en 2% y las exportaciones totales (arroz paddy + elaborado equivalente paddy) disminuirían en 26%. Se señala en el mismo informe del USDA que la producción de arroz de grano largo es la que más disminuirá, y sus exportaciones bajarán en 31%.En este país se espera un aumento de la producción total para la cosecha 2003/04, la cual alcanzaría a 17,8 millones de toneladas de arroz elaborado, superando en 600.000 toneladas a la producción del año pasado. La producción más importante de este país corresponde a arroz aromático, que se calcula que llegará a 3.835.000 toneladas de arroz elaborado, con algo más del 21% de la producción total. Los principales clientes de Tailandia son Nigeria, con un volumen cercano al millón de toneladas de arroz parboilizado, y Senegal, con 125.747 toneladas de arroz elaborado más 438.000 toneladas de arroz partido y 215.000 toneladas de arroz aromático.EE.UU. importa aproximadamente 184.000 toneladas de arroz aromático. China, Hong Kong, Costa de Marfil y otros países asiáticos y de Medio Oriente son también permanentes compradores de la producción tailandesa. El precio de exportación del arroz aromático es de US$ 400/ton, y prácticamente duplica el precio del arroz elaborado (blanco).Estos antecedentes relacionados con la importancia creciente del arroz aromático y las fuertes diferencias de precios que se observan, sumados a las importaciones permanentes que realizan desde este país muchos países de economías desarrolladas, como EE.UU., Europa Occidental, etc., deben ser considerados como señales para la producción en nuestro país.Persisten en nuestro país las fuertes diferencias de apreciación entre los resultados que arroja la encuesta realizada por el INE y las estimaciones que tienen los productores y las industrias procesadoras del arroz. Según la encuesta del INE, la superficie sembrada llegó a 28.230 ha en el último año agrícola (2002/2003), alcanzando el rendimiento de 49,9 qq/ha, con una producción total de 1.408.491 qq de arroz paddy. En cambio, industriales y productores estiman que la superficie no superó las 24.000 ha y que la producción total no pasaría de 900.000 qq métricos de arroz paddy, siendo en consecuencia el rendimiento promedio nacional solamente de 37,5 qq por hectárea. El ritmo y volumen que llevan en este año las importaciones de arroz parecieran dar la razón al sector de industriales y productores, pues en el año 2002 ingresaron 64.015 toneladas de arroz, sin considerar el grano partido, totalizándose una oferta anual total de 149.171 toneladas de arroz elaborado. Si fuera acertada la cifra del INE, y considerando solamente el arroz ingresado entre enero y julio de 2003, se totalizaría un volumen de 167.182 toneladas de arroz elaborado. Porcentualmente esto mostraría un crecimiento del consumo del orden de 11% en un año, en circunstancias que el ritmo histórico ha sido similar o algo mayor que el aumento vegetativo de la población.El consumo nacional se estima entre 135.000 y 140.000 toneladas de arroz elaborado, más unas 10.000 toneladas que están dispersas en la cadena de comercialización, existencias de las industrias, compañías distribuidoras, supermercados y comercio en general. La temporada de siembra se vio fuertemente alterada por las condiciones climáticas imperantes durante septiembre y octubre y primera quincena de noviembre de 2002. En efecto, las continuas lluvias caídas en septiembre y octubre no permitieron sembrar en forma oportuna. Se empezaron la siembras en la segunda quincena de noviembre y se terminaron en la primera quincena de diciembre, época absolutamente inapropiada para lograr un resultado positivo desde el punto de vista del rendimiento y de la calidad industrial del grano.En la comercialización, desde el inicio de la cosecha se pudo observar un alza en los precios, que se situaron a un nivel mínimo de $11.000/qq y a un precio relevante de $12.000/qq. Estos precios se mantuvieron durante toda la temporada de comercialización y significaron un alza de 23% con respecto al precio relevante observado durante el año pasado, que llegó a $ 9.200/qq. Otro hecho destacable durante este período fue el volumen exportado por una empresa arrocera, que durante junio y julio envió al exterior 378 toneladas de arroz elaborado con 15% de grano partido, con destino a Uruguay, a un precio FOB San Antonio de US$ 345/tonelada. Según se informó posteriormente, este arroz fue reexportado a Brasil, país en el que existe una numerosa colonia asiática (japonesa), que manifestó su preferencia por un arroz largo ancho de tipo japónica, como es el producto nacional. Adicionalmente, todavía está en estudio la posibilidad de realizar una pequeña exportación a México, del orden de 400 toneladas. El nivel alcanzado por los precios en la reciente temporada, adicionado a la exportación realizada al Uruguay y a la probable exportación de 400 toneladas a México, han provocado un gran interés entre los productores más informados. El único freno a las expectativas de aumento de la superficie de siembra es una limitante de importancia no menor: el déficit de lluvias y de acumulación de nieve en la cordillera. Informaciones recientes (9 de septiembre) indican que, dados los niveles de acumulación de nieve y el déficit de precipitaciones existente en la región arrocera, en el sector regado con aguas del embalse Digua (que normalmente puede sembrar unas 14.000 ha) sería necesario disminuir en aproximadamente 20% la superficie de siembra de arroz en esta temporada.Pero la situación de déficit se hace extensiva también al resto del área que ocupa el arroz y, por lo tanto, aparece como lógico esperar que el nivel de siembras no supere las 22.000 ha. No obstante, una gran diferencia en relación a la temporada anterior radica en que en esta temporada aparece como factible la realización de las siembras en forma oportuna, por lo que las expectativas de aumento de los rendimientos pueden atenuar en gran medida la disminución de la superficie.

Related items

Estimación del poder de oligopsonio en el mercado nacional del arroz (Oryza sativa L.)
Autor(es):
Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Agronómicas. Escuela de Agronomía
Fecha de Publicación:
2010
Situación del mercado del arroz
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Octubre 2000