Hortalizas

La última estimación indicaba una superficie cultivada de 123.689 hectáreas, correspondiente a la temporada 1999/2000. El estancamiento del mercado interno, producto de una baja demanda, causó una leve reducción de la superficie sembrada durante la temporada 2001/2002, lo que se evidenció por una disminución en los volúmenes arribados a los mercados mayoristas de Santiago de un grupo importante de productos, como ajo, apio, alcachofas, cebollas, pepinos de ensalada, entre otros. Si bien no existen estadísticas sobre la superficie cultivada con hortalizas para la temporada 2002/03, la dinámica de los mercados indica el crecimiento en la producción de este grupo de alimentos. La mejor situación económica en el país y las buenas posibilidades de exportación de algunos importantes productos, como ajos, cebollas y hortalizas congeladas, han generado mayor actividad en el sector. En los mercados mayoristas de Santiago crecieron, entre otros, los volúmenes arribados de ajos, alcachofas, cebollas, habas, lechugas, pimientos y sandías. Por otra parte, disminuyeron orégano, zapallos y espinacas. Esta mayor oferta en el mercado interno ha tenido por consecuencia niveles de precios relativamente bajos en algunos productos, en comparación con el año anterior, como en ajo, cebolla, choclo, espinacas y habas. Por otra parte, las exportaciones de productos hortícolas han crecido levemente entre enero y septiembre de 2003. Un importante aumento se observa en las exportaciones de congelados, especialmente en los envíos a Estados Unidos y Japón. También crecieron en este período las ventas al exterior de conservas, donde destacan los tomates en trozos y los preparados en conservas. Estos productos son destinados principalmente a Latinoamérica, donde destacan las ventas a Brasil y México. Las exportaciones de pasta de tomate continúan en un período de contracción. La situación internacional de bajos precios y alta oferta se mantiene. Según estadísticas de la FAO, las exportaciones de pasta de tomates en el mundo han crecido un 20% en los últimos 5 años y un 82% en los últimos 10. Sin duda uno de los mayores impactos lo ha provocado el aumento de la oferta china en el comercio internacional: en 1991 China exportaba 37.684 toneladas y en el año 2001 exportó 298.374 toneladas, constituyéndose en el primer proveedor mundial. Las ventas chilenas de pasta de tomate en el período enero a septiembre de 2003 disminuyeron en forma importante en Argentina y, en general, en Latinoamérica. Se observaron crecimientos en los envíos a Japón, Taiwán y Estados Unidos. También se observa un crecimiento en las exportaciones de productos frescos, donde destaca el crecimiento de cebollas y semillas de hortalizas. El aumento de la oferta de la producción de tomates de invierno y primavera ha producido una baja en los precios en esta época, lo cual estrecha la rentabilidad de los agricultores que producen en invernadero y los productores del norte del país, principalmente de la I Región. No existen mercados alternativos al mercado interno para la producción de tomates frescos y las exportaciones a Argentina, que en el año 2001 llegaron a 6.377 toneladas por un valor FOB de 3,7 millones de dólares, cayeron fuertemente en el año 2002, producto de la crisis económica en el vecino país. En el año 2002 se exportaron 177 toneladas y entre enero y septiembre de 2003 la cifra de 10 kilos indica que este mercado no muestra signos de recuperación. Por la envergadura de las inversiones que representa la producción de tomates fuera de estación se hace necesario que los agricultores enfrenten una estrategia en común, de manera de regular la oferta interna y abrir nuevos mercados. Los productores de ajos y cebollas, si bien enfrentan bajos precios en el mercado interno, han tenido excelentes resultados en las ventas al exterior. En el año 2002 las exportaciones de cebollas alcanzaron un valor FOB de 10,7 millones de dólares, correspondientes a 39.432 toneladas, 14% más que el año 2001. Entre enero y septiembre de 2003 se exportaron 49.659 toneladas, un 26% más que en el mismo período 2002, llegando a la cifra de 15 millones de dólares. Respecto a las ventas al exterior de cebollas frescas, cabe destacar el importante crecimiento de los envíos a los Estados Unidos, que corresponden fundamentalmente a cebollas dulces: entre enero y septiembre se han exportado a este país 15.597 toneladas, 168% más que en el mismo período del año pasado. Las ventas al exterior de ajos frescos también tuvieron un importante crecimiento durante el año pasado. Se exportaron 10.716 toneladas, un 20% más que en el año anterior, por un valor FOB de 13,6 millones de dólares, y entre enero y septiembre de este año se registró un crecimiento de 6%, con la venta de 5.998 toneladas. Crecieron también en forma importante las exportaciones de hortalizas congeladas: en los ocho primeros meses del año 2003 se han exportado 11.625 toneladas, 19% más que en el año anterior.Bernabé Tapia Cruz

Related items

Boletín de frutas y hortalizas procesadas, septiembre 2019.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).
Fecha de Publicación:
2019-09-26
Boletín de frutas y hortalizas procesadas, noviembre 2019.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).
Fecha de Publicación:
2019-11-18
Boletín de frutas y hortalizas procesadas, septiembre 2018.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2018-09-28