Tratado de Libre Comercio Chile - Corea

Thumbnail
Issue Date:
2004-02-24
estudiosArtículos

El Tratado de Libre Comercio (TLC) negociado entre Chile y la República de Corea y recientemente ratificado por el Parlamento coreano, establece una alianza de grandes proyecciones, considerando que es la primera asociación con una economía asiática. Los beneficios arancelarios que tendrá Chile, la única economía en el mundo que se beneficia de esas preferencias en Corea, permitirán ampliar la gama de productos derivados del sector silvoagropecuario, que se exportan a ese país. Debemos señalar las favorables expectativas de la economía coreana, considerada como una de las más grandes del mundo. Corea tiene una población cercana a 47 millones de habitantes y un ingreso per cápita de 11.000 dólares. Es la 12° economía mundial, en tamaño, medida de acuerdo a su Producto Geográfico Bruto, que para el año 2001 alcanzó una cifra de 753 mil millones de dólares. Es una de las economías de mayor crecimiento en las últimas décadas, registrando niveles sostenidos de expansión productiva en torno al 9% durante la década de los ochenta, y de 6% en la década de los noventa. Corea es uno de los socios más antiguos e importantes de Chile en Asia Pacífico, una de las principales regiones de destino de nuestras exportaciones. Las exportaciones originales en el sector se han incrementado; sin embargo, permanecen en niveles bastante bajos, alcanzando, como promedio de los años 2001 al 2003, una cifra cercana a los 110 millones de dólares. Entre los principales productos de exportación se destacan los de origen forestal, la carne de cerdo, la uva, los vinos y el kiwi. En cuanto a las importaciones sectoriales desde Corea, éstas alcanzaron, en promedio de los últimos tres años, apenas 204 mil dólares. El TLC negociado entre Chile y Corea otorga considerables ventajas competitivas a productos importantes de nuestra oferta exportadora, considerando los aranceles que actualmente aplica Corea, que en promedio, son significativamente más altos que los aplicados por Chile, como se puede observar en los siguientes ejemplos: carne bovina: 41,8%; carne de pollo: 20% - 30%; carne de cerdo: 25% - 30%; carne de pavo: 18% - 30%; quesos: 37% - 40%; mantequilla: 93%; suero 69,3%; fruta fresca: 26% - 50%; hortalizas frescas, congeladas y deshidratadas: 28% - 50%; conservas de frutas: 47% - 66% y jugos de frutas: 30% - 56%. Siendo éste el único tratado comercial negociado por Corea, los exportadores chilenos disfrutarán de rebajas arancelarias que estarán disponibles sólo para ellos. Las exportaciones chilenas al mercado coreano se dividen en 6 listas, dependiendo de los plazos de desgravación. Las listas corresponden a desgravación inmediata y a 5,7,9,10 y 16 años (en este último plazo, con 6 años de gracia). También se incluye una categoría sujeta a revisión después de finalizada la ronda de negociación de Doha en la OMC (DDA), así como productos sujetos a cuotas libres de arancel. En el caso de las importaciones procedentes de Corea, se negoció un calendario de desgravación que considera 5 listas: desgravación inmediata y a 5, 7,10 y 13 años (en este último plazo se incluyen 5 años de gracia antes de comenzar a desgravarse). Ambas partes acordaron además una lista reducida de productos sensibles que han quedado exceptuados de la desgravación arancelaria. Aquí se incluyen, por parte de Corea, peras y manzanas, y en el caso de Chile los productos con bandas de precios. Como se observa en el siguiente cuadro y considerando las exportaciones del año 2003, Corea habría otorgado un acceso inmediato libre de arancel al 58,8% de las mismas, y al quinto año el acceso hubiese estado libre para el 66,2% de dichas exportaciones. El plazo de 10 años es coincidente con lo más relevante de la oferta exportable chilena en el sector agrícola, como son las pastas de tomate, vinos, paltas y semillas de maíz. Las cuotas otorgadas por Corea libres de arancel son las siguientes: 400 toneladas de carne bovina; 2.000 toneladas de carne de pollo; 600 toneladas de carne de pavo; 1.000 toneladas de suero en polvo; 100 toneladas de aceitunas verdes y 280 toneladas de ciruelas. En el caso de la oferta de Chile, el cuadro siguiente muestra que Corea habría obtenido un acceso inmediato libre de arancel equivalente al 37,6% de sus exportaciones sectoriales. En un plazo de 5 años, habrían estado liberadas de arancel el 94% de las mismas. Chile no otorgó cuotas libres de arancel a Corea. Sin duda el Tratado con Corea abre posibilidades para estimular el desarrollo exportador de las regiones, considerando que el potencial exportador se distribuye prácticamente en todas ellas. De este modo se abren muchas opciones para nuestros exportadores, en consideración a las rebajas de los aranceles para productos con potencial exportador que actualmente no se venden hacia ese país y que, como se señaló anteriormente, enfrentan altos aranceles en la nación coreana. Finalmente debemos señalar la importante labor que se lleva a cabo, en el plano técnico, con relación al desarrollo de una agenda de actividades que permita facilitar el ingreso de productos y la solución de problemas de orden sanitario y fitosanitario.