Financiamiento privado a la agricultura

En este artículo se revisan las colocaciones de créditos otorgados a la agricultura por las diversas instituciones financieras, utilizando para el efecto la información que publica la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras en los meses de febrero, mayo, agosto y noviembre, discriminada por actividad económica y región. Se hace la comparación de los mencionados meses y de su promedio entre los años 2002 y 2003. Los montos están expresados en moneda de cada año. Al calcular el promedio simple de colocaciones de crédito de los meses mencionados, el resultado indica que la economía en su conjunto recibió financiamiento por un monto que en 2003 ascendió a 30,7 billones de pesos, 5,5% mayor que el monto recibido como promedio en 2002. Como lo indica el gráfico 1, la tendencia de las colocaciones en 2003 fue claramente al alza en cada uno de los meses de comparación, alcanzando un elevado crecimiento de 8% en mayo. En el período que se comenta, la Región Metropolitana aparece concentrando el 79% del financiamiento total. No se puede dejar de mencionar, aunque parezca redundante, que no existen antecedentes publicados que aseguren que todo ese porcentaje se invierta efectivamente en dicho espacio regional. En todo caso, el promedio de colocaciones de 2002 y de 2003 indica que las orientadas a la RM crecieron 4,9% y las captadas en el resto de las regiones lo hicieron en 7,7%. En 2003, la Metropolitana recibió financiamiento por un monto de 24,2 billones de pesos y el resto de las regiones por los restantes 6,5 billones. Las regiones cuyo financiamiento a todas las actividades creció por encima del promedio nacional de 5,5% fueron: II (12%), XI (11%), VIII (10,4%), V (9,5%), X (8,8%), III (7,8%) y VII (7%). El promedio de colocaciones de crédito en la agricultura en 2003 ascendió a 1,22 billones de pesos, 2,1% por sobre el monto recibido como promedio en 2002. Como lo indica el gráfico 2, las colocaciones sectoriales en 2003 fueron al alza en el primer semestre de dicho año respecto de 2002, en tanto que su crecimiento se redujo significativamente en el segundo semestre hasta ser prácticamente inexistente en noviembre. Las colocaciones en la agricultura representaron, en promedio, el 4% de las otorgadas al conjunto de la economía en 2003. El 54,5% de las colocaciones en la agricultura en 2003 fue captado por la Región Metropolitana. Su monto medio, que asciendió a 666 mil millones de pesos, fue 5% mayor que el promedio de colocaciones registradas en 2002. En tanto, en el resto de las regiones el crédito a las actividades sectoriales disminuyó en 1,2%. El promedio de las colocaciones sectoriales discriminadas por subsector en 2003 indica que el 54% de ellas se orientaron a las actividades agropecuarias (excluyendo fruticultura); otro 32% se destinó a fruticultura y el restante 14%, a la silvicultura y extracción de madera. El cuadro 1 muestra el comportamiento de cada subsector en los meses y años de comparación, así como la tasa de variación. Las actividades agropecuarias registraron una sostenida reducción del financiamiento en 2003 en los cuatro meses de comparación, alcanzando una disminución promedio anual de 3,5%. En la fruticultura, luego de un primer semestre en el que las colocaciones crecieron 16% en relación a igual período de 2002, en el segundo el crédito decayó de manera significativa, registrando incluso variación negativa en noviembre. En el promedio anual, la fruticultura aumentó sus colocaciones de crédito en 5% respecto de 2002. El sector silvícola, en cambio, mostró una importante expansión de las colocaciones en el primer semestre de 2003, las cuales, aunque bajaron en el segundo semestre, continuaron por encima de las del año anterior. En el promedio anual, las colocaciones de este subsector aumentaron 22%, diez veces lo que aumentaron para el conjunto del sector. Las colocaciones en el subsector agropecuario (exceptuando fruticultura) disminuyeron en once regiones, siendo más significativa tal disminución en las regiones III, IV, VI y VII, en las que este tipo de colocaciones representan, en promedio, alrededor del 50% de las colocaciones sectoriales totales. Las colocaciones orientadas al subsector frutícola aumentar on, por el contrario, en nueve regiones del país, destacando los incrementos absolutos ocurridos en las regiones Metropolitana (6.754 millones de pesos), V (5.479 millones), IV (2.302 millones), III (1.841 millones) y VIII (1.639 millones). En la silvicultura y extracción de madera, el incremento de las colocaciones en 2003 en relación a 2002, fue importante, al menos estadísticamente, en la Metropolitana (27,8%), y especialmente en las regiones VIII (10,8%) y IX (40,5%). Las cifras de financiamiento privado a la agricultura regional, indican que el promedio anual de las colocaciones creció en seis regiones respecto de 2002, disminuyó en otras seis y se mantuvo en la restante. Entre las regiones en las que aumentó el financiamiento al conjunto del sector destacan la V (8%) y la VIII (7,5%), en tanto que entre las que disminuyeron las colocaciones sobresalen la IV (-10,5%) y la VI (-9,1%). A pesar de que algunas regiones continúan manteniendo una importante participación de las colocaciones en la agricultura respecto de las otorgadas al conjunto de las actividades regionales, el irregular comportamiento del financiamiento en 2003 condujo a que dicha participación se redujera respecto de 2002. Son los casos de la VI (de 22% a 19%), VII (de 19,3% a 17,5%), IV (de 11,4% a 10%) y X (de 11,8% a 10,6%). Las colocaciones en la agricultura nacional pasaron de representar el 4,1% de las otorgadas a la economía en el promedio de 2002 a 4% en el promedio de 2003.