Mercado del arroz

Thumbnail
Issue Date:
2004-08-23
estudiosArtículos

Por otra parte, en este trienio se ha observado una recuperación de la producción mundial, que muestra un aumento de 7,2%, pero que aún no se acerca a la demanda.AñosStock inicialProducciónDemandaComercioStock finalRelación stock/consumo2002/03138,86378,16407,8828,60109,140,2672003/04109,14386,63412,8125,1682,960,2002004/0582,96405,23417,3425,4170,850,169Estas cifras permiten suponer que los precios internacionales a lo menos se mantendrán en los niveles actuales hasta el año 2005.Los precios de exportación del arroz tailandés han venido subiendo en forma ininterrumpida en los últimos años: Precio promedio anual (US$/ton)Índice175,34100,00192,31109,67197,51112,64229,09130,65Los precios de exportación de Vietnam, principal competidor en Asia del país que lidera las exportaciones en el mundo, Tailandia, siempre se colocan a un nivel algo inferior. En la actualidad se ubican en US$ 231 por tonelada, por debajo del precio del arroz tailandés de grano largo con 5% de granos partidos, que está en US$ 241. En ambos casos se trata de arroz largo delgado.Entre los hechos importantes que han tenido lugar en el mercado del arroz en el trienio 2002/03 ? 2004/05 destaca la recuperación experimentada en la producción de la India, que de 72,7 millones de toneladas de arroz elaborado producidas en el año 2002/03 subió a 86,4 millones en el año 2003/04 y proyecta una producción de 90 millones de toneladas para el año 2004/05.También se ha observado una recuperación del volumen de cosecha en China, cuya producción había disminuido en el año agrícola 2003/04 en casi 10 millones de toneladas de arroz elaborado, alcanzando solamente 112,4 millones de toneladas. En cambio, para el año 2004/05 se proyecta un aumento que llevaría la producción a 126 millones de toneladas, recuperándose ampliamente de la caída en el año anterior.Muy relevantes para nuestro país son los precios de exportación en los países del MERCOSUR. A mediados de agosto el arroz argentino de grano largo delgado con 10% de granos partidos se cotizaba en US$ 335 por tonelada, puesto en Concepción del Uruguay, en tanto que el precio del arroz uruguayo alcanza a US$ 330 por tonelada, puesto Montevideo. En lo referente a la oportunidad de las siembras, esta temporada fue absolutamente normal: no se produjeron lluvias en ese período y los productores pudieron desarrollar todas las actividades propias del cultivo con oportunidad. Es así como al terminar el mes de noviembre ya estaban todos los arroces sembrados y en su gran mayoría emergidos.Las estimaciones de la superficie sembrada hechas por las industrias y los productores la hacen llegar a 23.000 ha, lo que muestra diferencias con el INE, que señala 24.900 ha.La temporada agrícola transcurrió también en forma normal. No se presentaron problemas de abastecimiento de agua y las únicas dificultades experimentadas tuvieron relación con el control de malezas, algunas de las cuales han creado resistencia a los herbicidas usados. En este sentido son muy valiosos los antecedentes que está empezando a arrojar el trabajo que realiza la Universidad Católica de Chile con el financiamiento de Arrocera Tucapel, cuyos primeros resultados se dieron a conocer recientemente (julio de 2004) y permitirán seleccionar mejor los herbicidas que deben usarse ante la presencia de determinadas malezas.Otra dificultad que experimentaron los productores del arroz en esta temporada se relaciona con la oportunidad de la cosecha. En efecto, la importante superficie de trigo, unida a una gran área sembrada con maíz, que experimentó un inédito crecimiento en las regiones VII y VIII, hizo que las máquinas automotrices que realizan la cosecha no dieran abasto, lo que provocó un importante atraso en el inicio de la cosecha del arroz, con el consiguiente deterioro de la calidad industrial del producto obtenido de aquellos cultivos que fueron cosechados fuera de época. Pese a estas circunstancias el rendimiento promedio bordeó los 50 quintales métricos por ha, llegándose a un volumen de cosecha estimado en 1.150.000 quintales. Una primera evaluación de la calidad industrial del arroz obtenido permite concluir que el 80% del grano cosechado tuvo una calidad industrial entre buena y normal, y solamente el 20% que se cosechó tardíamente mostró deterioro en este importante aspecto. Los productores nacionales históricamente han dado pruebas claras de que responden a los precios de la temporada anterior para fijar sus expectativas de siembras. Esto ocurre con casi todos los cultivos y el arroz naturalmente no escapa a esta tendencia.La temporada de comercialización del año 2003/04 provocó una gran decepción a los productores. En efecto, frente a costos de importación que fluctuaban entre un equivalente a $ 11.500 y $ 13.000 por quintal de arroz paddy, se vieron sorprendidos cuando las industrias decidieron iniciar sus compras anuales a $ 9.000 por quintal.El argumento utilizado por los industriales fue que el país se encontraba sobreabastecido de arroz y al momento de la cosecha había importantes excedentes. Inclusive se habría cerrado un negocio del orden de 45.000 toneladas procedentes de Tailandia. La verdad es que la sobreimportación fue efectiva, pues tanto las industrias como los importadores comerciales aprovecharon que los precios del arroz en Asia no presentaban en ese momento los niveles que el producto había alcanzado en el MERCOSUR y muy especialmente en los Estados Unidos de Norteamérica. Por esta razón, previendo un alza generalizada, realizaron compras que hasta el día de hoy pesan en el mercado interno.Los $9.000 por quintal métrico resultaron tan poco atractivos que en los primeros meses del período de comercialización todos los productores en condiciones de hacerlo mantuvieron la propiedad de su arroz y sólo lo entregaron a depósito. Paulatinamente las industrias empezaron a subir el precio, y al cierre de los contratos de depósito (fines de mayo) los precios de transacción eran de $10.000 - $11.000/qq. Como ocurre siempre, salieron perjudicados los productores más débiles económicamente, que no pudieron esperar tanto tiempo y obtuvieron rentabilidades deficientes. Los productores de mayor capacidad económica lograron vender a precios que fluctuaron entre $10.000 y $11.000 por quintal. Incluso los 500 quintales que se exportaron a Brasil a un equivalente de arroz paddy cercano a los $14.000 pesos por quintal procedían también de estos productores.Esta situación fue visualizada en mayo pasado por ODEPA y se consideró que ésta sería la causa más importante de que para la próxima temporada no se produjeran aumentos en la superficie de siembra.Por otra parte, ya es sabido que la temporada de comercialización del maíz fue en general muy favorable para los productores de este cereal y no son pocos los agricultores arroceros que visualizan esta alternativa como más rentable y más segura que seguir produciendo arroz. Es así como ya se habla de que algunos agricultores tomaron la decisión de cambiar de rubro y rompieron los pretiles para empezar a preparar el suelo para maíz.Los antecedentes expuestos apuntarían hacia una disminución de la superficie sembrada. Sin embargo, no se puede dejar de considerar que el cultivo del arroz está empezando a vislumbrar posibilidades ciertas de acceder a mercados externos como el de Brasil (São Paulo) y otros, especialmente en América Latina. La exportación realizada para la colonia japonesa en São Paulo se realizó a un precio FOB ascendente a US$ 400 por tonelada de arroz elaborado, que equivale a un precio de $14.000/quintal de arroz elaborado, al que deben deducirse los costos de procesamiento. Si bien es cierto que el volumen exportado fue bajo (50 toneladas), a pocos días de realizada la primera exportación ya existe una solicitud para adquirir 100 toneladas más.Por otra parte, se están negociando con Alemania 200 toneladas de arroz orgánico. De resultar esta operación, sin duda que las perspectivas que se abrirían para el producto nacional serían muy interesantes.En resumen, existen por un lado razones para que la producción nacional decrezca y, por otro, las hay para lograr un leve aumento, ante las perspectivas favorables de acceder a los mercados externos. Aparentemente la próxima temporada sería un año sin grandes variaciones en el área de siembra, manteniéndose los productores a la expectativa de la evolución de las exportaciones. Antonio Ochagavía Iñiguez

Related items

Estimación del poder de oligopsonio en el mercado nacional del arroz (Oryza sativa L.)
Autor(es):
Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Agronómicas. Escuela de Agronomía
Fecha de Publicación:
2010
Situación del mercado del arroz
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Octubre 2000