Perspectivas comerciales de los porotos

El 82,3% de la mencionada área correspondió al cultivo de variedades destinadas al consumo interno, que están representadas principalmente por los porotos Tórtola. Según el INE dicha superficie también experimentó una variación de 2,4% respecto a la temporada anterior, alcanzando 21.810 hectáreas.La distribución de estas siembras de porotos para consumo interno abarca desde la IV hasta la IX Región, logrando la mayor concentración de la temporada pasada en la VII Región, donde se registró el 56% del total sembrado. Otro 16,1% se ubicó en la VI Región y un 14%, en la VIII, en tanto que en la IX Región se sembró un 7,7% y el 6,3% restante, entre la IV Región y la Metropolitana.En cuanto a las variedades destinadas a la exportación, ocuparon un total de 4.690 hectáreas, que equivalieron al 17,7% de la superficie total. Esta área de siembra experimentó un incremento de 2,6% respecto a la temporada anterior y su distribución geográfica fue desde la V Región hasta la VIII Región, concentrándose en un 53,1% en la VII Región y en un 35,6% en la VIII Región. Otro 6% estuvo en la V Región y el resto se distribuyó en pequeños porcentajes entre las regiones Metropolitana, VI y IX.En materia productiva, las cifras oficiales disponibles del INE indican que la cosecha total de la temporada 2003/04 aumentó sólo un 1,7% respecto a la de la temporada anterior. Este menor incremento de la producción respecto al de la superficie cultivada se debió a que el rendimiento promedio experimentó una disminución de 1,7%: desde 18,5 a 18,4 quintales por hectárea. La información proporcionada por dicho organismo indica que la menor productividad observada habría afectado por igual a porotos de consumo interno y a los de exportación, registrándose rendimientos de 17,5 y 22,3 quintales por hectárea, respectivamente, de forma tal que las producciones correspondientes fueron de 38.255 y 10.460 toneladas, aproximadamente.Sobre la base de esta información se advierte que el volumen de la oferta para el mercado nacional es sólo levemente superior al de la temporada anterior. Por tal motivo se presume que durante el año 2004 seguiría prevaleciendo cierta situación de estrechez de los suministros respecto a los requerimientos de la demanda, tal como habría estado ocurriendo durante el último tiempo. Este factor sería el que habría favorecido una importante recuperación de los precios reales de los porotos para consumo interno en este último período. Respecto a esto, en el Gráfico 2 se puede apreciar que a fines del año pasado y en los primeros meses de 2004, probablemente por efecto de las restricciones de oferta ya mencionadas, los porotos Tórtola alcanzaron su máximo valor real promedio de los últimos cuatro años, registrándose niveles de precios promedios cercanos a los $ 600 por kilo, sin IVA. Después de ello, y tal vez como consecuencia a lo menos parcial de los mayores volúmenes de oferta disponibles en el mercado provenientes de la nueva cosecha, hubo una disminución hasta unos $ 500 por kilo.Según la información actualmente disponible, los porotos Tórtola en agosto último aún mantenían un alto nivel de precios respecto a los de años anteriores, situación que se podría explicar porque el abastecimiento continúa relativamente restringido en comparación con los requerimientos habituales de la demanda, más aún considerando que los niveles de existencias totales disminuyeron apreciablemente durante estos dos últimos años. Sin embargo, conforme a lo manifestado por importantes comerciantes mayoristas del rubro, recientemente se ha estado notando cierta debilidad del consumo interno que ha reducido considerablemente las compras efectuadas por supermercados y grandes distribuidores minoristas.Tal situación ha repercutido, a su vez, en que prácticamente se han paralizado las compras efectuadas por los mayoristas a los agricultores razón por la cual en septiembre último no se registraron cotizaciones de porotos Tórtola. Se ha generado, además, una condición de "sobrestockeamiento" de los mayoristas, condición que se presume que próximamente se manifestará en una importante caída de los precios de estos porotos a nivel de agricultores, cuando comiencen nuevamente las transacciones.La contracción del consumo doméstico se explicaría, a lo menos parcialmente, por los altos precios registrados a nivel de consumidores, que estarían reemplazando a los porotos por sustitutos más baratos. Además, la existencia de amplios márgenes de comercialización existentes en las etapas intermedias de la cadena sería un factor muy importante que contribuiría a incrementar aún más los precios a nivel de consumidores, influyendo significativamente sobre el comportamiento de los volúmenes demandados.Por su parte, en lo que se refiere a las variedades para exportación, la mencionada cosecha de cerca de 10.500 toneladas que se ha estimado para esta oportunidad, unida a una disminución significativa de las existencias acumuladas, implica que este año hay una disponibilidad inferior a la del año 2003 para este propósito. A pesar de ello, el precio medio de los frejoles negros en los últimos meses se ha mantenido en un nivel del orden de $ 195 por kilo y mostrando tendencia hacia la disminución. Además se prevé que por efecto de la alta competitividad internacional principalmente proveniente de Argentina, seguirán permaneciendo en una condición bastante deprimida, lo que indudablemente no constituye un atractivo importante para la reactivación de sus siembras. Debido a la baja disponibilidad de producto para exportación mencionada anteriormente, se presume que las operaciones de comercio exterior del año 2004 no experimentarán un incremento particularmente significativo durante este año. Por el contrario, se estima que habrá una caída importante. En este sentido se entiende que será de especial importancia el efecto que tendrá la apreciable disminución experimentada por las existencias acumuladas durante este último tiempo, condición que está limitando fuertemente un eventual crecimiento de estas transacciones.En el hecho, conforme a lo mostrado en el Cuadro 1, se advierte que en los ocho primeros meses de 2004 se produjo una fuerte contracción del volumen de estas exportaciones. Durante este lapso se exportó sólo el 25% del vo lumen exportado entre enero y agosto de 2003. Esta situación se explica básicamente porque Venezuela, que últimamente se ha constituido en el mayor y casi exclusivo mercado de destino para estas transacciones, experimentó una disminución de similar magnitud de sus importaciones desde Chile, sin que se aprecie algún repunte de otros mercados, como Brasil, República Dominicana, Portugal y México, que eran bastante tradicionales y que de un tiempo a esta parte han perdido significación para nuestro país.En este mismo lapso, los precios promedios de exportación tampoco han exhibido un comportamiento propicio para estos negocios, de forma tal que la producción de porotos para exportación no está siendo un rubro que pueda ejercer un atractivo especial para los agricultores.En la práctica se observa que el valor promedio registrado durante los ocho primeros meses de 2004 es casi igual que el del año anterior, no apreciándose recuperación alguna que permita aproximarse al valor alcanzado en la segunda mitad de la década pasada. Debido a los altos valores de los porotos para mercado interno observados especialmente durante el último año agrícola, se preveía que en la temporada 2004/05 se produciría un importante incremento de sus siembras. Sin embargo, la información más reciente respecto al estancamiento del consumo interno, debido precisamente a los altos precios reinantes, lo que ha causado un importante grado de paralización de las transacciones entre agricultores y principales poderes compradores mayoristas, está haciendo variar esta perspectiva, presumiéndose ahora que las siembras, a lo más, podrían ser de igual extensión que las de la temporada precedente. En todo caso, de momento, el panorama es bastante incierto en esta materia, por lo que parece recomendable que las decisiones que adopten los agricultores sobre sus siembras se hagan con bastante cautela, tomando en cuenta especialmente el comportamiento más reciente del mercado.En cuanto a los porotos de exportación, no se esperan variaciones apreciables de las siembras, por cuanto sus precios permanecen relativamente bajos. Los volúmenes exportados siguen comportándose con bastante poco dinamismo, teniendo en cuenta tanto el efecto de la baja disponibilidad existente para este fin como la debilidad mostrada por los mercados tradicionales de destino de las exportaciones chilenas de porotos. Silvio Banfi Piazza

Related items

Rentabilidad y competitividad de los principales cultivos anuales de la Región del Maule, temporada 1995/96
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Noviembre 1996
Perspectivas comerciales de los porotos
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Octubre 2004
Perspectivas de los cultivos anuales en la temporada 2010/11
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Mayo 2010