Mercado de flores de corte

El mercado mundial demanda flores en forma creciente, alcanzando transacciones por algo más de US$ 4.740 millones de dólares en 2003. El principal importador de flores a escala mundial en ese año fue el Reino Unido, con US$ 897 millones de dólares y una participación de 18,9%. Lo siguieron Alemania, con un monto de US$ 826 millones de dólares y una participación de 17,4%, y Estados Unidos, con US$ 758 millones de dólares y una participación de 16%. Holanda adquirió flores por US$ 473 millones de dólares, lo que le dio una participación de 10% (Gráfico 1). El principal exportador de flores a nivel mundial en 2003 fue Holanda, con ventas por US$ 2.279 millones de dólares y una participación de 58,1%. La siguen Colombia, con US$ 679 millones de dólares y una participación de 14,2%, y Ecuador, que vendió flores por US$ 293 millones de dólares, con una participación de 6,1% (Gráfico 2). Colombia tiene muy bajos costos de producción, lo que le permite competir con precios bajos y llegar a mercados menos exigentes con productos poco diferenciados. Ecuador, en cambio, tiene una estrategia de diferenciación por calidad, llegando a mercados más exigentes, donde los consumidores están dispuestos a pagar un mayor precio por sus productos. Un ejemplo de ello son las rosas ecuatorianas, las cuales son reconocidas mundialmente como un producto de excelencia. Durante los últimos años se han incorporado nuevos países como productores y exportadores de flores de corte, entre los que se encuentran China, Brasil, México e India. El consumo anual per cápita de flores de corte es muy alto en algunos países de Europa. Los principales consumidores son Suiza, con US$ 112 per cápita, y Holanda, con US$ 70. Les siguen Austria, Bélgica, Reino Unido y Dinamarca. Estados Unidos es el principal mercado de destino de las exportaciones chilenas de flores frescas. Su consumo per cápita se calcula en aproximadamente US$ 30. El volumen de las importaciones de este país ha crecido en forma importante en los últimos 8 años; sin embargo, su valor no lo ha hecho en la misma magnitud. Las principales especies importadas por Estados Unidos son: rosas (38,7%), claveles (15,6%) crisantemos (8,0%) y alstroemeria (4,5%). Las ventas se realizan principalmente durante los meses de febrero, abril, mayo y diciembre. Estados Unidos se abastece principalmente de Colombia (58,8%), Ecuador (19,0%) y Holanda (9,3%) existiendo una alta competencia entre los países proveedores. Chile tiene una participación muy pequeña (0,3%). Las características agroecológicas en nuestro país permiten producir una amplia gama de especies y variedades. Sin embargo, existe desconocimiento de los lugares más aptos para cada especie, lo que ha llevado a cultivar en zonas no adecuadas, impidiéndoles expresar todo su potencial. Durante los últimos años se ha incrementado la producción de flores de bulbos, tales como lilium, calas y peonías, tanto a nivel de pequeños como de medianos agricultores. El lilium se cultiva desde la V hasta la X Región. Durante los últimos cinco años se ha incrementado su producción, sobre todo en las regiones del sur, provocando una sobreoferta y la consecuente baja en los precios. La peonía aparece como una alternativa de producción muy interesante para la zona centro sur y austral del país, con cosechas a partir del mes de octubre en la zona central y hasta enero en la Región de Magallanes. Ha aumentado la superficie cultivada con cala de color en la provincia de Valdivia, Región de los Lagos, donde las condiciones de agua, luz y temperatura son las adecuadas para esta planta. La cala de color es mucho más pequeña y liviana que la cala corriente y cuenta con una gran variedad de colores. Su cosecha se realiza entre fines de noviembre y enero. En algunas zonas costeras de la VI región se están cultivando proteas. Éstas se pueden desarrollar en suelos pobres en nutrientes y con buen drenaje. Su cosecha se inicia a fines de verano y continúa hasta pleno invierno. Esta especie se cultiva comercialmente en el país desde el año 2000. Las peonías, las proteas y las calas de color, entre otras, requieren de una alta inversión en material genético importado, para producir flores de alta calidad, requeridas por los mercados internacionales. El clavel continúa siendo la especie más cultivada, principalmente por pequeños productores, y tiene una gran venta en mercados locales. No obstante, algunos productores han reemplazado el cultivo del clavel por especies más rentables. Un equipo de profesionales de la Universidad Católica de Valparaíso ha logrado domesticar el Leucocoryne y está desarrollando un mejoramiento genético para lograr variedades comerciales. En la actualidad se han obtenido derechos de patentes en tres variedades. Esta especie tiene una alta variedad de colores y sirve como flor cortada o en maceta. La comercialización de flores se realiza principalmente en el terminal de flores ubicado en la Panamericana Norte. Sin embargo, en el último tiempo han surgido nuevas formas para su comercialización, como la venta directa en supermercados, cuyo principal problema es el capital de trabajo requerido, debido a que muchos de estos establecimientos realizan el pago a 60 e incluso a 90 días. Además se requiere de un abastecimiento durante todo el año, tanto en calidad como en variedad; por lo tanto, generalmente los supermercados realizan contratos con productores de mayor tamaño. También se ha incrementado la venta en los mercados locales, donde las flores de buena calidad tienen una fácil comercialización. A nivel nacional existe un bajo nivel de desarrollo de las cadenas de comercialización y un escaso conocimiento respecto de las especies, calidad y colores demandados en los mercados domésticos. Por otra parte, en nuestro país no existe una cultura de consumo de flores, y los consumidores son muy poco exigentes respecto a su calidad. A pesar de ello, se ha observado un mayor dinamismo en los últimos años, lo que se puede verificar por el número de especies comercializadas en el terminal norte de flores: en el año 2000 se vendían 24 especies de flores, mientras que en 2005 se registran 38. A ello se une el incremento de las importaciones desde 8 mil dólares en 1990 a casi US$ 2 millones en 2004, lo que representa una tasa de crecimiento cercana a 50% anual. Las variedades que se comercializan se pueden clasificar en aquellas tradicionales y de mayor consumo, como alhelí, crisantemo, ilusión, reina luisa, siempreviva, alstroemeria, clavel, fresia, lilium, rosas, entre otras, y aquellas especies de reciente introducción y/o presencia comercial, cuya demanda es variable y su permanencia en el tiempo más inestable. Éste es el caso de algunas especies de la familia de las proteáceas, tales como las proteas, leucadendron y leucospermum. Es muy difícil sacar conclusiones respecto a la evolución de los precios de las flores llegadas al terminal de flores, registrados por ODEPA desde fines del año 1999, y tampoco hacer proyecciones a futuro, puesto que existen muchos factores que influyen en su determinación. Sin embargo, y sólo a modo de referencia, se observan ciertas tendencias en algunas especies, que se comentan a continuación. Como se observa en el Cuadro 1, hay especies que han disminuido su precio promedio anual: alstroemeria, lilium, limonium, lisianthus y tulipán. Otras como iris, peonía, protea y la rosa importada han aumentado su precio promedio anual entre 2000 y 2005. Las demás especies no presentan una tendencia clara en este período. (en $ de octubre de 2005) Especie/año Precio por vara ($) 2000 2001 2002 2003 2004 2005 Promedio Alstroemeria 135 100 111 85 81 77 90 Aster   180 146 112 120 168 148 Clavel 36 38 41 39 36 46 39 Crisantemo 120 132 121 98 107 124 114 Fresia 23 26 28 27 17 41 27 Gerbera   171 207 183 184 187 186 Girasol     223 191 228 186 207 Gladiolo 163 143 185 155 166 201 168 Gypsophila 203 217 244 216 223 191 216 Hipérico   270 248 258 261 261 260 Iris 66 287 250 171 197 99 198 Leucadendron       356 268 255 288 Liatris   212 234 219 212 174 210 Lilium 336 305 342 325 269 300 314 Limonium   236 190 160 178 185 189 Lisianthus   275 251 194 175 203 202 Manzanillón 11 14 51 17 18 16 21 Margarita 95 58 82 60   112 91 Peonía   294 194 186 312   230 Protea   444 881 2.603 1.547 1.710 1.771 Ranúnculo 27 33 64 39 49 44 45 Rosa (importada) 217 217 225 257 245 264 240 Sandersonia 593       245   477 Solidago   208 218 231 199 180 201 Strelitzia   377 380 341 370 397 373 Tulipán 404 342 393 308 302 313 342 Varsonia 107     79     100 Wax flower     253 215 192 232 224 Zantedeschia 129 260 270 235 211 194 220 Fuente: ODEPA Nota: 2005 hasta octubre La presencia de las flores en el mercado durante el año es también variable. Como se observa en el Cuadro 2, hay especies que están disponibles durante todo el año, como alstroemeria, clavel, crisantemo, lilium, rosas, y otras cuya presencia es más estacional, tales como peonías, fresias y sandersonia. Así también existe una variación de precios durante el año: en general, en los meses de invierno existe una menor oferta de flores y en consecuencia se produce un aumento en los precios. A su vez, existe una mayor demanda en algunas fechas especiales, como el día de los difuntos, día de la madre, Navidad y, últimamente, el día de los enamorados, lo que también provoca un incremento en los precios.

Related items

Análisis del sector bulbos para flores y estudio de mercado de las flores de corte. Informe final
Autor(es):
Gross Consultores Asociados Ltda
Fecha de Publicación:
Marzo 2002
Situación del mercado de flores de corte en Chile en 2007
Autor(es):
Reyes, María Victoria
Fecha de Publicación:
Enero 2008
Mercado de flores de corte: desde la perspectiva chilena
Autor(es):
Laval M., Ema
Fecha de Publicación:
Enero - Febrero 2002