Política agraria

Thumbnail
Issue Date:
2007-03-30
estudiosArtículos

El 12 de marzo del presente año se dio inicio en todo el país al VII Censo Nacional Agropecuario y Forestal, el que se prolongará hasta el 31 de mayo de 2007. Los ministros de Economía y Agricultura, la Directora Nacional del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y el Director Nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), dieron la partida al VII Censo Nacional Agropecuario y Forestal en un predio de la comuna de Colina, provincia de Chacabuco, en la Región Metropolitana, haciendo un llamado a los propietarios de explotaciones agrícolas a "abrir las puertas" y entregar la información requerida, la que será de gran relevancia para la elaboración de políticas y proyectos para el sector público y el privado. En la ceremonia también estuvieron presentes la Intendenta Metropolitana, el Seremi de Agricultura de la RM, el gobernador provincial, el alcalde de Colina y el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA). Ceremonias similares se realizaron en todas las regiones del país. El trabajo censal tiene un costo de más de 5 mil millones de pesos, recursos que están contemplados en el presupuesto del Ministerio de Agricultura, a través de ODEPA, y será ejecutado por profesionales y técnicos del agro capacitados por el INE, además de la participación de sus propios profesionales, quienes reunirán antecedentes de un universo estimado en unas 350.000 explotaciones agropecuarias y forestales en todo el territorio nacional. El Censo es la base para la actualización de la información relacionada con el número y características de las explotaciones agropecuarias y forestales del territorio nacional, y considera la estructura productiva, financiera y otras variables. El objetivo general del Censo es recoger y entregar información detallada y confiable para la elaboración de las cuentas del sector agrícola y para el análisis, toma de decisiones y preparación de políticas, programas y proyectos de las distintas instituciones, organismos públicos y privados y agentes económicos vinculados a la actividad agrícola. Los objetivos específicos son: Actualizar la información sobre el universo de explotaciones que sustentan la producción nacional agropecuaria y forestal, separadas según región, provincia y comuna, especificando número y superficie. Constituir el punto de partida de un nuevo ciclo de producción de estadísticas agropecuarias, en la medida que sus resultados permitan actualizar el marco muestral que será utilizado en la generación de estadísticas agrícolas continuas, hasta el levantamiento del próximo censo. Recoger información que caracterice las explotaciones agropecuarias y forestales en el año agrícola 2006/07, en lo que se refiere a resultados operacionales, capacidad productiva, superficie sembrada, producción y rendimiento de cultivos anuales. El Ministro de Agricultura señaló "la importancia de proporcionar información verídica, la que ayudará a mejorar las políticas públicas en materias económicas y agrícolas, tanto a nivel nacional como regional y local, identificando fortalezas y debilidades que permitan afinar la aplicación de los instrumentos vigentes o crear otros de acuerdo a las necesidades detectadas, para beneficiar a campesinos, productores y agricultores del país". Igualmente indicó que "en este Censo se incorpora plenamente el sector forestal, lo que actualizará y ampliará la base de información acerca del sector silvoagropecuario, y además la medición de temas relativos al rol de la mujer en la agricultura con la finalidad de generar mejores políticas públicas para ellas". Finalmente, la autoridad agregó que el levantamiento censal "evidenciará los cambios de tenencia de la tierra, la dinámica de la propiedad, un conjunto de temas de desarrollo agrícola relevantes para la toma de decisiones en los sectores público y privado, conforme a la evolución de los diferentes rubros en todas las regiones del país en los últimos diez años, que han sido muy dinámicos para la agricultura nacional y donde han ocurrido cambios significativos, profundos y estructurales." El director nacional de ODEPA, por su parte, afirmó que "la información que se recolecte permitirá conocer el grado de modernización de la agricultura, considerando la apertura de mercados y el acceso a la tecnología, y diseñar políticas que contribuyan a aumentar aún más la competitividad del sector. Los nuevos temas sujetos a la investigación estadística comprenden, entre otros, los avances tecnológicos que han incidido en los cambios del uso del suelo, en los nuevos sistemas de explotación, en la ampliación de la frontera agrícola para la explotación y sustitución de nuevos productos y variedades, especialmente en los rubros hortofrutícolas, cultivos de invernadero y agricultura orgánica, así como también evaluar los efectos de las políticas de fomento al riego y sus nuevas técnicas de aplicación e intensidad en el uso de los recursos, entre otros." Las autoridades también informaron que este VII Censo Nacional Agropecuario y Forestal formará parte del Catastro Agropecuario Mundial 2010, que desarrolla actualmente la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y que reunirá las estadísticas de los censos de cerca de 100 países, que se realicen entre los años 2006 y 2015. A fines del mes de febrero de 2007 asumió como director nacional del INIA el médico veterinario Leopoldo Sánchez Grunert, en reemplazo del ingeniero agrónomo Jorge de la Fuente. Las autoridades del Ministerio de Agricultura señalaron que el nuevo director del INIA conoce de cerca el trabajo de esta institución, debido a las diversas funciones de servicio público que ha ejercido en años anteriores, entre las que se destacan la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura de Aysén, la Dirección Nacional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y la asesoría al actual Ministro de Agricultura, además de haber trabajado en las Comisiones de Medio Ambiente y de Agricultura en el período en que fue diputado por la Región de Aysén. La tarea inicial del nuevo director será reordenar el trabajo de la institución, en conjunto con sus profesionales y trabajadores, después de la crisis que enfrentó en las últimas semanas, y asumir el trabajo científico de investigación e innovación agropecuaria para aportar al programa de trabajo del Ministerio de Agricultura que busca hacer de Chile una Potencia Agroalimentaria. Durante los días 1 y 2 de marzo de 2007 se reunieron autoridades del Ministerio de Agricultura con dirigentes empresariales y campesinos, para definir los principales lineamientos y tareas más urgentes del MINAGRI para este año 2007. Esta reunión fue encabezada por el Ministro de Agricultura, Sr. Álvaro Rojas, y en ella participaron los directores de todos los servicios del Ministerio y los principales representantes de la pequeña agricultura, como MUCECH, CAMPOCOOP y La Voz del Campo, y dirigentes empresariales agrícolas de la Sociedad Nacional de Agricultura, de la Asociación de Exportadores, de la Asociación Gremial de Productores de Aves y Cerdos y de la Corporación de la Madera, entre otros. La presencia de dirigentes de la pequeña agricultura y de los empresarios agrícolas fue destacada por el Ministro, ya que permite "recoger de primera fuente las principales demandas, coyunturas y oportunidades que se enfrentarán, generando una mirada más amplia y participativa en la fijación de prioridades para este año". El Ministro informó que los tres temas prioritarios para el año 2007 serán: Chile Potencia Agroalimentaria, la pequeña agricultura campesina y los biocombustibles, los que fueron definidos en conjunto entre los representantes de los sectores público y privado, presentes en la reu nión de trabajo. Respecto del primero, se trata de realizar un esfuerzo institucional público y privado para responder a las exigencias de los mercados. La segunda materia dice relación con la modernización de la pequeña agricultura campesina, ya anunciada por la Presidenta de la República en agosto de 2006 y que ya cuenta con presupuesto y acciones específicas. Respecto a los biocombustibles, se señaló que es algo muy relevante para el país, por lo que se seguirá trabajando en el marco del Comité Público-Privado de Bioenergía, creado por el MINAGRI. Además de las tres prioridades señaladas, la secretaría de estado contempla también otros seis temas: gestión para la apertura, mantención y defensa de mercados para el sector agroalimentario; proceso de modernización institucional; fortalecimiento de las políticas de innovación y biotecnología; implementación del plan de desarrollo ganadero; coordinación y seguimiento de una agenda legislativa, que contendrá varias iniciativas propias, y posicionamiento de la opinión político-técnica en la sociedad. El Secretario de Estado también adelantó que, entre las novedades del Ministerio para 2007, destaca la creación de una unidad de estudio de cambio climático y sus efectos en la agricultura, que estará a cargo de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (ODEPA), así como la incursión de la cartera en materias como biotecnología y bioseguridad, organismos genéticamente modificados, acceso a recursos genéticos, integración del país a la OCDE y resultados del censo agropecuario. El día 15 de marzo de 2007, en la sede de la OMC en Ginebra, Suiza, se realizó la audiencia ante el Órgano de Apelación de la OMC, donde el Gobierno de Chile presentó sus argumentos en contra del fallo del grupo arbitral que el pasado 8 de diciembre de 2006 se había pronunciado en contra de la mantención del sistema de bandas de precios que Chile aplica a la importación de trigo y harina de trigo. Los argumentos principales de Chile dicen relación con errores importantes de dicho fallo, ya que no consideró las modificaciones legales realizadas por el país al antiguo sistema de bandas de precios, que mejoraron su transparencia y predictibilidad, haciéndolo compatible con las disposiciones de la OMC. Esto tuvo como consecuencia que el peso de la prueba recayera sobre Chile y no sobre la parte acusadora, como es lo normal. La audiencia señalada forma parte del proceso normal de apelación en el marco del mecanismo de solución de diferencias en la OMC y se estima que en mayo de 2007 el Órgano de Apelación entregará su resolución final y definitiva sobre este caso. Cabe hacer notar que el comercio de trigo de los últimos años entre ambos países no demuestra menoscabo alguno para Argentina, por cuanto el sistema ha operado con rebajas arancelarias durante la mayor parte del tiempo.

Related items

La agricultura chilena durante el gobierno de las Fuerzas Armadas y de orden: base del futuro desarrollo
Autor(es):
Ministerio de Agricultura. Subsecretaría. División de Estudios y Presupuestos (DEP)
Fecha de Publicación:
Febrero 1990
Pobreza y desarrollo rural. Borrador
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Diciembre 1993
Recursos naturales y estrategias de desarrollo agrario
Autor(es):
Ortega R., Emiliano
Fecha de Publicación:
1997