Política agraria

Thumbnail
Issue Date:
2007-04-24
estudiosArtículos

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, informó que el pasado 27 de marzo de 2007, y después de poco más de un año, los Cancilleres de Chile y Japón firmaron el TLC entre ambos países. Este anunció lo realizó al terminar la Cumbre de los países que conforman la APEC realizada en Vietnam. El proceso negociador de este TLC se inició en Santiago en noviembre de 2004, cuando se constituyó el Grupo de Estudio Conjunto (GEC) Chile-Japón, por mandato del ex-Presidente Ricardo Lagos y del Primer Ministro japonés Yunichiro Koizumi, dándose paso a las negociaciones de un TLC en noviembre de 2005, en el marco de la Cumbre APEC realizada en Corea del Sur. Este TLC, que busca incrementar el intercambio comercial de bienes y servicios y mejorar el clima de negocios entre ambos países, contempla los capítulos de acceso a mercados, comercio de servicios, servicios financieros, inversiones, medidas fitosanitarias, compras públicas, barreras técnicas al comercio y entrada de personas, entre los más importantes. Los capítulos más directamente ligados al sector agrícola son, por una parte, el referido a las medidas fitosanitarias, que asegura a Chile que las exigencias en esta materia a sus exportaciones de alimentos se basarán en la aprobación de protocolos sanitarios, de manera que no se generen barreras comerciales a nuestros productos y, por otra, el relativo al acceso a mercados, que permitirá ampliar y diversificar las exportaciones chilenas a Japón y que, en la práctica, significa que más del 70% de nuestras exportaciones quedarán con arancel cero al inicio del Tratado. En el caso de los productos agrícolas, un 53% de ellos quedarán desgravados de inmediato, mientras que otro 35% tendrán un acceso preferencial por la vía de cuotas arancelarias desde el primer día de vigencia del acuerdo, es decir, casi el 90% de las exportaciones silvoagropecuarias chilenas tendrán arancel cero o una preferencia arancelaria importante para ingresar al mercado japonés. Por otra parte, también casi el 90% de las exportaciones japonesas quedarán con arancel cero para entrar al mercado chileno, lo que supone un beneficio para los consumidores y para la economía nacional, ya que principalmente serán bienes de capital, claves para la modernización y ampliación de nuestra base productiva. El Ministro de Agricultura, Sr. Álvaro Rojas, señaló que con este TLC "se abre una gran puerta para nuestra agricultura, porque gracias a las gestiones con Japón hemos conseguido que tanto frutas como carnes obtengan un arancel reducido inmediato. Incluso algunas especies quedarán sin arancel. Además, por primera vez tendremos acceso a cuotas significativas en los envíos de vinos, productos forestales y agroindistriales". El Secretario de Estado señaló que en el sector frutícola se favorecerá en forma inmediata a productos como arándanos, frambuesas y paltas, en tanto que, en el sector pecuario, aves, cerdos y bovinos quedarán con preferencias importantes en cuotas con desgravación. El 4 de abril recién pasado se constituyó la Mesa Vitivinícola, que tiene como propósito principal desarrollar una agenda estratégica que permita mejorar el nivel de competitividad de este subsector. En esta instancia de articulación público-privada, que fue presidida por el Ministro de Agricultura, Sr. Álvaro Rojas, también participaron otras autoridades públicas sectoriales, como el director nacional de ODEPA, el director del SAG y otros profesionales del Ministerio de Agricultura; personeros del sector privado, como el presidente de la SNA, y representantes de entidades ligadas al sector vitivinícola y el sector académico. El Ministro de Agricultura destacó la relevancia del rubro, especialmente como producto de exportación, y su aporte a la economía sectorial y nacional y a la ocupación de mano de obra, que se estima en más de 100.000 empleos permanentes. Por su parte, el presidente de la Corporación Chilena del Vino, Sr. Gerardo Arteaga, hizo un detallado análisis de la situación actual del rubro y del mercado vitivinícola, y planteó una serie de propuestas que serán analizadas próximamente por la Mesa, según la agenda de trabajo que se definirá en la siguiente reunión, programada para el 1 de junio de 2007. El 17 de abril de 2007 el Ministro de Agricultura informó de una serie de medidas destinadas a disminuir la deuda histórica que mantienen con INDAP más de 10.000 campesinos y 700 organizaciones de pequeños productores. En lo principal, estas medidas son complementarias al Programa de Rehabilitación de Deudores Morosos, implementado por INDAP el pasado 27 de octubre de 2006, para dar cumplimiento al anuncio de la Presidenta de la República en orden a solucionar la deuda histórica de los campesinos, como parte del objetivo de mejorar la competitividad de la agricultura familiar campesina. Estas nuevas medidas son un esfuerzo adicional en materia de rebaja de deudas para dar solución efectiva a los problemas de endeudamiento que afectan a muchos pequeños productores. En general, estas iniciativas consideran: La rebaja de la totalidad de los intereses generados por créditos otorgados por INDAP desde inicios de la década de los 90. En los casos en que se mantenga un saldo de la deuda, la renegociación de ésta a un plazo de 10 años, con una tasa preferencial en pesos de un 4%. Un procedimiento expedito en los casos de deudores cuyo saldo total por renegociar (después de aplicada la rebaja antes mencionada) sea inferior a $ 500.000. El Ministro de Agricultura indicó que con estas medidas se solucionará definitivamente el problema del endeudamiento de los campesinos con INDAP, los que podrán postular nuevamente a todos los instrumentos de fomento de la agricultura campesina y, por lo tanto, estarán en mejores condiciones de sumarse a la meta de transformar a Chile en Potencia Agroalimentaria. En la primera semana de abril de 2007 se realizó en Santiago una importante reunión de los Agregados Agrícolas que representan a Chile en India, Japón, Argentina, México, Estados Unidos, Unión Europea y China. Esta reunión fue encabezada por la Subsecretaria de Agricultura, Sra. Cecilia Leiva, quien destacó que estos representantes tendrán un rol relevante durante este año 2007, para colaborar en el logro de nuevos avances comerciales en estos importantes mercados, con miras a favorecer la inserción de los productos silvoagropecuarios chilenos entre los consumidores de dichos países. La Subsecretaria explicó que el objetivo principal de esta reunión fue diseñar el plan de trabajo que tendrán los Agregados Agrícolas para fortalecer a Chile como Potencia Agroalimentaria, sumándose a la campaña de Imagen País. El día 16 de abril recién pasado la Comisión Nacional de Distorsiones decidió dejar como definitiva la aplicación de derechos antidumping por un 31,1% a las importaciones de harina de trigo argentina. Frente a esta medida, el Ministro de Agricultura indicó que "será positivo para el sistema productivo del país en general y, específicamente, una garantía del compromiso de la política agraria hacia aquellos sectores considerados como sensibles." Consideró que esta medida, junto con los mejores precios del trigo en los mercados internacionales, tendrá como efecto de corto plazo un aumento de la superficie cultivada de trigo, que en el año pasado disminuyó a menos de 300.000 hectáreas. Patricio Grez Marchant

Related items

La agricultura chilena durante el gobierno de las Fuerzas Armadas y de orden: base del futuro desarrollo
Autor(es):
Ministerio de Agricultura. Subsecretaría. División de Estudios y Presupuestos (DEP)
Fecha de Publicación:
Febrero 1990
Pobreza y desarrollo rural. Borrador
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Diciembre 1993
Recursos naturales y estrategias de desarrollo agrario
Autor(es):
Ortega R., Emiliano
Fecha de Publicación:
1997