Política agraria

Thumbnail
Issue Date:
2007-06-28
estudiosArtículos

El 1° de junio de 2007, en la ciudad de Talca, el Ministro de Agricultura, Sr. Álvaro Rojas, efectuó algunas declaraciones sobre el VII Censo Nacional Agropecuario, cuya etapa programada de levantamiento de datos de terreno finalizó el 31 de mayo. Junto con agradecer la buena disposición y colaboración de los agricultores para la entrega de los antecedentes, señaló que se realizaron aproximadamente 300.000 encuestas, que cubrieron un 96% del universo de las explotaciones agropecuarias. Considerando que la meta era de 320.000 encuestas, se decidió prolongar el periodo de trabajo hasta el 30 de junio del presente año. Entre los aspectos más importantes, el Ministro destacó que en estos últimos 10 años han ocurrido cambios en el uso y la tenencia del suelo, tipos de cultivos, tecnología y mano de obra empleada. Entre los aspectos novedosos del Censo recién aplicado, el Ministro señaló que por primera vez se incorporó plenamente al sector forestal, se consideraron temas relativos al rol de la mujer en la agricultura y se indagó sobre los avances tecnológicos que han incidido en el cambio de uso del suelo, en los nuevos sistemas de explotación, en la ampliación de la frontera agrícola y en la explotación de nuevos productos y variedades. La autoridad ministerial informó que el 24 de octubre de 2007 se entregarán los resultados preliminares del Censo y en abril de 2008 se darán a conocer los resultados definitivos. Entre los días 6 y 8 de junio del presente año se realizó en Chillán el VII Taller de Integración de la Cadena de la Carne: La Competitividad Sectorial frente a los Nuevos Desafíos. El evento fue presidido por el Sr. Ministro de Agricultura, Álvaro Rojas, y contó con la participación de la Sra. Subsecretaria de Agricultura, Cecilia Leiva, y los Directores Nacionales de ODEPA, SAG, INDAP, INIA y FIA, además de otras autoridades públicas sectoriales nacionales y regionales. Del sector privado asistieron representantes de diversas organizaciones, como los Presidentes y Gerentes de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), Asociación de Plantas Faenadoras Frigoríficas de Carne de Chile (FAENACAR), Asociación de Ferias de Chile (AFECH), Asociación Chilena de la Carne (ACHIC), Corporación de la Carne; académicos y profesionales, tanto del sector público como privados. El Ministro de Agricultura, luego de una revisión del avance de los compromisos adquiridos en la reunión del año 2006, presentó el Plan de Desarrollo Ganadero, el cual fue elaborado por una comisión público-privada coordinada por ODEPA y cuyo propósito es mejorar la competitividad del sector de la carne bovina, desde la perspectiva del mercado, tanto interno como externo. Este Plan se centra en dos objetivos: aumentar la valorización de la carne bovina nacional y mejorar la productividad de los rebaños. Con relación al objetivo de aumentar la valorización de los productos, se propone conocer y monitorear la demanda por productos de alto valor y transformarla en oportunidades de negocios. Esto permitirá incorporar atributos y funcionalidades a nuestros productos, para que satisfagan necesidades específicas de los consumidores y, sobre esta base, elaborar planes de negocios concretos que permitan una asignación más eficiente de las inversiones privadas y de los recursos públicos. Respecto al objetivo de mejorar la productividad de los rebaños, el Plan propone un conjunto de acciones complementarias, que apuntan a producir más y con mayor calidad, con la finalidad de mantener y aumentar su participación en el mercado interno y aprovechar las preferencias arancelarias que otorgan los acuerdos comerciales suscritos por Chile, para el mercado externo. Se analizaron en profundidad las acciones orientadas a reimpulsar el programa de trazabilidad, sumando a los aspectos sanitarios otros atributos de calidad; el programa de desarrollo genético y la situación de los mercados internacionales. El presidente de Faenacar, Sr. Horacio Bórquez, realizó un análisis de la situación nacional e internacional del sector y presentó propuestas para abordar las incertidumbres que enfrenta la cadena, poniendo énfasis en la necesidad de profundizar en su integración y la importancia de reforzar las asociaciones gremiales. El principal acuerdo de la reunión fue aprobar el Plan de Desarrollo para el Sector de Carne Bovina 2007-2010, estableciéndose que, para su dirección político-técnica, se conformará un directorio público-privado compuesto por 9 miembros (4 representantes del sector privado, de los cuales al menos uno de ellos debe corresponder a la Agricultura Familiar Campesina, y 4 representantes del sector público, más un representante directo del Ministro de Agricultura, quien presidirá el directorio). La gestión será responsabilidad de un gerente técnico, quien rendirá cuentas ante el directorio. En la reunión también se tomaron otros compromisos para asegurar el buen funcionamiento del Plan Ganadero en los ámbitos productivo, sanitario, legal, institucional y de comercio exterior. Por medio de una decisión conjunta de los ministros de Energía, Economía y Agricultura, el 13 de junio de 2007, el Gobierno determinó que, a partir del año 2008, se incorporará el mes de abril al período en que se establecen "horas punta de invierno" para el cálculo de las tarifas eléctricas en el Sistema Interconectado Central (SIC). Cabe recordar que actualmente las "horas punta de invierno" que considera el SIC corresponden al lapso comprendido entre las 18 y las 23 horas en los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre. Esto se hace con el fin de reordenar los consumos y reducir los riesgos de una exigencia excesiva a la capacidad del sistema, que podría generar interrupciones en el suministro de energía eléctrica, afectando a todos los sectores productivos. La medida contemplaba inicialmente incluir los meses de marzo y abril, lo que se descartó por el impacto que podría tener sobre algunos sectores productivos, especialmente del área agropecuaria, lo que fue planteado y defendido por representantes sectoriales y por el Ministro de Agricultura. El Ministro de Agricultura estimó que la medida no debería ocasionar alzas en los precios de los alimentos en el mercado interno, aunque reconoció que sí podría afectar los costos de algunos productos de exportación, y se mostró conforme con la decisión, ya que tomó en cuenta los intereses del país y del sector agropecuario. Patricio Grez Marchant

Related items

La agricultura chilena durante el gobierno de las Fuerzas Armadas y de orden: base del futuro desarrollo
Autor(es):
Ministerio de Agricultura. Subsecretaría. División de Estudios y Presupuestos (DEP)
Fecha de Publicación:
Febrero 1990
Pobreza y desarrollo rural. Borrador
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Diciembre 1993
Recursos naturales y estrategias de desarrollo agrario
Autor(es):
Ortega R., Emiliano
Fecha de Publicación:
1997