El mercado de hortalizas

La producción de hortalizas en el país ha crecido en forma importante en los últimos años: entre los años 1988 y 1998 la superficie ha aumentado en un 19% y la producción en un 54%. La búsqueda de rubros de mayor rentabilidad, así como el desarrollo de la agroindustria y el crecimiento de las exportaciones, son los principales factores que han contribuido a este crecimiento. La mayor oferta de productos, el creciente número de empresas agrícolas que se dedican a estos productos y la fuerte incorporación de los supermercados en la distribución de hortalizas, han provocado cambios en la producción y comercialización. La incorporación de tecnología, la reducción de costos y la incorporación de valor agregado a la producción son factores claves en el desarrollo actual del sector. A esto se debe agregar, desde un punto de vista estratégico, la búsqueda de nuevos mercados que permitan una expansión del sector más allá del mercado interno. En este sentido es importante considerar que el 45% de la producción hortícola es desarrollada por pequeños agricultores, lo que hace necesario reforzar y crear nuevos instrumentos que permitan incorporar a estos productores en un proceso de modernización en la forma de producir y comercializar hortalizas.La temporada 2000/01 comenzó con un atraso en las siembras y plantaciones de almácigos, por las lluvias ocurridas a principios de la primavera de 2000. Sin embargo, esto no mermó la superficie sembrada y los rendimientos no se vieron afectados en la mayor parte de los cultivos.Así, la temporada 2000/01 se caracterizó por alta producción y precios bajos en la mayor parte de los productos hortícolas. Sólo se produjo una situación puntual de alza de precios en la IV Región en el mes de mayo, debido a intensas heladas que afectaron principalmente a porotos verdes, tomates, pepino de ensalada y pimentones. Por otra parte, las exportaciones en el año 2000 disminuyeron en un 18,1% en términos de valor. Esta variación se debe fundamentalmente a la reducción de las ventas al exterior de pasta de tomates, que marcó la tendencia negativa para el sector, con un saldo inferior en 41 millones de dólares. Sin embargo, hay rubros en que se registraron alzas importantes. Por ejemplo, las exportaciones de semillas de hortalizas subieron un 32%, alcanzando a 52,7 millones de dólares. Pimientos deshidratados, orégano y tomates frescos también tuvieron resultados positivos, aunque en este último caso con una baja en el precio medio.Las importaciones crecieron un 11,4% llegando a 17,6 millones de dólares. Semillas, ketchup y otras salsas de tomate y hortalizas congeladas fueron los principales productos importados durante el año 2000. Entre enero y agosto de 2001 el valor de las exportaciones de productos hortícolas fue de 128 millones de dólares, un 9% menos respecto al año anterior. Esta reducción se debe, entre otros, a las menores ventas de semillas de hortalizas, sector que se vio deprimido este año por un sobre stock a nivel mundial que también provocó una caída en los precios. La industria del tomate, si bien entre enero y agosto aumentó el volumen exportado (puré de tomates un 22% y ketchup, un 19%), disminuyó el valor de estas ventas, debido a los bajos precios en el mercado internacional. Por otra parte, en este período, las exportaciones de cebollas crecieron en 31% y las de tomates frescos en 49%. Durante el año 2000 los precios de tomates frescos en el mercado interno fueron inferiores a los del año anterior: la alta producción y una demanda afectada por la difícil situación económica mantuvieron un nivel de precios bajo. Esta situación se revirtió a partir de febrero del 2001, registrándose desde entonces precios superiores a los del año anterior. En los últimos tres años las exportaciones de tomates frescos han crecido en forma importante, llegando a poner al rubro entre los principales productos hortícolas de exportación: en el año 2000 se exportaron 6.011 toneladas por un valor FOB de 4 millones de dólares, un 55% más que en el año anterior, aunque con un precio medio un poco inferior. El principal mercado es Argentina, con el 91%, seguido por Estados Unidos, país al cual las exportaciones han crecido en forma constante desde 1998, año en que se realizaron las primeras ventas, después de la autorización sanitaria que permite el ingreso de tomates chilenos tratados con bromuro de metilo. En el período enero a agosto del presente año fueron exportadas 4.600 toneladas de tomates frescos, por un valor FOB de 2,8 millones de dólares. Esto significó un crecimiento del 64% en el volumen de ventas al exterior y un 49% en el valor. El 98% de estos envíos tiene a la Argentina como destino.La mayor oferta invernal de tomates, producto, principalmente, del crecimiento de la superficie bajo invernaderos, ha provocado una disminución de los precios en este período, lo que ha estrechado el margen de rentabilidad de los productores.Esto ha provocado que los productores de tomates en invernadero busquen la forma de reducir costos, haciendo más eficiente el uso de las actuales tecnologías y probando las nuevas posibilidades que aparecen continuamente en un rubro altamente tecnificado en el mundo entero. Los esfuerzos por abrir mercados en el exterior son también necesarios para permitir la expansión del cultivo sin provocar fuertes disminuciones en el precio interno. Como se ha mencionado en otras oportunidades, el precio de la cebolla tiene ciclos en el mercado interno: la baja producción de una temporada se refleja en altos precios, los cuales producen un aumento de la superficie sembrada en la próxima temporada y una caída en los precios. En este ciclo también interfieren las exportaciones, que hacen variar la oferta interna, afectando también los precios. Durante el año 2000 el nivel de precios en el mercado interno fue relativamente alto, después de una temporada de alta oferta y bajos precios. Esto incentivó las siembras para la temporada 2000/01, elevando la oferta interna, lo que se tradujo en una disminución del precio.La producción de cebolla temprana del año 2000 percibió altos precios en el mercado interno, los que cayeron fuertemente a partir de enero con las primeras cosechas de la cebolla de guarda. El precio promedio en el mes de mayo es el segundo más bajo en los últimos 10 años, después del que se observó en 1999.Como se observa en las figuras, ha aumentado la venta por kilos (en mallas y cajas) en los mercados mayoristas, por sobre la venta a granel, lo cual obedece al creciente interés de agricultores, comerciantes y consumidores en obtener un producto de mayor calidad.La caja protege al producto de golpes y daños físicos y la más usada es la caja de madera tipo manzanera, que tiene una capacidad de 20 kilos.Entre enero y agosto del 2001 se exportaron 34.078 toneladas de cebollas frescas por un valor FOB de 10,6 millones de dólares, lo que significó un crecimiento del 25% en volumen y un 31% en el valor, respecto al mismo período del año anterior. Ha habido un importante aumento en las ventas al Reino Unido, Estados Unidos, España, Japón y Brasil, país este último donde ha influido la restricción a las importaciones provenientes de áreas en la Argentina donde se ha presentado la fiebre aftosa.Para el resto del año se espera que el precio en el mercado interno se mantenga en un nivel inferior al del año pasado, hasta la cosecha de la cebolla temprana.

Related items