El mercado de la cebolla

La cosecha de cebolla de guarda de 2014 tuvo buenos rendimientos y calibres; sin embargo, los bulbos presentaron una mala condición de guarda, y en una proporción importante brotaron en junio-julio. Una posible explicación de esto podría estar en el abuso en la aplicación de nitrógeno, para obtener buenos calibres. Esto provocó que el precio nunca repuntara, ya que el producto se debía vender rápidamente, a diferencia de lo que ocurre en otros años, en que muchos guardan para vender en septiembre. Se estima que el precio de la cebolla recién subirá en noviembre.