Empleo agrícola

Thumbnail
Issue Date:
2002-03-12
Subjects:
empleo agrícola
estudiosArtículos

El INE acaba de entregar los resultados de empleo correspondientes al trimestre móvil noviembre 2001- enero 2002. En este artículo se comenta el comportamiento de esta variable relacionada con la agricultura, con el resto de actividades económicas y a nivel regional. Sobre esto último, se discriminará entre lo que ha pasado en las 12 regiones por un lado y en la Metropolitana por otro, así como el promedio nacional. Lo anterior debido a que la Región Metropolitana concentra el 43% de la fuerza de trabajo del país, por lo que sesga relativamente el comentario si se tomara el conjunto de las 13 regiones. La comparación se realizará en 12 meses, es decir, con similar trimestre móvil del año anterior, en este caso noviembre 2000-enero 2001.En el trimestre móvil noviembre 2001- enero 2002, la economía en su conjunto registró un aumento de 1,5% de su fuerza de trabajo, equivalente a 90.000 personas respecto de igual trimestre del año anterior que se agregaron a la oferta laboral. De dicho total de aumento, el 77% (69.500 personas) correspondió a la Región Metropolitana y el restante 23% (20.500 personas) al resto de las regiones. El porcentaje de incremento fue también muy distinto alcanzando a 2,8% y sólo 0,6%, respectivamente. En las regiones cabe destacar el aumento de la fuerza de trabajo ocurrido en las regiones VI y IX, así como la disminución registrada en las regiones V y I.En la agricultura la situación es inversa al comportamiento a nivel global. En el trimestre móvil noviembre 2001- enero 2002, el sector (en el cual se incluye también a la pesca artesanal) registró una disminución de 3,1% de su fuerza de trabajo, equivalente a 24.800 personas menos respecto de similar trimestre del año anterior, hecho ocurrido en una época de supuesta alta estacionalidad, tanto para la oferta como para la demanda de mano de obra en la agricultura. De dicho total de disminución de la fuerza de trabajo sectorial, el 52% (12.800 personas) se localizó en el conjunto de las 12 regiones y el 48% restante (12.000 personas) en la Región Metropolitana, monto significativo dado que ésta sólo concentra el 10% de la fuerza de trabajo agrícola.Los porcentajes de disminución fueron distintos en magnitud, alcanzando a -12,9% en la Región Metropolitana y a -1,8% en el resto de las regiones. De las 12 regiones restantes, ocho de ellas experimentaron reducciones en la fuerza de trabajo sectorial, destacando la caída en toda la zona comprendida entre la VII y la XI regiones (en especial lo ocurrido en la VII y la VIII). Sólo la V Región experimentó aumentos de significación en su fuerza de trabajo agrícola, la que alcanzó a 4.300 personas.A pesar de lo anterior, lo más significativo es lo ocurrido en la Región Metropolitana, la que, como se anotó anteriormente, con sólo un aporte del 10% de la fuerza de trabajo sectorial ha experimentado una caída cercana a la mitad del total de la reducción de la fuerza de trabajo agrícola nacional.En el trimestre móvil noviembre 2001-enero 2002, los ocupados a nivel nacional sumaron un total cercano a las 5.471.800 personas, 1,9% más (104.300 personas) respecto de los que estaban ocupados en dicho trimestre del año anterior. El aumento de ocupados en la Región Metropolitana alcanzó a 3,6% (81.700 personas) y en las 12 regiones restantes a sólo 0,7% (22.600 personas), tasa considerablemente baja si se tiene en cuenta que las 12 regiones concentran el 57% de los ocupados del país. En todo caso, la ocupación en regiones cayó sólo en la I, V y XII, siendo relevante por su magnitud lo ocurrido en la V (-13.400 personas), en tanto que los aumentos más significativos en el número de ocupados ocurrieron en la VIII (15.000 personas) y en la VI y IX regiones (ambas con alrededor de 8.000 personas).A nivel del sector agrícola, los ocupados en las actividades sectoriales (que incluyen a la pesca artesanal), sumaron 756.700 personas en el trimestre móvil noviembre 2001-enero 2002, 3% menos que en igual trimestre del año anterior (23.800 personas), lo que quizá podría deberse a una mayor incorporación de tecnología en el sector y a una mejor capacitación laboral, lo que redundaría en aumentos de productividad, dado que se esperaba en este trimestre, por factores estacionales, una mayor contratación de mano de obra. Es probable, además, que el cambio ocurrido en la legislación laboral, cuyos frutos están por verse, haya influido en las decisiones del empresariado agrícola.En la Región Metropolitana, los ocupados en la agricultura se redujeron 9,6% (8.100 personas) y en el resto de las regiones la caída promedio fue de 2,3% (15.700 personas menos), lo que es significativo, pues en las 12 regiones se genera el 90% de la ocupación sectorial. En efecto, la ocupación sectorial en regiones cayó en ocho de ellas, siendo el fenómeno recurrente entre las regiones VI y XI, pero especialmente notorio por su magnitud en las regiones VII (-6.300 personas), VIII (-5.300 personas) y en la X (-4.000 personas). Estas caídas en la ocupación fueron compensadas escasamente por el incremento registrado en la V Región, en la cual los ocupados en la agricultura aumentaron en 3.900 personas.El comportamiento descrito sobre los ocupados en la agricultura en relación a los ocupados en toda la economía a nivel nacional, provocó que la participación de aquélla en el total se redujera de 14,5%, en noviembre 2000-enero 2001, a 13,8% en noviembre 2001-enero 2002. Las regiones más importantes en términos de ocupación agrícola, en relación al total de sus ocupados, continúan siendo la VI (35,4%), VII (33,5%), IX (32%), X (29%) y IV (28,8%).Es evidente que los analistas, tanto públicos como privados, esperaban una mayor reducción del elevado contingente de cesantes que existen en el país. Sin embargo, ello no aconteció en el trimestre noviembre 2001-enero 2002 respecto de similar trimestre del año anterior. El número de desocupados a nivel de toda la economía se redujo sólo en 14.300 personas (-2,9%) y se mantiene en montos superiores a 476 mil personas a nivel nacional, en una época en donde el comercio, el turismo y el transporte asumen dinámicas relativamente importantes.En la Región Metropolitana, la reducción de la desocupación alcanzó a 5,5% (12.200 personas menos) y en el resto de las 12 regiones se observa una magnitud de disminución menor (-2.100 personas). El problema, sin embargo, se concentró en las regiones VI y VII. En ellas, los desocupados se incrementaron en 4.300 personas (43%) y en 6.900 personas (30,7%), respectivamente, en tanto que el fenómeno disminuyó de manera significativa sólo en la VIII Región, en la que se registraron 7.700 desocupados menos que en el año anterior en el trimestre móvil aquí comentado.En relación a la agricultura, el problema evidentemente no fue la desocupación en esta oportunidad, sino más bien la falta de dinamismo en la generación de nuevos empleos. A nivel nacional, los desocupados en el sector se redujeron en 1.000 personas, totalizando 28.100. El comportamiento fue disímil en la Región Metropolitana (en la que disminuyeron en 3.900 personas), respecto del resto de las regiones, en las que el fenómeno, en conjunto, aumentó en 2.900 personas. El problema, sin embargo, se concentró en la VI Región, en donde el aumento de la desocupación alcanzó a 2.500 personas, siendo las variaciones muy poco significativas en las 11 regiones restantes.El comportamiento descrito, tanto de los ocupados como de los desocupados, condujo a que la tasa de desocupación (que es un porcentaje simple resultante de dividir el número de desocupados por el total de fuerza de trabajo) cayera a nivel nacional desde 8,4% registrado en noviembre 2000-enero 2001 a 8% en noviembre 2001-enero 2002. En la Región Metropolitana, la reducción de la tasa de desocupación fue mayor (pasó de 9% a 8,2%), ya que en dicha región la magnitud en el aumento de ocupados y en la disminución de desocupados fue sustancialmente mayor que lo ocurrido en las 12 regiones restantes, en cuyo conjunto la tasa de desocupación se redujo levemente, desde 7,9% a 7,8%.En regiones, la tasa de desocupación disminuyó en siete de las doce, siendo las bajas más significativas las ocurridas en las regiones III, II, VIII y I. Por otro lado aumentó de manera importante en las regiones VI y VII. En cinco regiones, además de la Metropolitana, se superó el 8% de promedio nacional (I, III, V, VII y VIII), siendo de dos dígitos (10,5%) sólo en la V Región.En la agricultura, la tasa de desocupación no sufrió variación en el período considerado, manteniéndose en un nivel sustancialmente menor que la registrada a nivel nacional, alcanzando a 3,6%. Este resultado se generó, sin embargo, debido a la significativa reducción ocurrida en la Región Metropolitana, donde pasó de un elevado 9,3% en noviembre 2000-enero 2001 a 5,8% en noviembre 2001-enero 2002, ya que en el conjunto de las 12 regiones restantes la tasa de desocupación aumentó de 2,9% a 3,3%, a pesar de que el nivel de dicha tasa es bajo y obedece a una época de mayor actividad sectorial.La tasa de desocupación en la agricultura aumentó en seis regiones, siendo los casos más significativos los de la IV y la VI (en esta última pasó de 1,5% a 3,9%). Superaron el nivel nacional de 3,6% de la tasa de desocupación sectorial, además de la Metropolitana, las regiones I, III, IV, V, VI, VII y VIII.En el último trimestre móvil informado, noviembre 2001-enero 2002, comparado con un año atrás, la economía muestra caídas en el número de ocupados en dos sectores: agricultura (-23.750 personas) y servicios financieros (-2.180 personas). En tanto, el resto de los sectores de actividad aumentó la ocupación y, en los de tipo productivo, lo hizo particularmente en la industria manufacturera y en la construcción, los que sumados representan el 53% del aumento de la ocupación que se registró a nivel nacional. Dicho porcentaje alcanza a 64,5% en Región Metropolitana, ya que en el conjunto de las otras 12 regiones dichos sectores representan sólo el 13% del aumento de ocupados.Cabe consignar que en las 12 regiones del país, excluyendo a la Región Metropolitana, la única actividad en que la ocupación descendió fue la agricultura. A pesar de esto, en el total de ocupados regionales el número de ocupados se incrementó, debido a los aumentos que se generaron en especial en el comercio y en el transporte.Discriminando por sector y región, y exceptuando a la agricultura, la ocupación en regiones registró aumentos significativos en la industria de la X Región (9.310 personas), en la construcción de la VI Región (5.230 personas), en el comercio de la VIII Región (8.160 personas) y en el transporte de la VII (5.370 personas).

Related items

Indicadores económicos y sociales de Chile 1960 - 2000
Autor(es):
Banco Central de Chile
Fecha de Publicación:
Mayo 2001
Compendio estadístico silvoagropecuario 1990 - 2000
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Noviembre 2001
Antecedentes sector silvoagropecuario. Programa trienal 1985 - 1987
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Junio 1987