Mercado de las paltas

1 Introducción Según antecedentes de la FAO y del USDA, la superficie mundial de paltos (Persea americana) supera en la actualidad las 340 mil hectáreas, cifra que representa una tasa de incremento anual en torno a 2% durante la década de los 90. De esta superficie, las mayores áreas de cultivo las exhiben México (94 mil ha, 28%), seguido por EE.UU. (26,4 mil ha, 8%) y Chile (22 mil ha, 6%). La producción de paltas (aguacates o avocados) bordea los 2,5 millones de toneladas y exhibe también un crecimiento, a pesar de las fluctuaciones propias de este rubro originados por fenómenos meteorológicos que inciden en la productividad. Además, la diversidad de rendimientos en los países donde se cultiva el palto, se traduce en diferentes aportes a la cosecha mundial: la mayor contribución la hace México, seguido por EE.UU. Más atrás se sitúan República Dominicana, Chile, Sudáfrica, Israel y España. En el comercio mundial, los principales exportadores son México, Chile, Sudáfrica, España e Israel. Por su parte, las mayores importaciones las realizan EE.UU. y países de Europa. En años recientes, Australia ha incrementado sus plantaciones orientadas a la exportación, alcanzando aún cifras moderadas de producción. El consumo de paltas muestra una tendencia al aumento y, como mercados demandantes, destacan EE.UU. y casi todos los países de la U.E., en particular Francia y Reino Unido. Entre los importadores crecientes y de alto interés para Chile se encuentra Japón. Israel exporta principalmente a los países europeos, donde compite con España, Sudáfrica, Kenya y, más recientemente, México. Por su parte EE.UU. adiciona a su alta producción en California, la oferta de Chile, República Dominicana y, desde 1998, la de México, para abastecer los estados del noreste. En Chile, según cálculos basados en antecedentes de los productores y exportadores asociados al Comité de Paltas de Fedefruta1, los catastros CIREN y el VI Censo Nacional Agropecuario 1997, se estima que en el año 2001 los huertos comerciales de paltos alcanzaron una superficie del orden de 21.220 ha, de las cuales sobre 18.000 ha serían de la variedad Hass. Con una tendencia creciente, la producción total habría superado las cien mil ton en 1998, pero por causas meteorológicas experimentó una baja en 1999 y una recuperación parcial en 2000, remontándose a 110 mil ton en 2001. En el cuadro anterior se muestra la participación de las diversas variedades de paltos a base de los Catastros frutícolas. Sin embargo, el aumento de las plantaciones en el último quinquenio indica que la superficie de Hass representaría en la actualidad alrededor de 85% del área total de paltos. Entre otras variedades se encuentran Fuerte, Edranol, Bacon y Negra de la Cruz, las que en conjunto constituyen un 15% del área, y una gran diversidad de otras variedades en pequeñas proporciones. La variedad Gwen es similar a la Hass, con mayor rendimiento, pero mantiene el color verde, aun en estado de madurez, lo que le significaría desventajas en el mercado de EE.UU., donde se asocia la calidad y el momento oportuno de consumo al color negro propio de la Hass.En el mercado interno, al igual que los limones, las paltas se consumen todo el año. En este mercado se constata una participación creciente de los productores y de las empresas exportadoras en la comercialización del producto, especialmente en el abastecimiento de supermercados, lo que les otorga un mayor respaldo en calidad y eleva sus cotizaciones.Si bien en el mercado interno prácticamente hay oferta todo el año, la cosecha de la temporada se inicia alrededor de mediados de año, período en el cual se realizan los embarques al exterior. Como consecuencia de la expansión de las plantaciones, desde 1998 (temporada 1998/99) la producción de paltas supera con creces cosechas de años anteriores: en 1998 se habrían bordeado las cien mil ton de paltas, exportándose alrededor de la mitad. Por la variabilidad de la producción de la principal variedad, unida a condiciones meteorológicas adversas (heladas de julio de 1999, que pueden repercutir en la producción de dos años sucesivos), la cosecha de paltos ha tenido fluctuaciones no acordes con las proyecciones de producción basadas en el incremento de las plantaciones en las últimas temporadas. Lo anterior ha significado exportaciones inferiores a las esperadas junto a una baja de la oferta en el mercado interno, con los consiguientes mayores precios.En el año 2000 (temporada 2000/01), la cosecha se calculó en 70 mil ton de variedad Hass y entre 25 y 30 mil toneladas de otras variedades. En el año 2001 (temporada 2001/2002) se constata un aumento de la producción (sobre 80 mil ton de variedad Hass) y, si bien los volúmenes exportados en el año 2001 fueron similares a los del año anterior, se continuó exportando en los primeros meses de 2002 y el mercado interno se vio favorecido con una mayor oferta y precios más razonables para el consumidor nacional.Las empresas exportadoras Agricom, Propal, Santa Cruz y Cabilfrut realizan la mayor parte de los envíos de paltas al mercado externo, y han logrado un adecuado entendimiento en el manejo de la oferta y de los mercados destinatarios. Estas empresas se encuentran adheridas, junto a Bendel Fruit, Vital Berry y Trinidad Exports y la mayor parte de los productores, al Comité de Paltas que opera en el ámbito de Fedefruta. Los principales objetivos de este Comité son lograr la apertura de nuevos mercados internacionales, aumentar el consumo a través de campañas de promoción, tanto en el mercado interno como en los externos, y mejorar las condiciones de calidad del producto, en particular recomendando una cosecha oportuna.EE.UU. es el principal destinatario del producto nacional y las exportaciones se realizan preferentemente entre los meses de agosto y diciembre. Para el Comité de Paltas, existe el riesgo de ver debilitadas las exportaciones chilenas a EE.UU., por el ingreso, a partir de 1998, de paltas producidas en algunas regiones de México. En este marco se encuentran los proyectos de promoción del producto en EE.UU. -en asociación con los productores de la California Avocado Comission- y en la Argentina, que también recibe el producto mexicano, y las acciones necesarias para concretar adecuadamente el ingreso de paltas a Japón. Paralelamente, el mercado interno ha sido considerado como un exigente demandante, con potencial desarrollo que justifica la realización de campañas de información y promoción.Desde 1998 (temporada 1998/99) los volúmenes de exportación de paltas se han situado en niveles que al menos duplican los alcanzados en años anteriores. Las exportaciones de ese año superaron las 44 mil 500 toneladas (alrededor de 4,2 millones de cajas), cifra que representó un aumento de 188% respecto al año 1997. Casi la totalidad, es decir, 98,5% de esa cantidad, se destinó a EE.UU. Sólo 1,2% (531 toneladas) se envió a la Argentina, distribuyéndose el resto entre diversos países latinoamericanos: Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Cuba y Bolivia.En 1999 (temporada 1999/00) bajó la cosecha y hubo una menor exportación, en tanto que en 2000 (temporada 2000/01), las exportaciones exhibieron nuevamente un incremento respecto a 1999, bajando la oferta en el mercado interno. En este período las exportaciones a EE.UU. aumentaron 45% en volumen, con precios inicialmente decrecientes, lo que motivó al Comité de Paltas a recomendar mayor precaución con los calibres de la fruta embarcada, lográndose una recuperación moderada de los mismos.Otros países destinatarios, como España, Holanda y Francia, han tenido una participación esporádica. Entre los latinoamericanos, la Argentina muestra una presencia moderada y variable, aunque se espera que se acreciente, cuando supere sus problemas económicos.En el año 2001 (temporada 2001/2002) los volúmenes exportados fueron similares a los del año anterior, y si bien en esta temporada se logró un mejor ordenamiento de los volúmenes embarcados, es normal que desciendan los precios ante un significativo aumento de la oferta.Los precios de exportación, en los que incide mayoritariamente el mercado norteamericano, han mostrado grandes fluctuaciones: desde US$ 1,10 a más de US$ 3,00 por kg FOB, lo que se traduce en importantes variaciones en la rentabilidad del productor. En 1998 se movieron en torno a US$ 1,5/kg FOB, todos ellos inferiores a los de 1997 y 1999, cuando estuvieron cercanos a US$ 3/kg. Durante el período 2000, en promedio, los precios se situaron en niveles algo inferiores a los de 1999 y más cercanos a los de 1998, alcanzando un promedio de US$ 1,40 por kg. Con antecedentes de los mercados de EE.UU. se estima que los precios promedio de la reciente temporada fueron levemente superiores a los del año 2000. En el gráfico siguiente se muestran los volúmenes que llegaron a EE.UU., calculados a base de los datos de embarque y los precios promedio de los calibres más frecuentes (50 y 60)2, cajas de dos corridas, en el mercado de Los Angeles en el período de transacción de esta temporada, que fue desde fines de agosto de 2001 hasta fines de febrero de 2002. Se constata una cierta regularidad en los embarques y moderadas fluctuaciones en losprecios.Al respecto cabe señalar que el 63% del consumo de paltas en EE.UU. está concentrado en California. Las importaciones de paltas de ese país han experimentado un importante incremento, subiendo de 8.865 ton en 1989 a 59.637 ton en 1998. La producción local en 1990/1991 alcanzó a 155.600 toneladas, elevándose en 1999/2000 por sobre las 183.000 ton. Si bien la población norteamericana tiene un hábito de consumo de paltas fuertemente arraigado, existe la creencia de que se trata de un producto estacional, en consecuencia cuando está presente la oferta chilena el consumo disminuye.La estrategia de embarques adoptada por el Comité de Paltas de Chile, permite contratar barcos completos ("chartear"), ya que los costos de flete tienen una alta incidencia en las condiciones de competitividad al exportar a los EE.UU.Desde 1998 México envía paltas a los EE.UU.3, y su participación creciente lo puede constituir en un difícil competidor para el producto chileno en el mercado norteamericano. Por otra parte, se habría postergado por otro año la aplicación de la ley de "check off", que gravará en 5 centavos de dólar por kilo el ingreso de paltas a ese mercado, que la California Avocado Comission utilizará para promover su consumo en el mercado norteamericano.La cosecha de EE.UU. incide en los remanentes de producción local disponibles normalmente entre agosto y diciembre del año, y de ella depende la magnitud de la ventana para la comercialización del producto chileno. De aquí deriva la acción del Comité de Paltas, llamando a los productores en particular a los de la variedad Hass, a cosechar con un mínimo de 9% de aceite y distribuir la oferta lo más equilibradamente posible entre los meses de agosto y diciembre, recomendando eventualmente una restricción de los calibres, según evolucionen las ventas en EE.UU.Las crecientes cosechas que se deben esperar en las próximas temporadas exigen reforzar la diversificación de mercados: expandir las ventas a la Argentina, donde también llega producto mexicano; continuar incursionando en otros países latinoamericanos, así como en algunos países de la U.E.,que presenten nichos aprovechables, e iniciar envíos a Japón, que en 1998 autorizó el ingreso del producto nacional. Todo lo anterior como complemento de la estrategia comercial empleada en EE.UU., ya que el incremento de los volúmenes de oferta hace prever que los precios de transacción recuperarán niveles históricos, lo que significa que, a productor, pueden fluctuar entre US$ 0,80 y US$ 1,3 por kilo, lo que, dependiendo de los rendimientos, continuará otorgando una rentabilidad adecuada.Respecto al mercado interno, la estacionalidad de precios de este producto tiende a hacerse menor, por la mejor cobertura lograda con la producción de las distintas variedades. La oferta de palta se mantiene durante todo el año, aunque los mayores volúmenes se transan desde abril a noviembre.Finalmente, cabe destacar como un cambio positivo el ingreso de la palta a la U.E. con 0% de arancel desde enero de 2003, al quedar en lista de desgravación inmediata, si el acuerdo se concreta en los plazos establecidos. Aunque la tasa vigente no es muy elevada (5,1% del 01/06 a 30/11), su eliminación contribuiría a mejorar la competitividad del producto nacional en mercados que muestran una moderada tendencia creciente en el consumo.1El Comité de Paltas de Chile, constituido por el Comité de Productores y el Comité de Exportadores de Paltas, se encuentra agrupado en Fedefruta y ha adoptado un logo que identifica al producto nacional.2Como referencia se puede indicar que los calibres 32, 36 y 40 corresponden a paltas cuyo peso unitario promedio fluctúa entre 250 y 220 gramos; los calibres 50 y 60 a pesos unitarios de 200 a 180 gramos y los calibre 70 en torno 165 gramos por unidad.3EE.UU. aprobó el reconocimiento en México de zonas libres del barrenador del cuesco y autorizó la importación de productos de Michoacán hacia 19 estados del noreste de EE.UU. Se espera que esta medida sea ampliada en corto plazo.

Related items

El mercado de las paltas
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Junio 1998
El mercado de las paltas
Autor(es):
Ministerio de Agricultura
Fecha de Publicación:
Agosto 2009