Diversificación de productos y de mercados de destino de las exportaciones silvoagropecuarias

Thumbnail
Issue Date:
2002-08-12
Subjects:
Asuntos internacionales - Raúl Opitz Guerrero
estudiosArtículos

Revisión en tres momentos de la década pasada: 1990 - 1995 - 2000 La década 1990 - 2000 reportó una expansión de 145,1% en el valor exportado de productos sectoriales, alcanzando en 2000 un total de poco más de 4.976 millones de dólares, el 27% del total exportado por el país. El comportamiento fue mucho más dinámico en el primer quinquenio 1990 - 95, período en el que el aumento fue de 120,3%, cifra que se redujo sustantivamente en el segundo lustro 1995 - 2000 a sólo 11,2%, motivado en especial por la baja recurrente del precio internacional de la celulosa y el freno de la expansión e incluso reducción de los retornos de frutas frescas como uva de mesa y manzanas, así como por los efectos derivados de la crisis asiática. Lo anterior fue compensado de manera importante por el aumento de retornos registrado por las ventas de vino con denominación de origen, rubro que aumentó su valor exportado desde 39 millones de dólares en 1990 a 124 millones en 1995 y a 435 millones en 2000.Sin embargo, el valor de las exportaciones silvoagropecuarias muestra un elevado grado de concentración en un reducido número de productos y de mercados de destino, la mayoría de los cuales se repite en los tres años que se han tomado como puntos de observación a lo largo de la década 1990 - 2000. El fenómeno se registra con similares características a nivel subsectorial. Para el sector en su conjunto se han definido, como criterio de ordenamiento, los principales 20 productos y los principales 20 mercados de destino en cada año seleccionado de la década. Al sumar sus valores en dólares se determina el nivel de porcentaje que concentran y la repetición de los mismos en 1990, 1995 y 2000. En el caso de los 20 principales productos, la cobertura promedio de la década alcanza al 75% del total exportado por el sector, en tanto que los 20 principales mercados concentran en promedio el 90% de los retornos.En términos generales, se trata de un comercio exportador sin grandes sorpresas en la década. Trece productos, esto es, 65% de la selección, se repiten en los tres años de referencia y sus lugares de ubicación no presentan cambios sustantivos, salvo en cuatro de ellos: vino con denominación de origen y paltas frescas, con cambios de signo positivo, y purés y jugos de tomate y peras, que presentan retracciones significativas. En este grupo de los principales 20, aun cuando sin ubicarse en lugares relevantes, cabe mencionar los avances de productos forestales industriales, como son listones y molduras de madera y puertas, sus marcos y umbrales. A su vez, llama la atención la pérdida total de significación de duraznos y porotos.Respecto de los mercados, 18 de los 20 principales destinos de las exportaciones silvoagropecuarias de Chile son los mismos en los años tomados como referencia, ubicados en distintos lugares de dicho ordenamiento. No se observa emergencia de nuevos mercados de importante potencialidad, ya que los 20 de cada año concentran, en promedio, el 88% del valor exportado. El principal socio comercial a lo largo de la década, Estados Unidos, responde por el 29,5% del total exportado en 2000, luego de crecer en 575 millones de dólares entre 1995 y el último año mencionado, equivalente a 65% de aumento. Tampoco hay cambios en Japón como segundo socio comercial durante la década, a pesar de que sus retornos se redujeron 21,6% en el segundo quinquenio 1995 - 2000, debido, con seguridad, a los efectos derivados de la crisis asiática, fenómeno que provocó también la retracción que se observa en Corea del Sur, mercado que de un expectante quinto lugar en 1995 se desplazó hasta el puesto 16 en 2000: sus retornos cayeron 61,2%, pasando de 255 millones de dólares en 1995 a sólo 99 millones en 2000. Además de lo anterior, el ordenamiento muestra un comportamiento interesante de algunos mercados que se proyectan y penetran de manera positiva, como son los casos de México y China entre 1995 y 2000, así como de otros que definitivamente se consolidan, como los del Reino Unido e Italia. Por el contrario, convendría explorar las causas que han provocado los desplazamientos hacia la parte inferior de este ordenamiento, de Alemania, Holanda y Francia, mercados de importante perspectiva al inicio de la década.El caso de Brasil probablemente refleja los problemas que aquejan a diversos mercados latinoamericanos a raíz de la crisis asiática, así como los derivados de difíciles condiciones internas en años posteriores a aquella, todo lo cual se expresa en la creciente pérdida de importancia del mercado peruano y la situación de estancamiento que muestran los de Argentina, Venezuela y Colombia. Subsector Agrícola En 1990, 14 productos representaron el 75% del valor exportado por el subsector agrícola, número que aumentó a 19 en 1995 (75,1%) y descendió a 15 en 2000 (74,6%). Once productos se repiten en los tres años tomados como referencia. Cabe consignar, además, el peso relativo que mantienen los dos primeros productos (uvas y manzanas en 1990 y 1995 y uvas y vino con denominación de origen en 2000) en los citados años: 1990: 42,2%; 1995: 35,1% y 2000: 40,9%. Entre los productos que aparecen sucesivamente en los tres años, sobresalen las mejoras competitivas que muestran las paltas, el vino con denominación de origen y los kiwis; en tanto que se observa una fuerte retracción en el valor exportado de porotos, purés y jugos de tomate, nectarines frescos y peras. Entre los que emergen con significación en 2000 se observan maíz para la siembra y los demás vinos.En relación a los países de destino, en 1990, el 75,4% de los retornos por exportaciones de productos agrícolas provenía de 7 países, número que aumentó a 10 en 1995 (74,4%) y 2000 (74,8%). El promedio de los tres años seleccionados arroja 9 principales mercados de donde provino el 74,9% de los ingresos por exportación. Seis de dichos nueve países se repiten en los años tomados como referencia. Cabe destacar en este caso los avances logrados en los mercados que conforman el Reino Unido (los que han desplazado a Brasil, Holanda y Japón), así como la emergencia importante de destinos latinoamericanos, como son los casos de México y Venezuela. Por el contrario, se observa una disminución de importancia en los casos de Brasil, especialmente en el segundo quinquenio de la década, y de Alemania, así como la pérdida de figuración del mercado peruano. Al igual que en los productos, los dos principales mercados de cada año citado concentran porcentajes elevados del valor total exportado de productos agrícolas (1990: 53%; 1995: 42% y 2000: 46%). La expansión que muestra el valor exportado de productos pecuarios durante la década 1990 - 2000, refleja dos características de interés: es muy creciente y sostenida. En el primer quinquenio (1990 - 95) crece 67,2% y en el segundo (1995 - 2000) lo hace aún más, en 71,4%. En porcentaje de crecimiento para el total de la década supera a los subsectores agrícola y forestal. Su valor absoluto en 2000, 192 millones de dólares, es todavía reducido comparado con el total sectorial; sin embargo, el dinámico comportamiento registrado, especialmente a partir de 1995, refleja perspectivas muy positivas para este subsector. Al comenzar la década de 1990, los productos de la ganadería ovina: lana y carne de cordero, se ubicaban entre los primeros lugares en el valor exportado por el subsector pecuario. Al concluir la década, en 2000, dichos productos pierden significación, y dan paso a una recomposición estructural de las exportaciones pecuarias, tanto en el tipo de productos como en la diversificación y en el valor agregado por diversos procesos industriales. Esto se refleja, por ejemplo, en los que ocupan los cuatro primeros lugares en 2000: carne porcina congelada, leches y natas (leche condensada), cueros y pieles de bovino y preparaciones y conservas de pavo, todos los cuales en 1995 tenían una ubicación inferior, siendo notable el dinamismo que entre 1995 y 2000 se registra en los tres últimos mencionados. De igual manera, la readecuación productiva - exportadora de este subsector se manifiesta en que sólo 6 de los principales 16 productos promedio de la década se repiten en los tres años puntuales tomados como referencia, es decir, existe un número importante que emerge con potencial exportador de significación. El valor exportado de productos pecuarios ha tenido en el promedio de la década 1990 - 2000, un número reducido de mercados de destino. Similar a lo mencionado para los productos, pocos de ellos se repiten en los tres años seleccionados. Es notable la gran incidencia asumida por el mercado italiano, que pasa de 3 millones de dólares de compras en 1995 a cerca de 22 millones en 2000. Por el contrario, la marginación del mercado brasileño implicó que pasara de 13 millones de dólares en 1995 a no más de 600 mil dólares en 2000.Entre los mercados emergentes, sin duda destacan Japón y México, en especial en la segunda mitad de la década. Las compras de productos pecuarios chilenos por parte de los mencionados países se han multiplicado en valor en 23 y 30 veces, respectivamente. El subsector forestal hace residir el 77% de su fuerza exportadora en muy pocos productos, por lo que ante variaciones de relativa importancia en las cotizaciones internacionales de uno o dos de ellos, el subsector muestra avances o retrocesos de elevada magnitud. De hecho, en el promedio de la década 1990 - 2000, el comercio exportador de productos forestales se ha restringido en términos prácticos a sólo 5 ó 6 productos que se orientan a 10 mercados de destino. Es más, de dichos productos 2 son lo mismo con distinto grado de procesamiento como es el caso de la celulosa. La expansión de un elevado 181% en el valor exportado ocurrida en el primer quinquenio 1990 - 1995, dio paso a una caída de 7,2% en el segundo quinquenio 1995 - 2000, situación en la que incidió precisamente y de manera preponderante el desplome del precio internacional de la celulosa. Cabe agregar que el rubro celulosa, en sus diferentes tipos, representa el 50% del valor total exportado por el subsector en el promedio de la década 1990 - 2000.La ubicación de los mercados de destino de las exportaciones de productos forestales refleja con relativa claridad los momentos críticos acaecidos en Asia y en América Latina en la segunda mitad de la década pasada, lo que es evidente en los casos de Corea del Sur y Brasil. Por el contrario, el comportamiento de los mercados de Estados Unidos y de China revela un gran dinamismo en similar período. Los retornos de los mencionados países se multiplicaron 12 y 7 veces, respectivamente entre 1990 y 2000. En relación a los otros mercados europeos, se observa un notorio avance de Italia, que pasa de comprar alrededor de 9 millones de dólares en 1990 a cerca de 146 millones en 2000, así como también la pérdida de relevancia del mercado alemán, cuyas compras disminuyeron 58% en el transcurso de la década.

Related items

Mercados europeos: Brexit y las exportaciones silvoagropecuarias chilenas.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa). Departamento de Asuntos Internacionales.
Fecha de Publicación:
2019-09-30
Las certificaciones que exigen los mercados de destino
Fecha de Publicación:
Enero 2005
Taiwán: mercado de destino para las exportaciones agrícolas chilenas
Autor(es):
Kern F., Werther
Fecha de Publicación:
Junio - Julio 1994